Trabaja desde las oficinas de Seattle

En las tripas de la seguridad de Google: un español las maneja desde hace 8 años

El madrileño Fermín J. Serna se encarga de encontrar fallos en el buscador y forma parte de la élite mundial de la seguridad en Internet.

Fermín J. Serna, jefe de seguridad de Google.
Fermín J. Serna, jefe de seguridad de Google.

Algunos le llaman 'hacker', pero él prefiere que se dirijan a él como "investigador". Se llama Fermín J. Serna, es español, trabaja en Google como jefe de seguridad y forma parte de la élite mundial de la ciberseguridad. Viste de sudadera con capucha, pantalón ancho y playeras. Su labor es "velar por la seguridad de los servicios" que ofrece el famoso buscador creado por Larry Paige y Sergey Brin. Tiene ofertas para regresar a nuestro país y trabajar en empresas punteras, pero él dice que se encuentra "muy a gusto" en Seattle, donde tiene su oficina y donde lleva trabajando casi trece años, ahora para Google y antes para Microsoft

Serna es el responsable de varios equipos que gestionan la seguridad de Google. Por sus manos pasan todos los productos de la compañía: desde la última actualización de Gmail hasta la nueva versión de Google Maps. Sin su visto bueno no son lanzados al público. También realiza labores reactivas ("responder a vulnerabilidades que descubren internautas externos"), proactivas ("desarrollo de soluciones a medida para los entornos de la tecnológica para, más tarde, abrirlos al público general") y de investigación y búsqueda de los citados fallos de seguridad. Todo para conseguir que Google sea seguro y esté a salvo de los llamados cibercriminales. De hecho, en 2016 descubrió un grave agujero de seguridad en Internet, lo que le valió para ampliar su reconocimiento mundial.

Este ingeniero español reconoce que le ha costado bastante llegar al selecto grupo donde está ahora: "Lleva mucho trabajo y dedicación, pero si tienes retos, sueños y eres humilde se termina consiguiendo". ¿Cómo aprendió todo lo que sabe para ser uno de los mejores del mundo en ciberseguridad? "Estudié ingeniería en la Universidad Complutense de Madrid, lo que me sirvió para tener una gran base en muchos temas: desarrollo, inteligencia artificial, algoritmos... En la universidad no había, en su momento, asignaturas concretas sobre seguridad pero ya traía mucho aprendido de esas innumerables horas que empleé en leer toda aquella información sobre Internet y seguridad que caía en mis manos". Fermín J. Serna se dedicaba a estudiar en sus ratos libres, siempre por su cuenta. E intentó aplicar sus conocimientos a la práctica probando cómo "llevar la tecnología hasta sus límites para ver cómo reacciona, qué vulnerabilidades puede tener y de qué manera es necesario mejorarla para evitar que existan esos fallos".

La ciberseguridad en España

Lleva más de 10 años en Estados Unidos pero, como buen español, siempre mira de reojo a su país. Su visión es que en en España se está apostando en serio por la seguridad ("no queda otra") y que "la concienciación es alta". Para él es esencial la formación de nuevas generaciones, especialmente en la universidad donde ya se pueden estudiar asignaturas e incluso másteres en ciberseguridad. A nivel usuario, su recomendación es ser siempre valiente: "No hay que tener miedo, hay que tener sentido común. Igual que una persona no va dando sus datos a desconocidos por la calle no se debe hacer algo equivalente en Internet".

Los últimos ataques de hackers en España han dejado al descubierto algunas carencias en las empresas del Ibex. Es más, es en ellas donde radica el verdadero problema para el CNI, el agujero que aprovechan los "crackers" para colarse en sistemas de manera ilícita. Aún así, Serna asegura que "no hay que observar a unas empresas versus otras más o menos atractivas para este tipo de personas, ya que el fin es la vulneración de algo en sí mismo, por lo que donde exista valor para ellos siempre puede que haya alguien interesado". A pesar de su lejanía física, el ingeniero español de Google está en contacto con responsables de seguridad de las grandes multinacionales españolas, donde cree que existe un alto nivel en ciberseguridad: "Están muy concienciados y trabajando para mitigar riesgos de posibles intrusiones". El problema, según los servicios de Ingeligencia, es que en algunos departamentos no se realizan las actualizaciones de seguridad necesarias para mantener a salvo los equipos, como ocurrió con el Wannacry.

Sobre las posibles injerencias rusas en España el jefe de seguridad de Google tiene una opinión clara: "Como a cualquier país donde hay activos interesantes, los atacantes buscan adquirir o tener informacion sobre ellos. No somos distintos a otros países en este sentido. La diferencia puede radicar en los activos que los atacantes buscan y el tipo de empresas a las que se dirigen. En España suelen estar más enfocados en empresas de infraestructuras". A su entender, en nuestro país se está haciendo algo muy bueno que dará sus frutos a medio y largo plazo: "Se está invirtiendo en formar ingenieros de seguridad; una vez con esa base, ya se tiene la capacidad de gestionar esos riesgos en la empresa. Por tanto, inversión sin mano de obra cualificada no sería una trayectoria efectiva".

Su futuro... ¿En España?

El ingeniero madrileño tiene tres hijas y dice que su objetivo es "hacer un buen trabajo [en Google], solucionar problemas y dejar mi pequeña marca para que Internet sea cada vez un sitio más seguro". En España hay varias multinacionales que se han interesado en contratarle, pero el dice estar contento en Seattle. "Se me valora y se apuesta por mí y mis iniciativas. Google es una gran empresa que trata al empleado de forma espectacular. Pero quiero también dejar constancia de la gente que hay dentro. Son personas mundialmente reconocidas, humildes, que no tienen ningún inconveniente en ayudar a un compañero o aventurarse en un problema poco explorado".

Sobre su futuro, Fermín J. Serna no tiene dudas: "En lo profesional me gustaría que los retos que me he propuesto en Google se cumplan con un efecto directo en nuestra seguridad y la de Internet. Sin retos y sin seguir aprendiendo… caería en un estado de hastío. Y en lo personal relacionado con la tecnología, me gustaría que mis hijas una vez accedan a Internet no tuvieran que pensar en problemas de seguridad". A él no le importaría que sus descendientes se dedicarán a la ciberseguridad: "Es un campo muy bonito para alguien con inquietudes pero lo que realmente quiero es que sean felices con lo que decidan hacer".

Para uno de los mejores investigadores en Internet del mundo, España tiene una buena oportunidad si sigue apostando con fuerza por la ciberseguridad: "Hay grandes profesionales en puestos top de empresas punteras y seguro que el número se irá incrementando paulatinamente. Son áreas que todavía tienen camino para recorrer y el hecho de que en las universidades ya se pueda estudiar este campo es una muy buena señal para tener una cantera potente de profesionales".

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios