Domingo, 15.09.2019 - 11:04 h
El banco sigue pagando la factura de la ops

Bankia tiene 700 demandas pendientes de la salida a bolsa... en pleno juicio penal

La entidad resolvió un total de 1.394 procedimientos en 2018 por la vía civil, lo que le supuso un coste de 24 millones de euros.

Bankia
Bankia / Europa Press

Casi ocho años después de su salida a bolsa, Bankia sigue pagando la factura legal de la operación. Además del juicio que se está desarrollando en la Audiencia Nacional, el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri aún tiene que resolver 700 pleitos con inversores minoristas que participaron en la colocación o que compraron acciones en las semanas posteriores a ella y que perdieron su inversión con el rescate de la entidad.

Así lo reconoce Bankia en sus cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2018, en las que informa al mercado de que a cierre de año aún tenía vigentes un total de 700 procedimientos civiles en materia de acciones derivadas de la OPS y de adquisiciones posteriores por parte de pequeños inversores que consideran que fueron estafados en la operación.

En cualquier caso, la cifra de procedimientos vigentes se ha reducido significativamente en 2018, año en el que Bankia ha conseguido zanjar un total de 1.394 pleitos civiles con minoristas, lo que le ha supuesto un coste de 24 millones de euros atribuible a la devolución de las acciones y al pago de indemnizaciones, intereses y costas judiciales.

El ritmo en el que se han resuelto los conflictos, no obstante, ha sido mucho más lento, prácticamente a cuentagotas, en la segunda mitad del año, pues desde comienzos de julio tan solo han concluido 102 procedimientos, frente a los 1.292 pleitos que finalizaron entre los meses de enero y junio, de acuerdo a la información hecha pública por la entidad.

Bankia recaudó unos 1.850 millones de euros de pequeños inversores con su salida a bolsa, pero compensó a una gran parte de ellos mediante la vía  extrajudicial que puso en marcha después de que el Tribunal Supremo considerase a principios de 2016 que el folleto que el banco remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no reflejaba la imagen fiel de la entidad. No obstante, algunos minoristas optaron por seguir en la vía judicial.

Así, las provisiones totales utilizadas por la entidad para compensar a pequeños inversores como consecuencia de su salida a bolsa ascienden a 1.871 millones de euros, de los que 767 millones de euros se corresponden a la propia Bankia (551 millones por la devolución de acciones y 216 millones por indemnizaciones, intereses y costas) y los 1.104 millones de euros restantes a BFA. "Dados los importes incurridos, la contingencia asociada a los inversores minoristas que suscribieron acciones en la OPS, se considera prácticamente resuelta", afirma la entidad.

En relación a la causa penal por la salida a bolsa, Bankia prevé que el juicio que se está celebrando actualmente en la Audiencia Nacional se prolongue, al menos, durante el primer semestre de 2019. Así las cosas, el banco, que está imputado en el procedimiento, aún considera "incierto" el impacto potencial de la causa, en la que los antiguos administradores, entre ellos el expresidente, Rodrigo Rato, se están escudando en que tanto el Banco de España como la CNMV, avalaron la operación allá por el 2011. 

 

Ahora en Portada 

Comentarios