Domingo, 08.12.2019 - 12:54 h
En plena liberalización

Renfe explora acuerdos con Cabify y otros socios para que vendan billetes de tren

Inicia las pruebas piloto de su 'super-app' para reservar VTC, bicis o taxis. Después de esta primera fase llegará a acuerdos para la venta.

AVE Renfe
Renfe se abre a acuerdos con socios como Cabify. / Renfe

Renfe quiere pisar el acelerador en su estrategia de apertura a otros socios ante la inminente liberalización del sector y la irrupción de varios competidores que amenazan con su dominio absoluto mantenido durante décadas. La operadora pública ya trabaja en las pruebas piloto de su 'super-app' para ofrecer VTC, taxis o patinetes y bicis a sus viajeros. Ahora abre la puerta a cerrar acuerdos comerciales con sus socios en este proyecto, entre los que se encuentra Cabify, para que puedan vender billetes de tren en sus propias plataformas.

El origen hay que encontrarlo en el lanzamiento hace unas semanas de 'Renfe as a Service'. Esta plataforma plantea la movilidad como un servicio, uno de los objetivos del Plan Estratégico de la compañía con el fin de reforzar su posición de cara a la liberalización ferroviaria del mercado de viajeros. La primera prueba, que comenzó hace unos días, se ha lanzado para 500 clientes habituales de la ruta de AVE entre Madrid y Barcelona y tiene como fin probar módulos concretos de la futura plataforma como la planificación, la venta de billetes y la atención al cliente.

La intención final de 'RaaS' es integrar en una única aplicación todos los trayectos, incluyendo el transporte desde casa hasta la estación de tren correspondiente, y desde la de llegada hasta el destino final. A través de este proyecto, la compañía liderada por Isaías Táboas busca que el comprador pueda llevar a cabo toda la contratación a través de un único pago. La prueba está siendo desarrollada por IoMob, una de las firmas ganadoras de la primera convocatoria de TrenLab, la aceleradora de startups de Renfe desarrollada junto con Wayra de Telefónica.

Para estas primeras pruebas, la compañía pública contará con varias empresas del sector del transporte. A Cabify, en el segmento de VTC, se sumarán otros como Karhoo, para la reserva de taxis, junto con los servicios de autobuses de Madrid y Barcelona. Habrá más incorporaciones de firmas que ofrecen patinetes o bicicletas. Después de estos primeros pasos, será cuando lleguen los acuerdos definitivos también para vender billetes de tren de las principales líneas en España.

Según confirman fuentes oficiales de Renfe a La Información, cuando se configuren todos los servicios que estarán en esta 'súper-app' de manera definitiva la operadora pública "se abrirá a acuerdos con los distintos operadores", confirman. Fuentes conocedoras apuntan a que ha habido conversaciones iniciales con algunos de esos 'partners' como la propia Cabify, aunque aún no se ha cerrado ningún pacto en firme.

La startup española o la propia Karhoo no serían las únicas compañías que ha utilizado Renfe para incrementar su capilaridad y hacer más accesible la venta de sus billetes. Hace apenas unas semanas, la red de 2.400 oficinas postales de la empresa pública vende viajes de sus trenes AVE, Larga Distancia y Media Distancia. El objetivo es diversificar los canales de venta y sobre todo hacer más accesible esta compra en zonas rurales o de baja densidad.

Mientras todo esto sucede, otras plataformas digitales del sector de la movilidad también están tratando de introducirse en este terreno de juego. La propia Uber admitió hace unas semanas que busca acuerdos con administraciones públicas de grandes ciudades para vender billetes de autobús y metro desde su propia plataforma, como ya hace en diferentes ciudades europeas a través de su servicio Uber Transit.

La liberalización, de fondo

La liberalización está como telón de fondo en todo este proyecto de Renfe. A través de él, se busca posicionar a la operadora de cara a la apertura del mercado de viajeros en España. Seis compañías (SNCF, Talgo de forma conjunta con Trilantic y Globalia, Ilsa con Trenitalia, Eco Rail, Globalvia y la propia Renfe) han presentado sus ofertas ante Adif -la gestora de infraestructuras pública- para poder poner sus trenes en las vías en diciembre de 2020.

En cambio, no será hasta finales de este año cuando se conozca quiénes serán los primeros adjudicatarios de la capacidad de red y, por tanto, las compañías que puedan entrar a competir en las vías. En marzo de 2020, Adif firmará con los adjudicatarios los acuerdos marco para comenzar las operaciones. Mientras tanto, Renfe quiere protegerse y ganar capilaridad. Cabify y otras plataformas esperan para llegar a acuerdos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING