Miércoles, 17.07.2019 - 05:28 h
Plan de prejubilaciones y bajas incentivadas

Santander busca un ERE a la baja: ofrece el 65% del sueldo a partir de los 55 años

El banco que preside Ana Botín propone a los sindicatos unas condiciones peores que las firmadas durante el último ajuste de plantilla.

Fotografía oficinas Santander y Popular / EFE
Santander busca un ERE a la baja: ofrece el 65% del sueldo a partir de los 55 años. / EFE

El Banco Santander busca cerrar un ERE a la baja. En el marco del proceso por el que prevé cerrar 1.150 oficinas y reducir su plantilla en más 3.700 empleados, el grupo que preside Ana Botín ha ofrecido a los sindicatos un plan de prejubilaciones a partir de los 55 años con el 65% del sueldo, porcentaje que se eleva hasta el 70% para aquellos empleados mayores de 58 años, según informan fuentes de la negociación.

Las condiciones que ha ofrecido este martes Santander a los sindicatos son peores que las firmadas durante el último ajuste de plantilla, cuando salieron 1.100 personas del banco con motivo de la integración de sus servicios centrales en España con los de Banco Popular. En este acuerdo, que se firmó a finales de 2017, los representantes de los trabajadores aceptaron el 80% del salario a partir de los 55 años mediante una renta mensual y con aportaciones al plan de pensiones.

En el ERE actual, que se produce con motivo de la integración de la red española de oficinas de Santander y Popular, el banco busca cerrar la negociación a la baja, puesto que se trata de un mayor número de afectados, lo que implica un mayor coste para la entidad en un momento en el que el contexto económico le es menos favorable con motivo de la desaceleración de la economía y un entorno permanente de tipos bajos.

Así, la oferta de las prejubilaciones se limita al 65% del salario pensionable, hasta los 63 años, para aquellos empleados que tengan entre 55 y 57 años y cuenten con con una antigüedad en el banco superior a 15 años. Otra opción es que estos empleados acepten recibir el 55% del sueldo más el 55% complementos.

La oferta mejora para aquellos trabajadores con edades comprendidas entre los 58 y los 62 años a quienes se ofrecen prejubilaciones con el 70% del salario hasta los 63 años o el 65% del sueldo más la mitad de los complementos. Igualmente para alcanzar estas condiciones se exige una antigüedad superior a 15 años.

Las bajas incentivadas también empeoran

Las bajas incentivadas para quienes tienen entre 53 y los 54 años ascienden a una indemnización equivalente al 60% del salario de seis años con un máximo de 350.000 euros. En 2017 se ofreció el 80% del sueldo durante ocho años para los mayores de 50 años hasta un límite de 380.000 euros.

Para los trabajadores de 52 años o menos la oferta es de 33 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades, es decir, un año y medio sueldo. Para los mayores de 62 años, en cambio, se contempla un pago de 20 días por año con un tope de 12 mensualidades.

Respecto a los planes de movilidad que ocasiona el cierre de 1.150 oficinas, Santander propone realizar un único pago de 6.000 euros para los desplazamientos de entre 75 y 100 kilómetros más el combustible durante seis años. A quienes tengan que desplazarse entre 101 y 400 kilómetros la oferta es del 10 o 15% del salario bruto durante ocho años. Si el cambio de oficina supone un cambio de isla (Baleares o Canarias) del trabajador, se abonarán 9.000 euros brutos anuales durante 12 años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios