Martes, 23.04.2019 - 22:42 h
Corrige a Carmen Launa en numerosas ocasiones

Rato, harto de la fiscal y en plena forma: "No tenía una bolita de cristal entonces"

Sin perder una pizca de su orgullo, el exvicepresidente del Gobierno protagonizó un áspero cara a cara: "No perdamos tiempo con esto".

Rodrigo Rato
El hartazgo de Rodrigo Rato ante la fiscal: "No tenía una 'bolita' de cristal"./ EFE

Lejos de parecer decaído por su reciente ingreso en prisión tras la condena de las 'tarjetas black', Rodrigo Rato, acudió ayer al juicio por la salida a bolsa de Bankia en plena forma. Sin perder su orgullo, y ataviado con traje y corbata de color oscuro, el exvicepresidente del Gobierno, así como exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), protagonizó un áspero cara a cara con el Ministerio Público.

El también expresidente de Caja Madrid y Bankia es el primero en declarar de los 34 acusados por la salida a bolsa de la entidad en 2011. Acompañado de hasta seis carpetas cargadas de ingente documentación, respondió contundentemente a prácticamente todas las preguntas de la fiscal Carmen Launa, a quien interrumpió y corrigió en más de una ocasión durante las cuatro horas que duró la primera sesión del interrogatorio.

Rato se escudó en todo momento en que fueron el Banco de España, el Frob y el Gobierno quienes pilotaron la constitución y salida a bolsa de Bankia. “No fueron decisiones empresariales, sino legales”, afirmó. “Nuestras tripas las conocía perfectamente el Banco de España”, agregó el exvicepresidente, que mostró tal seguridad en sí mismo que incluso se atrevió a bromear ante la fiscal, lo que despertó carcajadas entre los presentes en la sala de la Audiencia Nacional en la que se desarrolla el juicio.

“Si hubiese tenido una bolita de cristal y llego a saber que usted me lo iba a preguntar en 2019, siete años después, lo hubiera incluido”, contestó Rato cuando Launa le preguntó por qué no se contemplaron los deterioros de Banco de Valencia, que ya estaba estudiando una ampliación de capital, en el folleto de salida a bolsa de Bankia.

Banco de Valencia

A pesar de esta concesión, la participación del 40% de Bankia en Banco de Valencia ha protagonizado los momentos más tensos del juicio. “Banco de Valencia no era mi responsabilidad, ¿cuántas veces le tengo que decir que era una participación financiera?”, llegó a contestar un Rato hastiado por la insistencia de la fiscal en el tema.

Y es que la representante del Ministerio Público centró buena parte de su intervención en Banco de Valencia a pesar de que no forma parte de la causa. Es más, no ha sido hasta pasadas tres horas de interrogatorio cuando Launa ha preguntado expresamente por la salida a bolsa. Antes, también se había interesado en la fusión de las siete cajas de ahorro que dieron lugar a Bankia.

“No perdamos más tiempo con esto, no sé a dónde quiere usted llegar (...) saneamientos había de sobra”, aseveró el exvicepresidente en otro de los encontronazos que tuvo con la fiscal. “No le pareció mal ni a nosotros, ni a Deloitte, ni al Frob, ni al Banco de España ni a la CNMV. No se si puedo deducir que a la Fiscalía le parece mal”, dijo cuando fue preguntado por la contratación de esta 'big four', que era el auditor de Caja Madrid y Bancaja, para la integración.

La Fiscalía podría endurecer su acusación

Algunos de los participantes en el juicio atribuyen el hecho de que la Fiscalía haya puesto el foco en Banco de Valencia a que esta entidad, intervenida a finales de 2011 y actualmente integrada en CaixaBank, podría resultar clave para que el Ministerio Fiscal endurezca su acusación e incluya el delito de falsedad contable, como sugirió Launa durante la primera jornada de cuestiones previas.

Fue tal la persistencia de la fiscal en el asunto que incluso provocó un lapsus en la presidenta del tribunal, la juez Ángela Murillo, que preguntó si formaba parte del procedimiento. “La postura del señor Rato sobre Banco de Valencia está muy clara ya”, señaló tajante Murillo durante el interrogatorio, en el que, en más de una vez, solicitó a la fiscal que acotase sus intervenciones en más de una ocasión.

Sea como fuere, el ‘timing’ del interrogatorio, que se reanuda este martes, podría haber beneficiado al expresidente de Bankia, que afrontará descansado y con el empuje que demostró durante las primeras horas de la sesión las preguntas sobre la salida a bolsa, las más delicadas. En cualquier caso, fuentes cercanas al entorno de Rato aseguran que se encuentra más confiado ante el devenir de este juicio, de lo que lo estaba con las tarjetas black, procedimiento por el que está condenado a cuatro años y medio de prisión.

A fin de no eternizar el juicio, Ángela Murillo propuso prolongar hasta por la tarde las sesiones previstas para esta semana, pero, a petición de los letrados, no será hasta el próximo lunes cuando el juicio se desarrolle en turnos de mañana y tarde para dar tiempo a los implicados a organizar sus agendas y planificar traslados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios