Domingo, 15.09.2019 - 08:35 h
Superan a las del Ibex y Continuo

Pablo Iglesias pone el foco a las 'mini socimis', que valen ya 12.000 millones

El cambio de tributación propuesto por Unidas Podemos afectaría a las pequeñas firmas y salvaría a las grandes, que distribuyen sus beneficios.

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) levanta la suspensión de Zinkia
Iglesias pone el foco a las 'mini socimis'. / Bolsa de Madrid

No hay semana sin que la campana del Mercado Alternativo Bursátil suene de la mano de una nueva socimi. La última en incorporarse ha sido Persépolis pero ya hay 75 firmas, muchas de ellas con un tamaño reducido, que cotizan en el segmento dedicado a las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario. Estas son precisamente el destino, de forma consciente o no, de las propuestas de modificación fiscal que hacía Unidas Podemos para el proyecto de Presupuestos Generales del Estado y que reitera ahora con el ya rechazado documento que presentó al PSOE de cara a la investidura de Pedro Sánchez. 

Más allá de otras medidas poco concretas, hay una que los morados han enarbolado contra las compañías de este sector. Los de Pablo Iglesias proponen la imposición de un impuesto del 15% sobre los beneficios no distribuidos de las socimis, entre las que se incluirían las del Ibex, el Continuo y el MAB. Son a estas últimas a las que la medida afectaría más directamente y su valor en bolsa -auspiciadas por el aumento del número de cotizadas- no ha parado de crecer hasta superar la barrera de los 12.000 millones de euros. 

La medida propuesta por los 'morados' -y aceptada por el PSOE- de cara al proyecto de presupuestos obligaría a las socimis a pagar un 15% de impuestos sobre el importe de beneficios que no distribuyan como dividendos, es decir, que se quede la compañía para engordar su capitalización. En los últimos ejercicios, las grandes compañías inmobiliarias del Ibex y del Mercado Continuo han repartido importantes dividendos que superan incluso en dos o tres veces los beneficios contables, por lo que esta medida no sería de aplicación para ellas. 

En el caso de las pequeñas, que por lo general tocaron la campana en el MAB, las cosas son bien distintas. Estas firmas apenas superan en la mayoría de los casos el 80% de los beneficios en el reparto de dividendo obligatorio para este tipo de sociedades. La razón principal reside en el tipo de accionariado de estas compañías. En la mayoría de los casos, las participaciones están repartidas entre una cantidad reducida de accionistas, normalmente los que estaban desde un principio en la entidad y, por tanto, no tienen un compromiso para con los propietarios de los títulos. De hecho, el movimiento de acciones es tan pequeño en la mayoría de los casos que el volumen transaccionado es casi nulo.

Así, el cambio de tributación que proponen los 'morados' les afectaría de manera muy importante. Al llevar a cabo un reparto del 80% de los beneficios a través de dividendos, se tributa en hasta en un 25% por ese porcentaje de ganancias, mientras que el 20% restante puede pasar a formar parte de la reserva y no es necesario pagar ningún tributo por ello. Con esta propuesta, el dinero que no se reparta entre los accionistas (es decir, ese 20% restante) estará sometido a un gravamen del 15%.

A día de hoy, estas compañías cuentan con un valor en bolsa superior a los 12.000 millones de euros. En concreto, la cifra alcanza, a cierre de la sesión de este miércoles, los 12.498 millones. Pese a que la mayor parte de ellas cuentan con un tamaño relativamente pequeño, hay algunas que destacan. 

Es el caso de General de Galerías Comerciales, la socimi de Tomás Olivo dedicada, como su propio nombre indica, a las grandes superficies comerciales. La capitalización de la del murciano supera los 3.432 millones de euros y supera con creces a sus 'hermanas mayores' del Mercado Continuo, Árima y Lar España. Con más de cuatro cifras también destaca GMP, la propietaria de edificios de oficinas de los Montoro. La socimi ya vale más de 1080 millones de euros en el MAB y también supera a las del Continuo.

En el Ibex 35, el máximo índice español, hay dos socimis más: Merlin Properties y Colonial. La capitalización de ambas firmas se queda a las puertas, de forma conjunta, los 11.000 millones. Al sumar la de las firmas de Continuo, 591 millones de Lar España y 137 de Árima, la cifra aún es menor que la de las 'hermanas pequeñas', un sector que está cada vez más en auge y que no parece que vaya a frenarse. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios