Miércoles, 21.11.2018 - 09:53 h
Efectos positivos 

La CNMC recomienda un registro digital de los Airbnb para evitar fraudes fiscales

El regulador niega la relación entre el aumento del precio de la vivienda en España y la proliferación de viviendas turísticas. 

José María Marín Quemada
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC, / EFE

Las plataformas de alquiler turístico de viviendas son para la CNMC una fuente de efectos positivos. Uno de los más importantes sería el control de las transacciones que se llevan a cabo a través de plataformas del estilo de Airbnb y Homeaway para examinar las obligaciones tributarias derivadas de este tipo de transacciones. Pero no es el único efecto positivo para el regulador. La vivienda turística también reduce el precio medio del mercado, flexibiliza la oferta y moderniza los barrios

Competencia destaca que las transacciones que se llevan a cabo a través de este tipo de plataformas "permiten una trazabilidad  y mayor transparencia de las transacciones económicas". De esta forma, el regulador destaca "la colaboración entre estas plataformas y las Administraciones tributarias a la hora de facilitar toda la información registrada en los intercambios, a efectos del cumplimiento de las obligaciones tributarias por parte de todos los obligados". 

Además, este organismo destaca como otro de los efectos positivos de la entrada de viviendas de uso turístico en la economía "la generación de rentas a favor de particulares, permitiéndoles beneficiarse de los ingresos del incremento del turismo". Además, también se aprovecha de "la modernización de los barrios" y el "efecto positivo de arrastre en el comercio local". 

¿Puntos negativos? Solo dos. Por un lado, "la congestión, los ruidos o el consumo de recursos medioambientales", que como destaca Competencia no son "exclusivas de la vivienda turística" y, por otro, aquellas proyectadas "sobre los habitantes del inmueble". En cambio, el regulador niega la existencia de evidencias que vinculen el aumento del precio del alquiler o la venta de viviendas con la proliferación de los apartamentos turísticos. 

Este ha sido precisamente uno de los recursos más utilizados por algunos colectivos, incluidos ayuntamientos, para rechazar este tipo de alojamientos para viajeros. En cambio, el regulador destaca que "el aumento del precio de la vivienda en España en los últimos años se debe a una confluencia de factores económicos", descartando así la "relación directa y exclusiva entre la oferta de apartamentos turísticos y el precio de la vivienda". 

Recomienda revisar la normativa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia recomienda darle una vuelta a la normativa sobre apartamentos turísticos que se ha aprobado en los últimos años para tratar de unificar criterios y eliminar algunas restricciones, como la prohibición de nuevas licencias o el establecimiento de moratorias.

El organismo regulador considera que en España existe una gran disparidad normativa en materia de viviendas turísticas debido a auge de las normas autonómicas y locales heterogéneas. Competencia destaca que el marco resultante es "heterogéneo" y "altamente restrictivo" y que solo debería estar motivado por "la existencia de un fallo de mercado o una razón imperiosa de interés general".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios