Lunes, 20.05.2019 - 15:19 h
Tras la aprobación de la junta el próximo 22 de mayo

Las oficinas 'prime' de La Finca, a bolsa: Renta 4 y Deloitte asesoran la operación

La compañía será colocada en el mercado con, por ahora, siete activos dedicados totalmente a este segmento, uno de los más rentables.

Los primeros pisos llegan a La Finca, en Pozuelo de Alarcón.
Los primeros pisos llegan a La Finca, en Pozuelo de Alarcón. / D.R.

Una de los barrios más exclusivos de nuestro país, la madrileña zona de La Finca, tiene un nuevo reto. La compañía que capitanea Susana García Cereceda y que heredó de su padre, Luis García Cereceda, tocará la campana en la bolsa en los próximos meses. En concreto, la firma familiar, dividida en tres sociedades tras una profunda reestructuración, saldrá a pisar el parqué con una de ellas, La Finca Global Assets, que cuenta con siete activos del segmento de las oficinas. 

La salida a bolsa, según adelantó El Confidencial, está prevista para el próximo mes de junio, por lo que los trámites ya estarían en una fase avanzada. La fecha exacta de colocación de la compañía en el mercado no se sabrá hasta el próximo 22 de mayo, según ha podido confirmar este medio. En mencionada fecha se celebrará la junta general ordinaria de accionistas, en Pozuelo de Alarcón. En ella, además de la salida a bolsa, se abordarán ceses y nombramientos en el consejo de administración de La Finca Global Assets. 

En mencionada salida a bolsa han intervenido Renta 4, como asesor registrado, y ha trabajado en la valoración de la operación Deloitte. Que La Finca Global Assets salga al mercado, más que una sorpresa, es casi un camino natural. La compañía, como socimi, tiene un plazo legal de dos años para hacerlo y lo que se ha hecho es respetar los plazos, que por otro lado enmarcan en el proceso de reestructuración y saneamiento que la compañía acomete desde 2016. Es en esta fecha cuando se firma un acuerdo de financiación mediante un préstamo sindicado liderado por Société Générale, CaixaBank y Santander por 395 millones destinado a amortizar deuda existente y afrontar nuevos proyectos.

La reestructuración financiera vino acompañada por la entrada del fondo de inversión estadounidense Värde -propietario de, entre otras cosas, la constructora Aelca y la promotora Vía Célere- en el negocio de oficinas y supuso una inyección de fondos adicional de 400 millones de euros para financiar nuevos proyectos. Y ahora, de su mano, han articulado su salida a bolsa. Un anuncio que coincide con el arranque de la comercialización de las otras patas del negocio que no saldrán a bolsa. 

Como adelantó este medio, saldrán a la venta una nueva hornada de casi 600 viviendas con la peculiaridad del formato: pisos, y el modelo: venta y alquiler, algo insólito en esta urbanización que siempre se ha decantado por los unifamiliares de lujo. LaFinca LGC3, que es como se llama esta primera hornada de pisos 'prime' -para ejecutivos del parque empresarial La Finca y jóvenes-, está compuesta por 144 viviendas distribuidas en 9 bloques. Cuenta con 42.000m² de cuidados jardines y lagos, y de 'amenities' tales como zona infantil, gimnasio o piscina comunitaria, al tiempo que goza de vistas ilimitadas hacia LaFinca Country Club.

La pata de Global Assets, que ahora se prepara para esta nueva fase, cuenta con los activos más importantes de la compañía en el campo de las oficinas. En concreto, se trata de la sociedad que controla el negocio patrimonial y la explotación de lugares de trabajo 'prime'. Entre sus 228.000 metros cuadrados de superficie alquilable destaca el Parque Empresarial La Finca, a solo unos metros de la urbanización estrella del mismo nombre. Esta instalación, ubicada en Pozuelo de Alarcón, es uno de los mayores parques empresariales de toda Europa, con unos 125.000 metros cuadrados. 

Otro activo importante es el Complejo Empresarial Cardenal Marcelo Spínola, en Madrid. Esta instalación, compuesta por siete edificios, fue construida en 1991 y dispone de más de 43.000 metros cuadrados de oficinas ubicados a un paso de la madrileña Plaza de Castilla.

Entre los activos que se colocarán en el mercado también están el Parque Empresarial Martínez Villergas, que se levantó en 2001, de 21.500 metros cuadrados a solo unos metros de Avenida de América. En esta misma zona, también está el edificio de Álvaro de Baeza 2, ahora en manos del Instituto de Empesa. Con más de 13.000 metros cuadrados y alquilado actualmente a la compañía Ericcson, también se encuentra dentro de la cartera que tocará la campana la conocida Torre Suecia.

Ya en el centro de la capital, La Finca Global Assets también es propietaria del edificio de la calle Almagro 14-16. Reformado en 2006, bajo la histórica fachada del siglo XIX se esconde una superficie de 3.123 metros cuadrados que se encuentra actualmente arrendado a Ramón y Cajal Abogados. Un poco más al norte, en el corazón del distrito de Chamartín, está el edificio José María Soler, también en manos de la compañía. Casi 2.000 metros cuadrados entre las calles Costa Rica y Alfonso XIII.

Susana García-Cereceda, actual presidenta ejecutiva del Grupo La Finca, redujo la estructura de la compañía hasta dejarla en tres divisiones básicas: LaFinca Global Assets, la socimi dedicada a los parques empresariales y que ahora se colocará en el mercado; La Finca Somosaguas Golf, con desarrollo de proyectos a corto plazo, y La Finca Real Estate Management, que se dedicada la gestión de activos y desarrollos a largo plazo. Con esta modificación, dejó atrás los números rojos y consiguió beneficios en la compañía por primera vez en años.

La Finca
 

La accionista 'incómoda'

Susana y Yolanda García Cereceda, hermanas y accionistas del grupo empresarial tras el fallecimiento de su padre Luis, se enredaron en innumerables líos legales por la titularidad de la compañía. Tanto fue así que Susana incapacitó jurídicamente a Yolanda en 2011. En ese momento, la hermana menor pasó a ser tutelada por la Fundación Afal, institución especializada en enfermos de Alzheimer y así se mantuvo hasta bien entrado el 2017.

Fue entonces cuando Yolanda recuperó su capacidad para organizar su vida y, por tanto, disponer de sus bienes. En la sentencia, se reconocía que Yolanda García Cereceda "no presentaba sintomatología compatible con enfermedad mental y que tiene capacidad para gobernar su persona y administrar su patrimonio y sus bienes materiales".

Ahora, se prevé que como ha ocurrido en ocasiones anteriores, Yolanda García Cereceda dé la batalla en la junta de accionistas que se celebrará el próximo 22 de mayo. La hermana pequeña es propietaria del 10,98% de la firma que tocará la campana, por lo que sus palabras prometen escucharse en esta reunión aunque al estar en minoría sus objeciones caerán en saco roto. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios