Jueves, 13.12.2018 - 15:02 h
Tras 135 años de historia

Oliú envía a sus clientes 4,5 millones de cartas para justificar la 'fuga' de Cataluña

El presidente del Banco Sabadell pide que se mantenga la confianza en la entidad tras la decisión de trasladar su domicilio social a Alicante.

Josep Oliú, presidente del Banco Sabadell.
Josep Oliú, presidente del Banco Sabadell.

El Banco Sabadell quiere que sus clientes mantengan la confianza en la entidad a pesar de la drástica decisión que tomó de marcharse de Cataluña tras 135 años de historia. La firma presidida por Josep Oliú fue la primera de las grandes compañías en comunicar que trasladaba su domicilio social de Sabadell a Alicante. Ahora, un mes después de la 'mudanza', el banco está enviando una carta a todos sus clientes explicando por qué lo hizo.

La misiva, que ha llegado a todos sus clientes en España, está firmada por Josep Oliú Creus, el presidente del Banco Sabadell, en un gesto que no es nada habitual en la entidad. En total se han enviado 4,5 millones de cartas a sus  6 millones de clientes (algunos viven en un mismo domicilio). Fuentes internas explican a La Información que decidieron enviar esta carta con la firma del principal mandatario del banco porque se trataba de "una medida excepcional y muy meditada". Así, a lo largo de seis cuidados párrafos, Oliú explica por qué decidieron marcharse de Cataluña.

"Distinguido/a señor/a: me dirijo personalmente a usted para comunicarle personalmente la decisión adoptada por el Consejo de Administración del Banco Sabadell el pasado día 5 de octubre". Así comienza la carta firmada por Oliú en la que se explica el traslado de la sede social a la Avenida Óscar Esplá, 37 de Alicante, donde la entidad "cuenta con uno de sus centros corporativos", se puede leer en el mensaje.

Oliú intenta trasladar dos ideas a sus clientes para justificar la decisión de abandonar Cataluña: por un lado, hace referencia a "la confianza" y afirma que se trata del "valor más preciado cuando se refiere a forjar una relación a largo plazo como la que en banco desea mantener con usted". "Una actuación como la que hemos llevado a cabo -continúa el presidente- hace patente nuestra firma voluntad de establecer un vínculo fuerte y beneficioso para ambas partes".

El segundo mensaje que transmite el presidente del Sabadell se centra en  la seguridad jurídica y la protección de los intereses: "Con esta decisión, Banco Sabadell ha cumplido su compromiso de adoptar las medidas que sean necesarias para garantizar en todo momento la seguridad jurídica y proteger los intereses de sus clientes, accionistas y empleados bajo la supervisión del Banco Central Europeo y el control del Sistema Europeo de Regulación y Supervisión".

Oliú también presume en su misiva de que "en sus 135 años de historia", el Sabadell "ha sabido adaptarse a los diferentes escenarios económicos, políticos y sociales que le ha tocado vivir". No hace referencia a si piensan retornar el domicilio social a Cataluña, pero sí afirma que "a lo largo de esta dilatada trayectoria", la entidad "ha ido tomando las decisiones más adecuadas para asegurar el ejercicio de su actividad y la protección de los intereses de las personas, las empresas y las instituciones que han confiado y confían en su gestión". La "confianza" es, por tanto, uno de los aspectos prioritarios para la entidad.

Josep Oliú.
Josep Oliú.

El presidente del Sabadell también hace referencia a que su entidad hace de "la calidad del servicio un atributo diferencial". Y añade: "Estar a su lado allí donde esté, anticiparse y ocuparse de sus necesidades financieras actuando con profesionalidad y de acuerdo a sus intereses como hemos hecho en esta ocasión es una forma efectiva de demostrárselo".

El Banco Sabadell, según cuenta Oliú en su carta, cuenta con unos activos totales que superan los 211.000 millones de euros, tiene 240.000 accionistas y 25.000 empleados. Asegura que cada día presta servicio a unos 12 millones de clientes en su red de 2.800 oficinas. El presidente firma la carta desde Alicante el pasado 26 de octubre, aunque los receptores están recibiéndola estos días en su domicilio.

La iniciativa del Sabadell se realiza después de que la Asociación Española de Banca (AEB) publicara hace diez días, junto a la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), un comunicado en el que expresaba su opinión sobre el proceso independentista de Cataluña. El texto, que no llevaba la finca de ningún banco, fue difundido después de que el Gobierno aplicara el artículo 155 de la Constitución y convocara elecciones para el próximo 21 de diciembre. Una actitud que contrasta con la que tomaron en la consulta del 9-N cuando se posicionaron en contra de la misma antes de celebrarse y provocaron acciones de protesta contra las entidades catalanas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios