Guerra total entre los sucesores de Isidoro Álvarez

Dimas 'firmó' su sentencia al reventar el acuerdo entre El Corte Inglés y Amazon

Las hermanas Álvarez Guil no tienen dudas: quieren acabar como sea y cuanto antes con la etapa de su primo al frente de la compañía.

Dimas Gimeno, nuevo presidente de El Corte Inglés
Dimas Gimeno, actual presidente de El Corte Inglés. L.I.

Continúa la guerra total en El Corte Inglés. Las hermanas Álvarez Guil, Marta y Cristina, han agotado toda su paciencia y su única pretensión es acabar con la etapa de su primo Dimas Gimeno en la presidencia de la compañía que levantó Ramón Areces y que Isidoro Álvarez consolidó como un referente en nuestro país. Las familias enfrentadas han cerrado la puerta a cualquier salida negociada y una 'entente cordiale' se antoja prácticamente imposible. Para conocer cómo se ha llegado hasta aquí hay que remontarse al pasado 17 de abril. Ese día todo saltó por los aires.

Ese jueves primaveral Dimas Gimeno se hacía la foto con el presidente del Gobierno en la inauguración del World Retail Congress en Madrid. Mariano Rajoy se dejaba así ver junto al presidente de una de las principales firmas españolas, que da trabajo directo o indirecto a más de 100.000 familias, y a quien ha recibido en personas en más de una ocasión desde principios de este año. El jefe del Ejecutivo no fue neutral ese día y echó un capote a Gimeno que no fue nada casual, posicionándose del lado de sus planteamientos.

En el acto, con Rajoy a apenas unos metros, Gimeno declaraba la guerra a Amazon. Con un tono crítico, abogó por crear una plataforma europea de comercio electrónico que compita con gigantes tecnológicos, como la compañía fundada por Jeff Bezos o la china Alibaba, y aprobar un marco legal para unificar las normas y que los actores compitan en igualdad de condiciones. "Creo que podemos encontrar vías de colaboración para crear una plataforma europea capaz de competir en igualdad de condiciones con los grandes operadores online", dijo Gimeno. Rajoy apoyó la moción afirmando en ese mismo acto: "Se trata de trabajar en el seno de la Unión Europea y de la OCDE para generar un marco regulatorio eficaz y justo que se adapte a la era digital".

Pero esas palabras de Gimeno contra Amazon cayeron como una bomba en el seno de El Corte Inglés. Y es que, de forma paralela, su consejero delegado Víctor del Pozo se encontraba ultimando un acuerdo con el gigante tecnológico que esperaba cerrar en apenas días, según ha podido saber La Información. En las negociaciones, El Corte Inglés ponía sobre la mesa sus 11 millones de tarjetas de compra para poder realizar operaciones a través de la web o la aplicación del gigante americano. Si no puedes con tu rival, únete con él, en definitiva. Estas conversaciones se frustraron después de las palabras de Gimeno y, más tarde, tras la salida del máximo responsable de Amazon en España, François Nuyts, que también estaba implicado en la negociación con El Corte Inglés.

Imagen del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (d) y el fundador del World Retail Congress, Ian McGarrigle (i).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (d) y el fundador del World Retail Congress, Ian McGarrigle (i). / EFE

El enfriamiento de la relación con Amazon, tras las palabras de Gimeno, enfadó sobremanera a las hermanas Álvarez Guil, según relatan las mismas fuentes. De hecho, en el entorno de las hijas de Isidoro Álvarez confirman que ese momento fue el detonante para que ambas dijeran 'basta'. De hecho, a día de hoy una salida negociada con su primo no está entre las opciones y solo buscan su destitución en un consejo de administración extraordinario que esperan que se celebre a principios del próximo mes de junio. En ese cónclave se abordará en exclusiva el relevo de Gimeno y el nombre de su sustituto.

Dimas Gimeno no tiene en este momento mayoría en el consejo para salvar su cargo. Ni tan siquiera el apoyo del jeque Al Thani (10%) o un acuerdo con los Areces díscolos, que gestionan Ceslar (9%), le valdría para algo. Las hermanas Álvarez Guil, por su parte, sí cuentan con un porcentaje mayor que el que tiene su primo, de forma que todo apunta que serán las claras ganadoras de un conflicto histórico en una compañía que no está acostumbrada a esta tensión.

La intención de Marta y Cristina Álvarez, además, ya no pasa por llegar a un acuerdo económico con Gimeno, sino que su estrategia es otra más radical: dejarle en la compañía como un mero accionista testimonial, con apenas un 7% de la misma, y sin posibilidad de alcanzar acuerdos con inversores interesados en controlar El Corte Inglés. Así, con una participación minoritaria que incluso podría dejarle fuera del consejo de administración, conseguirían anular a su ahora rival.

En este momento el grupo capitaneado por las hermanas Álvarez Guil y al que se ha sumado la vieja guardia de la compañía se encuentra inmerso en la búsqueda del sustituto de Dimas Gimeno. Tal y como se contó en estas páginas existen tres posibilidades a día de hoy: que Marta Álvarez dé un paso al frente y que una mujer presida la compañía familiar por primera vez; encontrar un 'mirlo blanco', es decir, un directivo profesional con trayectoria en la empresa privada y un plan de negocio definido; o ascender a uno de los dos consejeros delegados

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios