Domingo, 08.12.2019 - 05:30 h
La perspectiva de Luis Miguel Gilpérez

El exjefe de Telefónica España cuestiona el repliegue de la compañía en Latam

Recuerda que se trata de un mercado de más de 500 millones de personas en el que "está todo por hacer" y donde "la capacidad de crecer es tremenda".

Fotografía de Luis Miguel Gilpérez / EFE
El ex presidente de Telefónica España, Luis Miguel Gilpérez, cuestiona la estrategia de repliegue de Telefónica en Latinoamérica. / EFE

"Hablamos de un continente con 500 millones de personas, en el que prácticamente está todo por hacer en el campo de las telecomunicaciones y dónde la capacidad de desarrollo es tremenda. ¿Que hay crisis políticas? ¿Dónde no las hay?". El que fuera presidente de Telefónica España entre 2011 y 2018 y máximo responsable del despliegue del negocio móvil de la compañía en Latinoamérica entre los años 2006 y 2010, Luis Miguel Gilpérez, aún ve un año después de su salida de la mayor 'teleco' española el negocio de Latam como uno de los grandes activos de la compañía y contempla el repliegue de la teleco española en la región desde una perspectiva claramente crítica. "Se debería poner más el foco en Latinoamérica por parte de todas las empresas españolas y si al final decidimos salir de allí ya vendrán las empresas norteamericanas para quedarse con ese mercado".

En opinión del ex directivo de la operadora, que desgranó sus reflexiones sobre el liderazgo y el presente y futuro del sector de las telecomunicaciones en un desayuno organizado por Deusto Business School y Software AG, Latinoamérica es un 'caramelo' para cualquier compañía de telecomunicaciones por una serie de aspectos que se resumen en la idea de que se trata de una región en la que "todo está por hacer". Recordó, por ejemplo, que a día de hoy solo un 10% de los hogares tienen banda ancha y que hay más de 300 millones de personas a las que no llegan las redes de telecomunicaciones de última generación. "Queda por hacer todo el desarrollo del 4G, aplicaciones, entretenimiento, televisión...".

Sin referirse en esta ocasión de forma expresa a Telefónica, cuya referencia utilizó como ejemplo en la mayor parte de sus reflexiones, Gilpérez -que ocupó el puesto de responsable del área de móvil en Telefónica Latinoamérica y de CEO en Brasil- defendió el valor del negocio latinoamericano en términos genéricos desde la dimensión estratégica de la diversificación como forma de atenuar los riesgos de un negocio, tanto desde la perspectiva geográfica como funcional. "Cuando estás presente en muchos mercados es muy complicado que te vaya mal en todos ellos".

Los intentos de ventas

El actual presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, inició a principios del pasado año un plan con el que tratar de vender parte de sus negocios en el continente. Ese fue el pistoletazo de salida que ha desembocado en una sola venta: la salida de Centroamérica, después de vendérsela al magnate mexicano Carlos Slim y a la operadora local Milicom. Pero no ha sido, evidentemente, el único intento que se ha llevado a cabo en este último ejercicio.

Álvarez-Pallete ha intentado vender México. Llegó a recibir ofertas de varios fondos, entre los que se encontraban Cerberus o Advent. La operación no se llegó a cerrar y la compañía llevó a cabo un plan estratégico para tratar de ganar terreno frente a su 'archirrival' Carlos Slim. A esto se sumó el intento de sacar a bolsa una parte de los activos en Argentina, una operación que fue frustrada por las turbulencias del mercado causadas por el rescate financiero del Fondo Monetario Internacional (FMI). También se planteó una posible venta de la filial en Perú, aunque no hubo ningún avance significativo.

Aquí no va a acabar este plan de ventas. Álvarez-Pallete ya advirtió a sus directivos en la convención de hace justo un año: "Tenemos que preguntarnos si estamos en los mejores mercados". El pasado mes de julio, el primer directivo admitió que están constantemente revisando su cartera. Y para ello han calificado sus activos, geografías e infraestructuras en tres categorías: los que son 'core'; los que están en desarrollo y los que tienen el cartel de 'Se Vende'. "No tenemos prisa, pero creemos que tenemos espacio para crecer en esta optimización de la cartera", apuntó ante analistas.

¿De qué están hechos los líderes?

Luis Miguel Gilpérez trasladó también sus reflexiones acerca del liderazgo empresarial y de la importancia crítica de éste en el éxito de las empresas. ¿Sus ejemplos? El expresidente de Telefónica César Alierta y el multimillonario mexicano, presidente de Carso y de AT&T, Carlos Slim. De ellos destacó su ambición, su voluntad de ir siempre más allá y de jugar siempre a ganador. "Hoy se mira demasiado a lo que ocurre en los mercados de capitales, cuando lo que hace falta es la ambición, atrevimiento y convicción para llevar las compañías adelante".

De nuevo tomó como referencia el sector de las telecomunicaciones. "Existe la capacidad, existen las infraestructuras y, además, como en el caso de Telefónica, hay activos con una gran capacidad de generación de caja. Lo que hace falta es un plan y las personas adecuadas para llevarlo a cabo, porque si no hacemos nada nos vamos a la cola del pelotón". Y continuó su disertación sobre el liderazgo y el mundo de las telecomunicaciones. "Esto no va de proyectos. El 'cherry picking' no funciona, eso de hacer algo aquí y algo allá no alcanza. Aquí hablamos de una aventura, de esa innovación que no está exenta de riesgos, pero es la que te lleva a ir por delante y a convertir tu proyecto en ganador", zanjó.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING