Lunes, 16.12.2019 - 06:12 h
Caída en el coste

Scytl ofreció 10 millones para el recuento del 28-A, a 'años luz' de la oferta de Indra

La compañía tecnológica fue excluida por Interior después de que sobrepasara la cuantía máxima en varias partidas del contrato. 

¿Cómo Se Hace El Escrutinio O Recuento De Votos En Las Elecciones?
Indra ganó la partida por goleada a Scytl. / EUROPA PRESS - Archivo

La tecnológica Scytl ofertó 10 millones de euros para hacerse con el escrutinio de las elecciones generales del próximo 28 de abril, una oferta desorbitada que le acarreó su expulsión del proceso de contratación. Se trata de una cifra muy alejada de los 6,1 millones (sin IVA) que ofreció Indra, su único rival en el proceso.

Era la segunda vez que se veían las caras ambos en este año electoral. Scytl ya había ganado la primera contienda: recontaría los votos para las elecciones locales y europeas de mayo. Indra tenía la pelota en su tejado. Recortó de manera importante el precio de licitación desde los 12,1 millones (con impuestos). Y le arrebató el contrato.

Desde Interior se confirmó que Scytl había sido expulsado por haber sobrepasado el nivel de precios pactado en el convenio marco firmado meses atrás tanto por el Ministerio del Interior como las dos compañías. Se superó en algunas partidas concretas, según precisan fuentes cercanas a la tecnológica catalana, que insisten en que decidieron desistir de este contrato por estrategia, ante la victoria en las europeas y en algunas elecciones regionales.

Hasta ahora se desconocía su oferta. Fuentes conocedoras aseguran que fue de en torno a 10 millones de euros sin incluir los impuestos, prácticamente en el límite de lo que licitó el Ministerio del Interior y, sobre todo, a una distancia sideral de lo que ofreció Indra en su propuesta.

Acción y reacción

La historia se ha repetido. Scytl arrebató, en asociación con Tecnocom, a Indra el contrato en 2015, por primera vez en la historia de la democracia. Lo hizo por precio. ¿Consecuencia? Seis meses después, en la repetición electoral, la empresa presidida por Abril Martorell tiró los precios y se lo llevó por 3,9 millones, entre denuncias de "ventas a pérdidas" de su rival.  Ahora ha sucedido algo similar: Scytl se queda con las europeas, también por precio, algo que desemboca en una rebaja de precios de Indra para llevarse el siguiente.

Estos han sido los dos principales enfrentamientos que han vivido ambas compañías. Pero no son los únicos. En juego, los recuentos en las diferentes elecciones regionales. El último golpe ha sido de Indra, que se ha quedado por 1,2 millones el contrato para los comicios al Parlamento de Canarias.

Coste a la baja

Sea como sea, el coste de estos contratos para los comicios generales se ha ido recortando progresivamente durante estos años, pese a que sólo han competido dos empresas. En 2011, tocó techo: 14,7 millones de euros. En 2015, Scytl se adjudicó el contrato por 9,8 millones (11,8 millones con IVA). El resto de adjudicaciones ha estado por debajo de los 8 millones. Es decir, han vuelto a los niveles de principio de siglo.

Tras estas batallas, Scytl ha decidido fichar al directivo histórico de Indra, Jesús Gil Robles, que se encargó de expandir el negocio electoral de la compañía española en el exterior. El objetivo: acelerar en un mercado, el de los recuentos de elecciones políticas, que se ralentizado en los dos últimos años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING