Sábado, 16.12.2017 - 13:40 h
El patrimonio de los directivos del Ibex

La familia Galán dispara su patrimonio: inmobiliaria, ganadería... e Iberdrola

Ignacio Sánchez Galán e María Isabel García-Tabernero suman seis sociedades. Una de ellas, Royal Park 2000, se centra en la eléctrica.

Imagen de Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Es uno de los directivos mejor retribuidos del Ibex 35, con más de 9,3 millones de euros durante el ejercicio 2016. Un año en el que el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y su esposa, María Isabel García-Tabernero, vieron crecer su patrimonio societario. Las seis empresas que poseen, cinco de ellas por la empresaria a través de sus firmas de inmobiliaria y ganadería, sumaron un patrimonio conjunto valorado en más de 113 millones de euros, que se incrementó más de un 26% en comparación con el ejercicio anterior, según las memorias que las sociedades han presentado en el Registro Mercantil.

La vinculación directa con Ignacio Sánchez Galán es la sociedad Royal Park 2000. Con ella suma, de manera indirecta, más de 3,4 millones de derechos de voto en la energética, según la memoria de la eléctrica del pasado ejercicio. Además, el directivo salmantino dispone de otros 4,69 millones de derechos que controla de manera directa, sin ningún tipo de intermediación societaria.

Royal Park 2000 tiene como administradora única a María Isabel García-Tabernero y ningún empleado. Suma un patrimonio neto de 20,3 millones de euros. Una cifra prácticamente similar a la del año anterior, 20,2 millones. Todos sus ingresos del ejercicio fueron financieros, 114.240 euros; lo que le permitió cerrar el año con un beneficio de 107.470 euros, después de abonar más de 3.100 euros en impuestos.

Esta sociedad no detalla en su memoria de dónde proceden esos ingresos financieros, pese a su vinculación con la participación de Galán en Iberdrola. Sí indica que su objeto social son las "actividades de las sociedades holding" y que se dedica a la "adquisición, tenencia, disfrute y enajenación de valores mobiliarios de renta fija o variable de todo tipo de sociedades, cotizadas en un mercado oficial regulado o no".

Así, el crecimiento patrimonial del último ejercicio se debe, sobre todo, a García-Tabernero. Se trata de una empresaria vinculada familiarmente al sector de la ganadería. A través de la sociedad Innate Gestora Inmobiliaria tiene el control del 100% del accionariado de otras cuatro sociedades: Valdehorses Agropecuaria, Nampalancar, Valdex Agropecuaria y El Capricho Rent.

La primera de ellas, la matriz, suma un patrimonio al cierre del ejercicio de 48,5 millones de euros, frente a los 43,4 del año anterior. La sociedad tiene el foco de su actividad en el alquiler de inmuebles, según explica en su informe anual, aunque también se dedica a la prestación de servicios de asesoría y gestión contable, fiscal o financiera.

Aumentó su patrimonio aunque no fue un buen ejercicio en cuanto a la rentabilidad de la firma. Cerró el año con pérdidas por valor de más de 199.000 euros (un año antes perdió 129.000), después de recortar un 34,8% su cifra de negocio (86.000 euros) y registrar un impacto negativo de 97.200 euros por enajenación de inmobilizado. La memoria también recoge una retribución de 20.000 euros a su órgano de administración por sueldos, dietas y otras remuneraciones, donde figura como administradora única la propia García-Tabernero.

De hecho, de las cuatro sociedades controladas a través de Innate sólo una cerró el ejercicio 2016 en números negros, aunque las cuatro elevaron su patrimonio durante el año. Esquivó los números rojos la sociedad ganadera Nampalancar, que ganó 35.200 euros y duplicó su patrimonio desde los 2,2 a los 4,6 millones de euros.

Mientras, la también sociedad de explotación ganadera Valdehorses perdió 45.160 euros (elevó su patrimonio un 39% hasta 20,3 millones) y Valdex Agropecuaria, que comparte la misma actividad tuvo pérdidas por valor de 26.971 euros el año en que su patrimonio despegó de poco más de 1.000 euros a más de 4,2 millones tras una ampliación de capital de más de 3,3 millones. La cuarta sociedad es El Capricho Rent, dedicada al alquiler de locales. De nuevo, despegó su patrimonio (un 72% a 15,2 millones de euros), pero también cerró en negativo, porque concluyó el ejercicio con números rojos por valor de 112.575 euros.

Ahora en portada

Comentarios