Aumento de los visados de obra nueva

Caixabank y Sabadell lideran el crédito promotor en el nuevo auge inmobiliario

El resto de entidades, auspiciadas de nuevo por la compra sobre plano, también han entrado en este negocio que acumula 101.000 millones de deuda viva.

Obras, construcción, grúa, maqunaria pesada
El crédito promotor vuelve a los bancos auspiciado por el auge de la obra nueva. / EP

Las promotoras inmobiliarias cogen ritmo y vuelven a plantar sus casetas de obras y sus grúas en las grandes ciudades españolas y la costa levantina, zonas en las que el mercado mira con buenos ojos a la obra nueva. Como un recuerdo de principios de los 2000, la banca vuelve a entrar en el juego del crédito promotor auspiciada por las ventas sobre plano que, tal y como destacan los propias empresas, "coge auge de nuevo". Caixabank es la entidad que más sobresale en este tipo de operaciones y acumula, en lo que va de año, 2.000 millones de euros en préstamos para promotores.

La banca en general ha comenzado a abrir el grifo del crédito promotor, aunque de manera "muy controlada y en zonas de calidad", explican diversas fuentes del mercado a La Información. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, las entidades bancarias dejaron de lado este tipo de operaciones que ahora vuelven a retomar. Mientras tanto, los promotores inmobiliarios están funcionando a dos velocidades: por un lado, en zonas como Madrid, Barcelona o la costa (que incluye Valencia, Málaga o Baleares) la obra nueva y las rehabilitaciones crecen con fuerza; en cambio, otras ubicaciones como Castilla-La Mancha o Castilla y León siguen deprimidas, prosiguen explicando las mismas fuentes.

Esto se nota precisamente en los visados de obra nueva. Entre los meses de enero y mayo, últimos datos disponibles según el Ministerio de Fomento, se solicitaron 40.293 unidades, lo que supone un aumento del 23,8% con respecto a los mismos meses del año anterior. Este indicador del mercado inmobiliario marcó su punto mínimo en el año 2013 cuando la cifra anual fue de 34.288 unidades. Desde entonces, cada año se ha ido incrementado poco a poco y en los últimos meses ha empezado a coger vuelo, a pesar de mantenerse lejos de los más de 850.000 visados que se firmaron en 2006.

Junto a los visados, los volúmenes de créditos promotor, es decir, aquellos que se utilizan para construir vivienda o rehabilitarla por parte de empresas, son los mejores termómetros del mercado y la recuperación se hace patente al analizar los datos. En lo que va de 2018, este indicador ha crecido ligeramente, pero todavía se mira cada operación con lupa, destacan miembros del sector. 

El líder de este tipo de productos es a día de hoy Caixabank. La entidad catalana ha puesto sobre la mesa 2.000 millones en lo que va de año, y acumula un stock de cerca de 7.100 millones de euros. Además, el crecimiento se ha acelerado en los últimos meses, de hecho, en el segundo trimestre, los créditos promotor han crecido un 2,4% respecto del primero.

El Banco de España, que solamente facilita los datos de crédito vivo de este sector, destaca que en el primer trimestre del año, último del que hay registros, la cuantía ascendía a 101.338 millones de euros. Estas cifras están aún muy lejos de las registradas en 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando la cantidad superaba con creces los 200.000 millones de euros. 

En cuanto a los precios que se están ofertando en el sector, en las zonas 'core' ha empezado a darse una competencia fuerte. Los precios se están rebajando, pero todavía se mira cada promoción con lupa. Las más demandadas son proyectos para rentas altas, y en especial para extranjeros con gran poder adquisitivo, explican desde el sector. Aunque también se alerta de que en algunas zonas el suelo está en precios peligrosos. Además, fuentes financieras destacan que alguna entidad ha firmado operaciones peligrosas en cuanto a precios.

El resto también se apunta

Pero no solo Caixabank ha entrado en el negocio promotor. La segunda entidad que más ha crecido en lo que va de año en este sector es Banco Sabadell, que en los siete primeros meses del año ha alcanzado los 1.700 millones. Además, prevé cerrar el año con un volumen cercano a los 2.500 millones, una cifra levemente superior con la que cerró en 2017. Por detrás de la entidad catalana, se sitúa Banco Santander y algo más descolgado, BBVA.

El último en sumarse al sector inmobiliario ha sido Bankia. La entidad formalizó sus primeras operaciones por 180 millones de euros hace poco más de un mes. La entidad se mantuvo fuera del sector durante varios años obligado por las limitaciones que le impuso la Comisión Europea. Además, la firma presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha creado 'La Dirección de Promotores' para el desarrollo de este negocio, el cual considera que es "una de las palancas de desarrollo de Bankia para la nueva etapa de crecimiento que ha iniciado en 2018", explica el director de Promotores de la firma, Alberto Manrique.

Por su parte, entre las entidades más pequeñas, la líder del sector es Ibercaja, seguida de Abanca. Las cifras de estas dos primeras superan con fuerza a las siguientes como Unicaja, que acaba de entrar en el sector, y Liberbank cuyos volúmenes son residuales, explican fuentes del sector.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios