Viernes, 19.07.2019 - 02:38 h
Pide estabilidad política en España

Pallete culpa a turbulencias del mercado para justificar la caída de las acciones

El presidente insiste en que Telefónica se ha convertido en una empresa "tecnológica" y promete que los títulos "verán reflejados el auténtico valor".

Pallete junta de accionistas
El presidente de Telefónica durante la junta general de accionistas. / José González

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha culpado hoy en la junta general de la operadora a las turbulencias en el mercado y los problemas con las divisas en Latinomérica de la caída en la acción, uno de los aspectos que más preocupan a los accionistas. "Estamos convencidos de que el auténtico valor se verá reflejado en la cotización", ha explicado el directivo, que ha reclamado "estabilidad política" en España, tras las elecciones generales del pasado 28 de abril.

El presidente ha defendido que todos los cambios de la compañía se han ejecutado en un entorno "adverso" con diferentes factores. Por un lado, el "recelo" de los mercados hacia el sector de las telecomunicaciones y, por otro, "las turbulencias en mercados y divisas" tanto en Latinoamérica y en Reino Unido. Y ha apostillado algo que no había señalado hasta ahora: la "atmósfera bursátil negativa" del Ibex 35 en España.

Ante la preocupación por la caída de la acción, que cotiza en el nivel de los 7 euros, Álvarez-Pallete ha destinado una pequeña parte de su discurso a este aspecto. Y, como ha repetido en varias ocasiones en los dos últimos años, entiende que la empresa es hoy "considerablemente más fuerte que hace tres años" por lo que se ha mostrado convencido de que "el auténtico valor se verá reflejado en la cotización de la acción".

Ante las preguntas de varios accionistas, el presidente ha abundado más en las condiciones macroeconómicas tanto en Latinoamérica, como en Reino Unido, y los recelos del mercado ante una "alta inversión futura" y una "regulación incierta" sobre precios de productos y servicios y sobre el despliegue de 5G.

"Estamos un poco mejor que el sector este año y el consenso de analistas está revisando el precio objetivo de la acción hasta dejarla en 8,8 euros por acción, lo que supone un potencial de revalorización del 22%", ha argumentado. Aún así reconoce que no se conforman con este comportamiento: "La Bolsa dice una cosa y eso no está bajo nuestro control, pero sí la gestión de la compañía y aquí Telefónica es más fuerte".

¿Cómo justifica que la compañía está más fuerte que hace tres años? Ha defendido que Telefónica ha pasado de ser una empresa tradicional de voz a una "empresa tecnológica" en la que el 65% de sus procesos ya están digitalizados y en la que los servicios digitales como la nube, la seguridad o el big data suponen ya casi 7.000 millones de euros de ingresos. "Hoy estamos más cerca de llegar a ser la compañía que aspiramos a ser de la que orgullosamente fuimos", ha apuntado.

Y lo ha hecho, según ha defendido, mientras ganaban clientes durante los últimos tres años; hacían negocio de los datos (el 65% de sus ingresos proceden de esta partida); mantenían el ritmo de inversión, y se reducía la deuda. Y en este sentido, ha apostillado en pleno proceso de desinversiones de filiales y activos del grupo: "Tres años después, hemos reducido la deuda tanto como si hubiésemos vendido O2 en Reino Unido; pero aún contamos con ella y además la hemos situado en niveles récord de ingresos".

Las desinversiones en Latinoamérica

O2 no se ha vendido y, por sus palabras, se deduce que no lo hará. Pero hasta ahora sí que se han ejecutado desinversiones en Latinoamérica y en filiales vinculadas a las infraestructuras de torres y de centros de datos. Pallete ha defendido estas operaciones. "Fue una decisión correcta que nos ha permitido aumentar la rentabilidad y reducir el endeudamiento", ha defendido.

¿Habrá más operaciones, con la salida de México, por ejemplo, ahora en suspenso? El máximo directivo de la operadora española no se ha referido en ningún momento a si habrá más operaciones de este tipo para reducir pasivo ante sus accionistas. El consejero delegado de la empresa, Ángel Vilá, sí que ha repetido el mensaje emitido durante los últimos meses: "No necesitamos vender activos a cualquier precio". Ha incidido en que seguirán examinando oportunidades cuando la venta cumple con la estrategia de Telefónica de priorizar mercados que obtienen una rentabilidad suficiente sobre el capital empleado.

¿Y el futuro?

Al margen de las operaciones, Pallete mira al futuro insistiendo en que Telefónica se encuentra en una "posición provilegiada" para sobrevivir, pese a las dudas de parte del mercado con respecto al sector de las telecomunicaciones. "El futuro pasa por las redes de Telefónica", ha argumentado.

"Telefónica ocupa una posición privilegiada en un momento de cambios tecnológicos excepcionales", ha apostillado, mencionando el desarrollo del 5G y redes de nueva generación o la inteligencia artificial. Defiende que la compañía está preparada para captar todo el crecimiento de esta nueva ola tecnológica.

Al margen de la estrategia, la compañía ha hecho un guiño a sus accionistas. Pallete ha anunciado que extenderán a todos los accionistas que sean clientes el servicio 'Priority' con el que la operadora ofrece servicios de valor añadido como contar con un experto tecnológico que solucionará sus problemas en dispositivos de Telefónica o asistir a programas de Movistar+.

Pide estabilidad política

Al margen del rendimiento económico, Álvarez-Pallete se ha referido a la situación política en España. Y ha defendido su optimismo sobre la posición del país ante la revolución tecnológica y sobre todo la necesidad de "estabilidad política" tras las pasadas elecciones.

En este sentido, el directivo entiende que el reciente contexto electoral que se ha vivido en el país ha dejado a España como "un oasis de estabilidad dentro de Europa". "Telefónica no es un sujeto político, sino un sujeto económico importantísimo; si a España le va bien, a Telefónica le irá bien", ha concluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios