Domingo, 15.09.2019 - 13:02 h
Desde la construcción de Seseña

El resurgir de El Pocero: sale de números rojos por primera vez desde el año 2008

Su compañía, Grupo Francisco Hernando Contreras, ha conseguido unos beneficios de 133.420 euros tras más de diez años en negativo. 

Francisco Hernando, El Pocero, dueño del holding.
El resurgir de El Pocero: sale de números rojos por primera vez desde el año 2008. / EFE

Francisco Hernando Contreras, el conocido como 'El Pocero', fue uno de los grandes exponentes del 'boom' inmobiliario gracias a su urbanización en Seseña. Desde entonces, no había conseguido levantar cabeza y, además de sus problemas de sobra conocidos con Hacienda, las cuentas de su compañía, Grupo Francisco Hernando Contreras SL, aumentaban año tras año sus números rojos. Pero en 2018 las cosas fueron bien distintas. 

Por primera vez desde el año 2008, justo en el momento en que estalló la crisis, el Grupo Francisco Hernando Contreras, en el que se agrupan, entre otras, Onda Nueva de Edificación 2000, ha conseguido generar beneficios. Así, ha cerrado el ejercicio de 2018 con un resultado positivo de 133.420,38 euros, una cifra que contrasta con la lograda un año antes, 2,58 millones de euros de pérdidas.

La sociedad había estado plenamente paralizada desde el año 2013, último ejercicio en el que percibió algún tipo de ingresos, y había acumulado desde entonces pérdidas por valor de 26,9 millones de euros. En cambio, en octubre de 2018 la compañía de El Pocero comenzó a tener movimientos cuando nombró a María Audena Hernando del Saz y a Francisco Hernando del Saz, dos de sus hijos, como apoderados de la sociedad. ¿Una reactivación?

Sea como fuere, el empresario que construyó la urbanización 'El Quiñón', en Seseña, lleva sin percibir ingresos a través de esta sociedad desde el año 2013 cuando sus cuentas marcaron una cifra de negocios de 359.801 euros. Estos datos resultan irrisorios en comparación con los que obtenía durante en los grandes años del ladrillo. Por ejemplo, en 2005, la sociedad consiguió 177 millones de facturación y los beneficios superaban los 100 millones de euros.

En 2018 tampoco ingresó ni un euro. En cambio, Grupo Francisco Hernando Contreras ha incluido en la partida de 'otros resultados' de su balance una cifra positiva de 158.769 euros. No hay explicación. En el informe adjunto a la cuenta de resultados el grupo no explica de donde proviene esta cantidad que es la que da lugar a los beneficios. 

Además, ha 'eliminado' la cifra de 2,5 millones de euros de pérdidas que apuntaba en el ejercicio de 2017 como "deterioro y resultado por enajenaciones de instrumentos financieros" y la ha reducido a apenas nueve céntimos. Todo ello en pleno resurgir del sector inmobiliario del que el barrio que él mismo creó también se está beneficiando. ¿Habrá un nuevo intento de crear lo planificado?

La idea inicial de levantar 13.500 viviendas se quedó finalmente en el papel. En ladrillo, El Pocero solo plasmó la construcción de unas 5.000 propiedades que llegaron justo en medio del 'boom' inmobiliario. El coste de urbanización de lo que muchos vecinos definen como un erial fue tan abultado que los bancos no pudieron cobrar todo el dinero prestado y se quedaron con parte de las viviendas. Con los años se han ido deshaciendo de ellas y la revitalización del sector también ha llegado a Seseña. 

Pese a todo ello, El Pocero sigue ocupando el cuarto puesto de la lista de morosos de Hacienda a través de su compañía Obras Nuevas de Edificación 2000, incluida en el grupo que ahora sale de números rojos. Esta compañía acumula hasta 86,22 millones de deuda con el Fisco, cifra muy similar a la de años anteriores, sin apenas movimientos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios