Lunes, 12.11.2018 - 19:38 h
El pueblo sin 'burbuja inmobiliaria'

¿Un 'casoplón' por 30.000€? Bienvenidos a Zahínos, el pueblo más pobre de España

En el municipio no sobra el dinero, pero hartos de estar en el punto de mira se reafirman: "No estamos hipotecados; no es más rico el que más tiene".

Zahinos
Zahínos, el pueblo más pobre, sin hipotecas y sin necesidades.. / Archivo

En Zahínos (Badajoz), con 2.819 habitantes y una renta media por habitante de 11.166 euros, se muestran especialmente "hartos" de ser oficialmente, un año más, el pueblo más pobre de España según la Agencia Tributaria. "Hay un refrán muy usado en la España rural que dice que ‘de lo que te digan, nada y de lo que, la mitad’. A partir de ahí Zahínos es un pueblo trabajador, honrado, jornalero, en el que la gente vive de su trabajo", asegura Miguel Guerrero, trabajador de la oficina del Banco Santander en la localidad.

"Es verdad que está en una zona de Extremadura (al suroeste de Badajoz, cerca de la ‘raya’ con Portugal) un tanto deprimida, pero donde nadie pasa necesidad y la calidad de vida es buena. Los niveles de renta son bajos, pero éste es un pueblo que no está hipotecado y ya se sabe que no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita y aquí, en Zahínos, no hay necesidades", explica Guerrero, que tiene que dejar rápido sus conversación telefónica con La Información porque “tengo unos clientes que están esperando que los atienda”.

"Aquí no hay industria, no hay mucho, el sustento es el campo, y los jóvenes, los que tienen estudios, tienen que emigrar para buscarse la vida, pero no hay necesidades. Se vive bien", suele repetir el alcalde del municipio, Gregorio Gallego (PP). Se vive bien, es el mantra que repiten  los habitantes de Zahínos uno tras otro. El alcalde, el trabajador del Santander o la directora de la sucursal de la antigua Caja de Badajoz, hoy Ibercaja, que responde al nombre de Inmaculada: "Yo vivo aquí y está claro que el dinero no sobra, pero de ahí a que falte…" Y llega la frase que uno estaba esperando: "Aquí se vive bien". Porque, entre otras cosas, el precio de los servicios y consumibles está en consonancia con el nivel de renta de la gente", sentencia, Guerrero.

Contamos con que el sueldo medio en Zahínos, nos cuenta Antonio, que tiene 42 años, puede rondar "los 700-800 euros netos", cuando se trabaja. ¿Y dónde se trabaja en Zahínos? De jornalero, en la fruta (30 euros el jornal) o en la saca de la corcha del alcornoque (70 euros), aunque ésta solo dura 15 días, en la aceituna, o en la pequeña industria del carbón vegetal, de encina, que emplea a cerca de 100 personas en el pueblo… Algunos montan su propio negocio como la empresa familiar de jamones ibéricos Castro Fuerte, nombre que hace referencia al nombre que tenía Zahínos en el medievo. Ildefonso y José María Gómez llevan toda la vida criando cerdos ibéricos porque la dehesa del suroeste de Extremadura, plagada de bellotas de encina y alcornoque, es “un paraíso” para los cochinos ibéricos. Los hijos de Ildefonso, Álvaro y Pablo, de poco más de 20 años son cortadores profesionales de jamón.

Jornaleros y subsidiados

Ellos sí que han encontrado una salida profesional, pero muchos de sus convecinos se ven abocados a ser jornaleros y al subsidio agrario. 430,27 euros al mes durante seis meses si has trabajado 35 peonadas siendo mayor de 25 años o menor de esa edad con cargas familiares. Los menores de 25 años sin cargas familiares necesitan 53 jornales para cobrar el subsidio agrario durante seis meses y los mayores de 52 años lo reciben todo el año, sin necesidad de acreditar peonada alguna. “Con eso vamos tirando”, explica Jesús (nombre ficticio), que ya va para los 54 años.

Con esos 430 euros, que se completa con "el pequeño huertecillo que la gente tiene, o vacas, o cerdos" (Zahínos es el pueblo de Extremadura donde porcentualmente se hace más matanza de cochinos domiciliaria), "o gallinas…. Incluso te puedes sacar un jornal con las cortezas de alcornoque podridas que se dejan en el campo y que se pagan a 30 céntimos el kilo o cogiendo setas en el monte y luego vendiéndolos…" Aquí, sentencia, "no pasamos necesidad, nos vamos apañando"”. Y es que además, está el trueque, que no es cosa del pasado y haberlo haylo, en la España rural, al menos, y en Zahínos en particular. "Si yo tengo tomates en la huerta se los doy a mi vecina y ella me da huevos de sus gallinas". Así de simple.

Un pueblo solidario

Porque Zahínos es un pueblo "solidario" y donde la propiedad de la tierra es en buena parte comunal: la sociedad 'El Progreso de Labradores y Granjeros', que es de todo el pueblo, cuenta con más de 2.000 socios y 4.000 hectáreas de terreno donde se trabaja la corcha del Alcornoque, da un lote de leña cada año a cada habitante de Zahínos, y a la que los residentes en el pueblo, tras pagar 75 euros, pueden llevar el ganado a pastar.

Decía el trabajador de la oficina del Santander que Zahínos no era un pueblo hipotecado, las casas son las de toda la vida, y que los precios estaban en consonancia con las ganancias de los lugareños. Hablamos con el propietario del Bar Churrería Megías. "Aquí un café vale un euro y un botellín de cerveza 90 céntimos", nos dice, "yo no sé si somos el pueblo más pobre de España, eso lo dicen ustedes los periodistas, pero sí que es cierto que aquí no hay trabajo y la gente del pueblo tiene que salir a buscarlo fuera y los negocios como éste, pues eso, vamos tirando…"” Y el mantra: en Zahínos "no nos sobra de nada, pero se vive… bien".

Y es que si el sueldo medio apenas llega a los 800 euros, cuando se trabaja, "alquilar un piso ronda los 200 euros", nos explica un lugareño. Visitamos el portal milanuncios.com para comprobarlo: Se alquila casa en Zahínos, en calle de la Encina, 150 metros cuadrados, tres habitaciones, dos salones, un baño, cocina y terraza, todo amueblado y recién pintado por: 250 euros. En el mismo portal se vende una casa de 160 m2, cuatro habitaciones… por 30.000 euros "negociables", reza el anuncio. Pero apenas hay dos o tres como este en Zahínos donde se puede comprobar que el negocio inmobiliario no existe. "Aquí casi nadie tiene una hipoteca", repite el trabajador de la oficina del Santander. Mientras, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), el municipio con renta declarada por habitante más alta de España, 72.993 euros, alquilar un piso de 117 metros cuadrados cuesta 1.550 euros y comprar una vivienda de 169 metros cuadrados piden 495.000 euros.

La 'burbuja inmobiliaria' no está, ni estuvo ni se le espera en Zahínos, el pueblo en el que casi nadie tiene hipoteca, vacaciones de verano tampoco. Es la época de mayor tajo en el pueblo, en el campo. "Yo nunca me he ido de vacaciones", nos reconoce Pepe, un jornalero, "lo máximo coger el coche, hacer los más de 200 kilómetros que hay hasta las playas de Huelva, Matalascañas, Punta Umbría… y volver en el día". Lo decía, un habitante de Zahínos: "no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita. Y aquí no hay necesidades: se vive bien".

Ahora en Portada 

Comentarios