Viernes, 20.07.2018 - 19:48 h
Cae casi un 50% en poco más de tres años

Técnicas Reunidas no levanta cabeza golpeada por retrasos en Oriente Medio

La compañía especializada en proyectos de 'llave en mano' logra la mayoría de sus contratos en Oriente Medio y los retrasos están a la orden del día.

Técnicas Reunidas no levanta cabeza golpeada por Oriente Medio
Proyecto de Técnicas Reunidas. 

No corren buenos tiempos para Técnicas Reunidas. La compañía presentaba sus resultados de los nueve primeros meses del año el pasado viernes y las cuentas no gustaron al mercado. Los motivos, principalmente, fueron tres: la fortaleza del euro, el retraso de ejecución de diversos proyectos y el recorte en las previsiones. 

La fortaleza del euro, aunque será el motivo con menos peso, es notable en las cuentas de Técnicas Reunidas. La compañía ingresa casi nueve de cada diez euros fuera de la zona euro debido a los proyectos que acomete por todo el mundo, pero sobre todo en países de Oriente Medio. 

El otro motivo es el recorte de sus previsiones de resultados. Algo que no será nuevo para los que siguen un poco la compañía, ya que ha realizado varios 'profit warning' a lo largo de los últimos años. Por citar un ejemplo, la compañía adelantaba (un par de semanas) sus resultados de 2015 y anunciaba que su beneficio caía un 55%, hasta los 60 millones de euros, como consecuencia de los sobrecostes extraordinarios que se habían producido en el proyecto de Mejorada de Alberta en Canadá para Canadian Natural Resources Limited.

Pues bien, este viernes la compañía anunciaba en sus resultados de los nueve primeros meses de este año que rebajaba sus previsiones para este año y el próximo. Su consejero delegado, Juan Lladó, esgrimía que "2017 ha sido un año especialmente complicado y muy afectado por factores extraordinarios e imprevistos, con proyectos cancelados y otros que se han retrasado mucho".

Por tanto, ante escenario de menor actividad, Técnicas Reunidas rebajaba sus previsiones: este año espera obtener unas ventas de entre 4.900 y 5.000 millones de euros, con un margen Ebit del 2% mientras que el próximo curso la compañía prevé registrar ventas por valor de entre 4.300 y 4.600 millones de euros, afectadas por el retraso de proyectos. 

El escenario no será nuevo para José Lladó Fernández-Urrutia, fundador de Técnicas Reunidas, que está viendo como la situación va de mal en peor.  No hace tanto, en el año 2015, las acciones de Técnicas Reunidas cotizaban ampliamente por encima de los 45 euros, en zona de máximos. Pues bien, poco más de dos años después, llegaban a marcar mínimos de 2011 durante la sesión del viernes, en apenas 23,3 euros por título.

La importancia de Arabia Saudí

Una evolución en la que mucho tiene que decir la exposición de la compañía a Arabia Saudí y el resto de países de Oriente Medio. La firma, con el apoyo de expediciones comerciales de nivel -buena parte de ellas lideradas en su día por el Rey emérito- se ha fajado en los últimos años en la zona, donde ha logrado el mayor número de contratos. Unos proyectos que no siempre se han ejecutado en tiempo y forma.

Desde Renta 4 señalan, en referencia a los resultados presentados, que
a corto plazo es previsible que los nuevos contratos sigan viniendo de Oriente Medio, aunque sería deseable una mayor diversificación de la cartera hacia otras áreas. Además, recomendaban sobreponderar Técnicas Reunidas con un precio objetivo de 34,5 euros, por lo que han puesto en revisión tanto su recomendación como su precio objetivo a la espera de mayor claridad sobre adjudicaciones, márgenes y caja neta.

Por su parte, desde Citi señalan el riesgo de la cancelación de proyectos. Destacan que los retrasos en los proyectos, sobrecostes o problemas de ejecución pueden conducir a un significativo deterioro de la firma.

Por ejemplo, a comienzos de este año la compañía anunciaba que, en relación con el contrato de Ras Tanura para Saudi Aramco, éste se se encuentra ya plenamente en vigor y dicha adjudicación permitía cerrar la cifra de cartera del ejercicio 2016 por un importe global en torno a los 10.500 millones de euros, de los cuales esta última adjudicación supondría un valor no superior al 14% de dicha cartera.

Además, en dicho hecho relevante, la compañía señalaba que este contrato consolidaba su presencia en el mercado saudí y demostraba cómo se continúa afianzando la confianza adquirida por parte de uno de sus clientes más importantes, Saudi Aramco, con el que han estado trabajando ininterrumpidamente desde 2003, en más de 10 proyectos de
refino, petroquímica y gas.

Técnicas Reunidas no levanta cabeza golpeada por retrasos en Oriente Medio

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios