Pisos a partir de 1.200 euros/m2

Boadilla cambiará su plan urbanístico en pleno 'boom' para eludir a los tribunales

Con más de 30 promociones activas, el Plan de Urbanismo de Boadilla fue anulado por el TSJM porque se aprobó sin un informe de impacto de género.

Promoción en Boadilla
Promoción en Boadilla

Atrás quedan los tiempos en los que el ex alcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero, el 'Albondiguilla', se repartía, presuntamente, con Correa grandes sumas como pago por concesiones y adjudicaciones. El negocio inmobiliario de la zona se vio empañado por la alargada sombra de la Gürtel y los golpes de una crisis financiera que se cebó especialmente con el ladrillo. Más de un lustro después, en octubre de 2015, el municipio empezó a ver una luz al final del túnel: la Comunidad de Madrid aprobó el Plan General de Urbanismo de Boadilla del Monte, que supuso el desbloqueo de todas las licencias de obra y dio luz verde a la venta de suelo.

El municipio comenzó así a vivir una nueva primavera en la contrucción de viviendas, con más de 30 promociones activas. A pesar de las nuevas perspectivas, un nuevo escollo amenazó con desbaratar el crecimiento urbanístico: el pasado mayo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló el Plan Urbanístico porque el Gobierno de la Comunidad de Madrid lo aprobó sin contar con el preceptivo informe de impacto de género. Parecía que las ilusiones inmobiliarias de Boadilla iban a desvanecerse de nuevo. Sin embargo, el Consistorio guarda un as bajo la manga: aprobar una nueva ley urbanística en dos años, esto es, antes de que la sentencia de los tribunales sea firme, cosa que podría tardar hasta 7 años.

Más de 630 licencias de obra en 2017

Tanto desde el Ayuntamiento como desde las principales promotoras que operan en la zona (Neinor Homes o Aedas Homes, entre una veintena más), aseguran estar tranquilos y no haber notado ningún impacto tras la decisión judicial. Las cifras, dicen, no pueden ser mejores. "En 2016 se concedieron 730 licencias de obra y este año se han dado ya 630. No obstante, en lo que respecta a las licencias de primera ocupación se entregaron el pasado año 240 y este 53", detallan fuentes municipales. En cuanto a zonas, se está construyendo al mismo tiempo en diferentes lugares, tanto en ámbitos nuevos, como Valenoso, Cortijo Sur, Cortijo Norte, El Pastel, La Cárcava... como en ámbitos más consolidados, como El Zoco o Sector S, urbanizaciones históricas.

Los precios, además, también han experimentado una subida desde 2015, cuando el coste medio del metro de 1.534 euros. Ahora, la media se sitúa en a 1.997 euros por metro, y se prevé que siga creciendo según las promociones se vayan terminando. Sin embargo, según la zona y el tip de edificio se pueden encontrar viviendas a partir de 1.200 euros el metro. Así, los precios parten de los 264.000 euros en Aires de Boadilla y superan los 1,8 millones de euros en el residencial Valdecabañas.

Se espera, además, que el mercado siga creciendo. El Plan Urbanístico prevé que en Boadilla haya un máximo de 26.000 viviendas y en este momento tiene casi 18.000 construidas, por lo que se podrían ejecutar otras 8.000 viviendas más. Fuentes municipales defienden la sostenibilidad del sistema. "No parece un desarrollo urbanístico irracional, justo al revés, muy sostenible, tanto a nivel medioambiental, de servicios y de ingresos para el Consistorio. Es decir, la programación urbanística nos permitirá mantener nuestro atractivo natural, nos permitirá mantener una fiscalidad muy baja, al mínimo legal en muchos casos, y atraerá más servicios públicos y privados porque habrá más y diferente demanda", aseguran.

Boadilla se ha convertido así en unos de los epicentros del resurgir del 'boom' inmobiliario. En este sentido, desde el Consistorio señalan que parte del éxito se debe a que "se encuentra a 14 kilómetros de la capital de España". No solo eso, también "es el municipio más seguro de toda la Comunidad de Madrid según el Ministerio de Interior, hay una firme apuesta por las familias, con ayudas únicas en materia de nacimiento, manutención o material escolar, hay una fuerte inversión pública en infraestructuras y una calidad en los servicios muy alta con una presión fiscal muy baja; por ejemplo, tanto el IBI como el Impuesto de Vehículos los tenemos al mínimo legal", defienden.

Por otro lado, apuntan a otros dos factores para explicar esta fiebre inmobiliaria. Por una parte, que el hecho de la crisis se esté superando ha provocado que el crédito fluya más por parte de las entidades bancarias, y por otro, que los precios en municipios similares son más altos, lo que hace que muchas familias se decanten por Boadilla. No obstante, no todo es de color de rosa. Fuentes municipales reconocen que hay una cierta ansiedad en el mercado con Boadilla porque el número máximo de viviendas que se pueden construir con el nuevo Plan General son 8.000. "Es decir, no es que tengamos mucho suelo urbanizable, es que tenemos poco y eso hace que la gente sea consciente de que a medida que se agote el suelo, los precios serán mayores, incluidos los del mercado de vivienda usada", concluyen.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios