Entrentamiento entre los primos por el control

Las Álvarez buscan un relevo para Dimas en El Corte Inglés y manejan tres planes

Los planes de las hijas de Isidoro Álvarez pasan por el paso al frente de Marta, encontrar un 'mirlo blanco' o ascender a un consejero delegado.

Composición del Consejo de Administración de El Corte Inglés
Composición del Consejo de Administración de El Corte Inglés / Nerea de Bilbao

Tenso verano el que se avecina en El Corte Inglés. El mayor grupo distribuidor español se prepara para el estío de mayor revuelo que se recuerda en la zona noble del 112 de la calle Hermosilla. Y es que, por primera vez en la historia de la compañía fundada poco después de terminar la Guerra Civil por Ramón Areces, se podría proceder a un relevo de primer espada. Las hermanas Álvarez Guil quieren acabar con la etapa de su primo Dimas Gimeno en la presidencia y para ocupar su cargo manejan tres opciones. Junio es un mes clave, pues podría celebrarse un consejo de administración extraordinario ya solicitado por una parte del mismo para abordar en exclusiva la salida del primer ejecutivo de la firma que da trabajo a más de 100.000 empleados.

Las hermanas Álvarez Guil, Marta y Cristina, ya han conseguido el apoyo de una parte de la vieja guardia para lograr derrocar a Dimas Gimeno. Pero tan importante como conseguir el relevo es encontrar un sustituto de garantías, capaz de ofrecer al grupo la estabilidad que ha perdido en las últimas semanas y que era una de las marcas de la casa. El consejo necesita una pacificación difícil de conseguir, pues la contienda también se está librando en los tribunales, por lo que la elección de un nuevo presidente podría dar un vuelco de 180 grados a las disputas actuales.

En la hoja de ruta diseñada por las hijas de Isidoro Álvarez se encuentra la posibilidad de que Marta Álvarez pueda dar el paso, según fuentes cercanas a la propiedad. Sería la opción más lógica para una compañía familiar, acostumbrada a heredar el bastón de mando de generación en generación. Sin embargo, su liderazgo chocaría con los planes del presidente que falleció en 2014 y que quiso dejar la gestión de El Corte Inglés en manos de su sobrino, cuya gestión se critica abiertamente desde sus críticos para justificar el relevo. Para evitar mayores suspicacias, Marta Álvarez podría preferir mantenerse en la sombra.

En ese punto, otra opción manejada por las hermanas Álvarez pasa por la elección de un 'mirlo blanco'. Es decir, un profesional de trayectoria reconocida que gestionara El Corte Inglés durante los próximos años y que lograra diseñar un plan de negocio para un grupo que deberá pelear en los próximos años con gigantes como Amazon e impulsar a un compañía que ha sufrido cambios evidentes desde que Isidoro Álvarez falleciera de forma inesperada.

Imagen del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (d) y el fundador del World Retail Congress, Ian McGarrigle (i).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (d) y el fundador del World Retail Congress, Ian McGarrigle (i). / Efe

Las fuentes consultadas afirman que ya se han producido contactos con algún veterano ejecutivo para sondear la posibilidad de sustituir a Dimas Gimeno en la presidencia. Para lograr convencer a un independiente, siempre según estas fuentes, Marta y Cristina Álvarez deberían ofrecerle garantías de que su gestión no sufriría envites por parte de la propiedad, es decir, del consejo de administración, algo que a día de hoy está puesto en entredicho a la vista de lo sucedido y con la amenaza del jeque Al Thani presente.

La tercera opción contemplada por las hermanas Álvarez supondría elevar a la presidencia ejecutiva a uno de los dos consejeros delegados actuales, Jesús Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo, que por cierto también son miembros del consejo de administración y que las fuentes consultadas sitúan del lado de las hijas de Isidoro Álvarez en la batalla interna. Fue el pasado mes de octubre cuando el consejo de El Corte Inglés los eligió como CEOs con el objetivo de "profesionalizar la gestión" y facilitar "la transparencia y el control" de la compañía. En realidad fue una decisión que ponía coto al poder omnímodo de Gimeno.

Ambos directivos ejecutivos son de la confianza de las hermanas Álvarez, lo que facilitaría el ascenso de uno de ellos, y cuentan con una amplia trayectoria en el grupo, al que se incorporaron hace más de 25 años durante la presidencia del Isidoro Álvarez. En el entorno del consejo se maneja esta opción como el 'plan C', si no resultara satisfactoria la elección del citado mirlo blanco o el paso al frente que puede dar Marta Álvarez, la posibilidad a día de hoy más factible. En cualquier caso, el relevo se da por hecho ya que las dos hermanas cuentan con una mayoría evidente en el consejo de administración.

En el entorno de Marta y Cristina Álvarez Guil también se ha tenido en cuenta el papel que puede tomar el jeque Al Thani en la elección de un futuro presidente de El Corte Inglés. Las fuentes consultadas recuerdan que desde el primer momento el qatarí aseguró que se mantendría neutral en todos los procesos internos y que su objetivo no era otro que obtener rentabilidad a los 1.000 millones de euros que inyectó en el grupo en 2015. Hay que recordar que cuenta con un asiento en el consejo de administración que ocupa su representante Shahzad Shahbaz.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios