Domingo, 21.07.2019 - 21:59 h
Líderes mundiales en el mecanizado de alta precisión

El gigante de la industria de Defensa que nació en un modesto taller de Coslada

Defensa aún no ha adjudicado 3.836 millones del contrato del 8x8. Visitamos Escribano Mechanical, que se postula como el único postor 100% español.

dd
Ángel Escribano, CEO de Escribano Mechanical & Engineering / Foto: José González

"Hasta 2010 éramos una empresa pequeña. No aportábamos valor. Y decidimos cambiar. En vez de comprar más máquinas para atender a los constantes requerimientos de los clientes a precios más y más bajos, ¿por qué no contratar a ingenieros y generar toda la cadena de un producto? Entendimos que el negocio está en industrializar todas las etapas de valor y poder vender cada producto a precio del mercado. Por muy grande que sea una empresa no tienen más tecnología que nosotros". Lo explica, no sin cierta sorna, Ángel Escribano, CEO de Escribano Mechanical & Engineering, un hombre que hace dos décadas fue a pedir trabajo en bicicleta desde Coslada a Construcciones Aeronáuticas (Casa), en la localidad toledana de Illescas, para ofrecerse como suministrador de piezas. 

Vista de uno de uno de los edificios de Escribano Mechanical en el parque tecnológico de Alcalá de Henares, Madrid.
Vista de uno de uno de los edificios de Escribano Mechanical en el parque tecnológico de Alcalá de Henares, Madrid. / D.R.

Hoy, la empresa que regenta con su hermano factura 50 millones de euros, según datos de 2018. Son líderes y referentes mundiales en el mecanizado de alta precisión, y su empresa es una de las candidatas para hacerse con el contrato del blindado más VIP del Ejército de Tierra: el 8x8, un carro de combate con un torre de protección de alta seguridad. Y lo más llamativo, apunta Escribano: "la única cien por cien española tanto en accionariado como en cada uno de sus procesos productivos".

Hay 3.836 millones en juego y casi un millar de unidades del 8X8. Una licitación que es un caramelo para cualquier contratista si se tiene en cuenta que además España no suele sacar a concurso contratos de estas características. Somos el segundo país de la OTAN que menos porcentaje de su Producto Interior Bruto (PIB) destina a gasto en Defensa, un 0,92%, sólo Luxemburgo invierte menos (0,55%), según las estimaciones de gasto para este año que ha publicado la Alianza.

Los hermanos Escribano con el busto de sus padres.
Los hermanos Escribano con el busto de sus padres. / José González

Dentro de las instalaciones

Parque tecnológico de Alcalá de Henares en Madrid. Estamos frente a la Universidad de la mencionada ciudad del corredor del Henares. Las instalaciones de Escribano Mechanical & Engineering abarcan cuatro edificios. Tres de 14.000 metros cuadrados y uno reciente de 18.000 donde se produce el ensamblaje de piezas que fabrican en el resto de inmuebles. 

Y ahora, cojan aire. Cuentan con más de 90 máquinas de 2, 3 y 5 ejes para mecanizado de alta precisión (valorada en casi 600.000 euros cada una), también con la más sofisticada tecnología y son el único fabricante español de tecnología láser para fabricación de lentes. Casi han doblado la cifra de facturación y de contratación de empleados en los últimos 7 años y su objetivo es seguir haciéndolo con unas nuevas instalaciones que inauguraran próximamente.

Datos de Escribano M&E

¿El secreto? La Innovación

Estamos en la segunda planta del nuevo edificio, donde los hermanos Escribano han colocado en un patio interior un busto de sus padres. En esta familia está muy presente sus orígenes humildes. Cómo su padre perdió su trabajo, capitalizó el paro, se compró un torno y empezó a fraguar su negocio como autónomo en un garaje en Coslada que no superaba los 60 metros cuadrados. Cómo su madre se vio obligada a cerrar su mercería porque abrieron una gran superficie frente a su comercio. 

Ángel hijo estudiaba FP en mecánica y comenzó a trabajar con su padre reparando frenos de disco. Junto a Javier, su otro hermano, poco a poco fueron construyendo un pequeño imperio. Hoy tienen 300 empleados (un 40% de mujeres) repartidos en 32.000 metros cuadrados de su propiedad. ¿Su secreto? La inversión en I +D +I. "El año pasado es el único que repartimos beneficios, porque generalmente todo se revierte. Aquí, lujos cero. Ni yates ni cochazos. Nosotros, a invertir siempre", puntualiza. Lo cierto es que en Investigación, Desarrollo e Innovación han invertido 70 millones de euros en los últimos 5 años.

Parte del equipo de ingenieros de Escribano M&E en la sala ágora.
Parte del equipo de ingenieros de Escribano M&E en la sala ágora. / José González

"Tenemos vocación por la formación, porque es muy difícil encontrar a gente formada en mecanizado, hacen falta casi tres años de formación, por lo que formamos y nos nutrimos de capital humanos de los principales institutos de Formación Profesional ( IES Barajas, IES Miguel Catalán, IES Buitrago, IES Salesianos, IES La Paloma….. con los que tenemos convenios y contratos de prácticas FCT y Universidades (tenemos un cátedra en la Universidad de Alcalá de Henares) y ofrecemos trabajos estables de alta cualificación", detalla.

Instalaciones de Escribano M&E
Instalaciones de Escribano M&E / José González

La competencia israelí

En España acaban de hacerse con el contrato de 34 estaciones para la Armada Española. Una licitación de 6,7 millones. "Ahora hemos desarrollado la Estación Guardian 2.0. terrestre, concebida y desarrollada con fondos propios y tecnología española, y ha sido seleccionada para participar en el programa español 8x8. Competiremos en el demostrador con la industria israelita. Lo tenemos claro", explica Escribano, quien sabe que hay poca competencia para sus productos. "Solo los israelíes, una empresa estatal de Noruega y una turca. Somos líderes y somos españoles. Para mí es obvia la elección", enfatiza, mientras enseña las instalaciones. En esta fábrica se mezcla el gimnasio para empleados con unas modernas cadenas de montaje. 

"Invertimos mucho en el salario emocional de nuestros trabajadores". Y detalla que el comedor de la empresa está inspirado en uno de una gran empresa de Palo Alto, California, que fue a visitar este verano. Siempre han vendido fuera de España, el ratio de exportación es cerca del 90%. Están presentes en 30 países y tienen oficinas en Perú, Argelia, Oriente Medio y van a abrir una en Australia. Su principal cliente está en Oriente Medio. Allí tienen varias adjudicaciones de Estaciones navales y sistemas electrópticos y transferencia de tecnología.

En Escribano también colaboran con empresas europeas y tienen consorcios para el desarrollo de nuevas soluciones en el mercado. Es el caso de Trium, un consorcio con Indra y Leonardo para el desarrollo de la torre Cerberus para el cañón de 30 mm, con la vista puesta en el programa del ejército español 8x8 , así como en Europa. O el acuerdo de colaboración con Milrem para el desarrollo e integración de una Estación de Armas en un vehículo autónomo, no tripulado.

Defienden que España necesita más empresas como la suya, porque es un lugar donde los ingenieros pueden desarrollar todo su potencial. “La tecnología de doble uso existe, se han desarrollado muchísimas cosas en el campo de la Defensa que han pasado al terreno civil y viceversa”, reflexiona Ángel Escribano. Ellos colaboran además haciendo exoesqueletos pediátricos. De hecho, donaron al Hospital Sant Joan de Déu Barcelona el primer exoesqueleto pediátrico portable del mundo con el objetivo de que los niños afectados por AME (Atrofia Muscular Espinal) puedan beneficiarse de la nueva terapia con el Exoesqueleto ATLAS 2020 de Marsi Bionics. Pero esta sí es otra historia. 

Ahora en Portada 

Comentarios