Martes, 19.03.2019 - 18:14 h
A través de su filial Dragados

ACS abre otra veta en Norteamérica: gana un proyecto portuario por 260 millones 

La constructora ampliará la terminal de contenedores del Puerto de Vancouver (Canadá) y consolida la región como su primer mercado.

Imagen del Puerto de Vancouver / EFE
Dragados, filial de ACS, ha resultado adjudicataria de las obras de ampliación de la terminal de contenedores del Puerto de Vancouver / EFE

ACS ha abierto una nueva veta de negocio en el que ya se ha convertido en el primer mercado de la compañía, Norteamérica. La constructora se ha adjudicado a través de su filial Dragados las obras de ampliación de la terminal de contenedores del Puerto de Vancouver (Canadá), en lo que constituye la primera gran obra portuaria que afrontará la compañía en la región. El contrato se ha cerrado por 400 millones de dólares canadienses, es decir, por unos 260 millones de euros.

Las obras - que finalizarán en diciembre de 2021 si se cumplen los plazos previstos - se acometerán en la terminal de contenedores situada en el centro de Vancouver, en una de las tres terminales con que cuenta el puerto de esta ciudad, que acapara la quinta parte de su movimiento total de mercancías en contenedor. Se trata de una terminal en la que opera Dubai Ports (DP World), uno de los mayores operadores portuarios del mundo con 78 terminales en 40 países, informa EP.

El proyecto logrado por ACS, a través de su filial Dragados, aumentará y reconfigurará la superficie de la terminal para incrementar su capacidad de forma que pueda albergar 1,5 millones de contenedores TEUs desde los 900.000 que actualmente acoge.

Mercado estratégico para la constructora

Se trata del primer gran contrato que ACS logra en 2019 y se consigue en Norteamérica, un mercado estratégico para la compañía que actualmente figura como su primera fuente de ingresos. El proyecto se suma a la cartera de obras pendientes de ejecutar en la zona, que a cierre de septiembre de 2018 sumaban un importe de 27.800 millones de euros. Entre ellas figuran 'macrocontratos' como el tren automático de pasajeros del aeropuerto de Los Ángeles o el tranvía de Toronto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios