Sábado, 15.12.2018 - 10:51 h
Se apuntan a la tendencia 'craft'

Ser pequeño para ser más grande: Mahou y Heineken abrazan a la cerveza artesanal

No sólo lanzan marcas locales como vía para enganchar nuevos clientes, también abren nuevas fábricas y realizan adquisiciones en Estados Unidos.

Cervezas Avery Brewing, participadas por Mahou.
Cervezas Avery Brewing, participadas por Mahou San Miguel.

"Sus ventas no nos van a cambiar la vida, pero creemos que es el futuro", el director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero, explicaba así la apuesta de la cervecera por pequeñas compañías, artesanales, de las que toma una parte de su accionariado. No dan un giro a la rentabilidad del grupo pero permiten a la compañía rejuvenecer su portafolio de marcas y, sobre todo, llegar a clientes a los que no siempre convencen sus marcas tradicionales.

Dos de sus principales competidores en España como Heineken y Damm también han realizado movimientos en este mismo segmento. El grupo holandés, con la apertura de una 'microcervecería' en pleno centro de Málaga; y la empresa catalana, con el lanzamiento de marcas vinculadas a otras regiones españolas, como la enseña manchega Calatrava.

Sin datos sobre ventas

Mahou San Miguel, que esta semana ha desvelado su evolución en 2017, no da datos concretos sobre cuánto vende en el segmento artesanal, en el que están sus dos participadas en Estados Unidos, Founders y Avery; y enseñas 'craft' españolas como La Salve o Nómada. Sí comunica la foto de su crecimiento global. "Las ventas de nuestras marcas artesanales en España se han incrementado en un 132,2% respecto a 2016", explican fuentes de la empresa. En total, el pasado año, comercializó en su mercado doméstico 47 referencias de cerveza artesanal.

Ese crecimiento exponencial, pese a que parte de una base muy pequeña, deja muy lejos su avance como compañía. En conjunto, la cervecera elevó sus ventas en volumen (incluida Mahou, San Miguel, Alhambra o el agua Solán de Cabras) un 3,1%. Lo artesano es su principal vía de crecimiento y lo va a seguir siendo en el futuro, aunque lastre para su rentabilidad.

La idea de Mahou es seguir comprando participaciones en cerveceras locales, con la vista puesta en Estados Unidos y en Europa, pero sin tener el control total. Por ejemplo, en el caso de Founders o de Avery, su primer paso fue la compra de un 30% del accionariado, aunque de la primera ya tiene el 50%. "No necesitamos tener el 100% de una compañía. Es nuestra forma de ser. Te da más flexibilidad", argumentó Rodríguez-Toquero en un encuentro con medios de comunicación.

Más fábricas

La otra vía para crecer es crear su propia microcervecería, abierta a otras marcas, para experimentar. Estará en Córdoba, le costará 11 millones de euros y no estará operativa hasta el año que viene.

Es un camino similar al que va a recorrer Heineken en Málaga. La multinacional holandesa ha abierto este año una fábrica en el centro de la capital de la Costa del Sol, en el barrio conocido como el Soho, para su enseña Cruzcampo.

Se trata de una instalación de más de 1.000 metros cuadrados y siete tanques de fermentación. Con ellos experimentará en segmentos en los que, hasta ahora, no se había adentrado Cruzcampo, como la Pale Ale La Malagueta; una variedad tostada y caramelizada, Porter; o variedades específicas que coinciden con el festival de cine de Málaga, como la etiqueta Biznaga de Oro.

En el caso de la catalana Damm, su apuesta por el segmento artesanal se ha centrado en el lanzamiento de marcas vinculadas a regiones. En 2015, con la enseña manchega Calatrava, elaborada sólo con cebada; y lo mismo hizo en Valencia invirtiendo en la enseña local Turia.

Las grandes se abren paso y algunas marcas que nacieron con la imagen de 'artesanal made in Spain' ahora están en manos de multinacionales. Es el caso de la madrileña La Virgen que, en enero del pasado año, pasó a manos de la mayor cervecera del mundo, AB InBev. La dueña de Budweiser y Corona controla la marca española a través de su división mexicana Modelo. No desveló cuánto le supuso esa adquisición. Los últimos datos oficiales de La Virgen son de 2015, cuando logró un volumen de ingresos ligeramente superior al millón de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios