Lunes, 24.09.2018 - 02:39 h
Los fetiche prefieren otras entidades

Los fondos de BBVA se convierten en sus grandes valedores frente a la crisis turca

Los instrumentos gestionados por la gestora, en renta variable, mantienen entre sus principales posiciones al banco, pese a su mala evolución.

BBVA
Los fondos de BBVA se convierten en sus grandes valedores en sus peores horas.

Los grandes fondos de inversión españoles viven ajenos al desplome de BBVA, salvo sus propios fondos. Entre los 30 más grandes, apenas un par mantienen posiciones en el banco, mientras que sí está presente en aquellos que vende su propia gestora. La entidad dirigida por Francisco González está padeciendo un duro correctivo en bolsa, más de 3.500 millones en dos sesiones, por la mala evolución de la economía turca, a la que está muy expuesto.

Los fondos que comercializa el propio BBVA en renta variable, BBVA Bolsa y Bolsa Plus, están entre los grandes valedores del banco en sus horas más bajas. Entre los fondos españoles con mayor patrimonio que invierten en renta variable española, si se eliminan los que solo replican el índice, apenas un par mantienen a la entidad en su cartera. La gran mayoría prefieren tener en cartera otras entidades, otros incluso han preferido liquidar la posición antes del 30 de junio.

Uno de los que con más contundencia ha preferido salir de BBVA, es el fondo gestionado por Bankinter, Bankinter Bolsa. El instrumento, que está entre los 10 fondos en renta variable española con mayor patrimonio, liquidó la posición al cerrar el primer semestre, pese a que  era uno de sus valores estrella con un peso de un 8,15%. No ha sido el único gran fondo gestionado por un banco que ha preferido cerrar la posición que tenía en BBVA, en concreto Caixabank Bolsa Gestión que mantenía en cartera un 4,83%, vendió toda su participación.

Entre los fondos fetiche, con más publicidad por sus gestores aunque algo menos de patrimonio, ninguno ha apostado en los últimos meses por la remontada de BBVA. Los instrumentos de inversión en empresas ibéricas de azValor y Cobas, donde están dos de los gestores más reputados a nivel nacional, Álvaro de Guzman y Francisco García Paramés, han preferido no invertir en BBVA pese a tener en cartera a otros bancos. Tampoco han entrado los fondos de Bestinver, Magallanes o Metavalor. En el caso de Gesconsult ha preferido liquidar la posición que mantenía en el banco. Ni siquiera el mayor fondo que invierte en renta variable española, Santander Acciones Españolas, tiene en cartera a BBVA pese a que si tiene posiciones en cinco de las siete entidades bancarias españolas.

El hecho de que ninguno apueste por la remontada de la entidad señala un aspecto importante, puesto que los gestores de dichos fondos buscan oportunidades en valores castigados en bolsa, pero que en el largo plazo recuperen. El modo de proceder es más o menos sencillo, buscan el punto más bajo del valor de la acción y se benefician del recorrido al alza una vez el aspecto negativo se ha corregido

BBVA en Turquía
La evolución de BBVA en Garanti, junto con la depreciación de la lira turca frente al dólar.

Entre los que sí mantienen su apuesta por el banco, sobresale el fondo ING Ibex 35 (gracias a que sus principales posiciones son bancarias) y Santalucía Espabolsa. Además de esos dos, están los distintos fondos de la gestora del propio BBVA que invierten en renta variable que también tienen una inversión destacada en la entidad. BBVA Bolsa mantiene una posición con un peso en cartera cercano al 3%, entre los 10 valores con mayor peso, pese a que el fondo ha reducido a la mitad su inversión. El fondo, también de la gestora, BBVA Plus mantiene sus posiciones en el banco entre las más importantes de su cartera.

El BBVA el peor banco del Ibex

La implosión de la economía turca, con la lira en mínimos históricos ha golpeado con fuerza al banco español. BBVA no solo tiene una importante inversión en el país a través de Garanti (cerca de un 50%), que se ha reducido a la mitad. También tiene una importante cantidad de bonos de deuda turca en su cartera, que a la velocidad que suben los CDS, seguros ante la quiebra del país, han perdido con fuerza el valor que mantienen. El desplome de su valor reduce las garantías reales de dichos bonos para actuar como avales, que junto a las restricciones de liquidez en el país hace que sea complicado el día a día en el negocio bancario turco. Por ello, el plan actual del Gobierno busca dotar de mayor liquidez al sistema.

La depreciación de la lira ha superado el 40% desde que comenzó el 2018, y ha provocado que BBVA pierda en lo que va de año cerca de 8.000 millones en capitalización. Además, la situación ha empeorado con fuerza en los últimos días, de hecho el 50% de las perdidas de la entidad se concentra en las últimas sesiones. Por lo que, las carteras que mantienen BBVA en ella están viendo como su rentabilidad cae con fuerza.

Además, los analistas no son muy optimistas con el valor. Sergio Ávila, de IG, ha señalado que el la situación técnica del valor "ha empeorado considerablemente". Además, el analista ha alertado de que "el siguiente soporte lo tiene en los 5,33 euros, después de que el viernes perdiese los 5,854 euros", lo que supondría una caída adicional cerca al 2,5%.

Pese a todo, la entidad confía en su inversión en el país turco. Fuentes del propio BBVA aseguran que "a pesar de una situación compleja a corto plazo, Turquía sigue siendo país atractivo y nuestro compromiso con Garanti no ha variado". Por último, inciden desde el banco que la situación está bajo control gracias a que "la cobertura de divisa protege capital y resultado de BBVA".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios