Jueves, 20.06.2019 - 11:45 h
De lujo para ejecutivos

Los dueños de La Finca se pasan también al alquiler con una promoción de 92 casas

El auge del mercado hace que la familia Cereceda,  dedicada siempre a construcción para venta, aproveche ahora el nicho más rentable del sector.

Susana García Cereceda
Susana García Cereceda, gestora de La Finca. / La Finca

El mercado del alquiler en las grandes ciudades atrae a todo tipo de inversores, propios y extraños, por su gran rentabilidad y los últimos en sumarse a este marea han sido los dueños de la mayor urbanización de lujo del país, La Finca, en la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón. El Grupo LaFinca, firma encabezada por Susana García-Cereceda tras el fallecimiento de su padre y fundador de la sociedad Luis García Cereceda, ha decidido saltar al mercado del alquiler -sin abandonar el de la promoción tradicional- para construir 92 viviendas de lujo dedicadas al arrendamiento, tal y como han confirmado a La Información fuentes cercanas a la compañía. 

Esta firma ha visto un nicho de mercado en la zona y quiere dedicar estas viviendas al arrendamiento a ejecutivos, principalmente de su propio parque empresarial, también llamado LaFinca a solo unos metros de las futuras viviendas, pero también de otras zonas de oficinas cercanas -cómo la Ciudad Financiera del Banco Santander- que cada vez son más numerosas. Al tratarse de unos puestos en continua rotación, se hace necesaria la facilidad de movimiento que aporta el alquiler y que está limitada con la compra. 

Este proyecto llega tras el éxito de la construcción de la primera fase del proyecto, contigua a la actual, que contaba con 144 viviendas en venta y que, en su mayoría ya han sido adquiridas. La buena situación del mercado inmobiliario y sobre todo del sector del alquiler ha animado a muchas firmas a meterse de lleno en el arrendamiento atraídos por una alta rentabilidad de los activos. 

La promoción contará en total con 188 viviendas de entre 80 y 320 metros cuadrados que se dividirán casi a la mitad entre el régimen de compra y el de arrendamiento. Las primeras obras tienen previsto empezarse  durante el primer cuatrimestre de este 2019 y se alargará durante unos 27 meses, por lo que los primeros residentes podrán empezar a vivir allí a mediados de 2021. 

El proyecto LGC al completo -dividido en varias fases para su construcción- consta de 850.000 metros cuadrados de terreno dedicados en su mayoría al 'Country Club' -el club de campo solo accesible para propietarios de viviendas de LaFinca- con golf, playa artificial y instalaciones y escuelas deportivas. Las viviendas ocuparán, una vez finalizadas todas las fases, 100.000 metros más.

Susana García-Cereceda, actual presidenta ejecutiva, redujo la estructura de la compañía hasta dejarla en tres patas básicas: LaFinca Global Asset, una socimi dedicada a los parques empresariales; La Finca Somosaguas Golf, con desarrollo de proyectos a corto plazo y La Finca Real Estate Management, que se dedicada la gestión de activos y desarrollos a largo plazo. Con ellas, dejó atrás los números rojos y consiguió beneficios en la compañía por primera vez en años. 

En el último ejercicio, el de 2017, la reestructuración comenzó a dar sus frutos y el desde entonces llamado Grupo LaFinca consiguió cerrar el ejercicio en verde con 11,5 millones de euros. Las buenas cifras dieron sus frutos y los accionistas cobraron por primera vez en una década un dividendo de la firma.

Por ello y aprovechando la buena marcha del negocio, Cereceda no quiere dejarse ni un ápice del ladrillo sin su firma y ha entrado en el alquiler de lujo pisando fuerte y espera que una vez concluido el conjunto del proyecto le pueda reportar hasta 700 millones de euros de ingresos. La firma familiar ya ha triunfado con las oficinas -cuenta con siete emplazamientos en Madrid- y en las ya de sobra conocidas viviendas 'premium' que acogen a famosos que van desde futbolistas a estrellas de todos los sectores en Pozuelo de Alarcón. 

Liquidación de La Finca Real Estate 2017

En su proceso de reestructuración el grupo disolvió varias sociedades con el fin de simplificar la configuración de la compañía y una de ellas se acaba de completar. Susana García-Cereceda ha pasado de ser la administradora única a convertirse en la liquidadora de La Finca Real Estate 2017, una firma dependiente de la rama que se dedica a la gestión de activos y desarrollos a largo plazo, tal y como se recoge en el Boletín Oficial del Registro Mercantil de este mismo martes. 

De acuerdo con la información de la propia empresa, se trataría de una filial antigua que con la reestructuración de 2016 dejó de operar, por lo que no se alteraría la configuración actual de la compañía. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios