Las empresas se van de Cataluña

Abertis y Cellnex se mudan también a Madrid ante la amenaza de una DUI

El consejo de Abertis formaliza su traslado a Madrid desde Cataluña por temor a una declaración unilateral de independencia.

Francisco Reynes, presidente de Abertis.
Francisco Reynes, CEO de Abertis, en el centro.

Decidido. Abertis se muda a Madrid y Cellnex también. El consejo de administración de Abertis fue el primero en aprobarlo este lunes en reunión extraordinaria. Su objetivo es huir de Cataluña ante la amenaza de una declaración unilateral de independencia (DUI) por parte de la Generalitat.

En la misma línea, Cellnex Telecom informaba a última hora de la tarde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que el Consejo de Administración de la compañía había acordado cambiar su domicilio social a las oficinas corporativas en Madrid, localizadas en la calle Juan Esplandiú, 11-13.

La razón que alega la empresa es "el contexto de incertidumbre que puede mantenerse a corto y medio plazo".

La decisión del Consejo de Cellnex no incluye a las sociedades del grupo que prestan sus servicios exclusivamente en Cataluña y tiene como objeto asegurar la plena y normal operativa de la compañía en relación a todos sus grupos de interés.

En el caso de Abertis, en un hecho relevante remitido a la CNMV, la compañía asegura que su mudanza es debida "a la inseguridad jurídica generada por la actual situación política en Cataluña, el consejo de administración de la compañía ha acordado por unanimidad y en tanto se mantenga esta situación: cambiar su domicilio social a Paseo de la Castellana 39, Madrid. Esta decisión se adopta para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger el conjunto de los intereses generales de la misma. El presente acuerdo no afecta a aquellas sociedades del Grupo que prestan sus servicios exclusivamente en Cataluña".

Así, las oficinas de la compañía que dirige Francisco Reynés tendrán a partir de ahora su sede social en el madrileño Paseo de la Castellana, en pleno centro financiero de la capital, abandonando su histórica localización en Barcelona. En 2015 ya cambiaron la sede social del Parc Logistic a un inmueble de la Avenida Pedralbes alquilado a Colonial.

Abertis se suma así al listado de entidades financieras y empresas que en los últimos días han optado por salir de Cataluña ante la incertidumbre política y económica generada por el referéndum ilegal del pasado día 1 y la posibilidad de una declaración de independencia estos días.

En el caso del grupo de autopistas y satélites opta por dejar Barcelona días después de que lo hiciera Criteria CaixaHolding, su primer accionista de referencia con un 22,3% de su capital, que ha optado por llevar la sede a Palma de Mallorca. Ambos han sucedido a CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural, Agbar, Guardary o Freixenet, entre otras entidades y empresas que han ido dejando Cataluña estos días.

Además, en el caso de Abertis se da la circunstancia de que cambiará su sede en vísperas de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de 'luz verde' a la OPA que la italiana Atlantia lanzó el pasado mes de junio sobre el grupo. El supervisor podría aprobar el folleto este mismo lunes, 9 de octubre, o esta semana , según indicaron fuentes del mercado.

La autorización de la OPA marcaría el plazo de aceptación, para que los accionistas de Abertis se pronuncien sobre la oferta. También fija el periodo con que el consejo de Abertis y, por ende, Criteria Caixa Holding como socio de referencia, tienen para manifestarse ante la OPA. Además, da a Atlantia la posibilidad de mejorar la oferta y fija a ACS el plazo para plantear su eventual OPA competidora.

Florentino puede lanzar la contraOPA

El grupo que preside Florentino Pérez podrá lanzar su contraOPA hasta cinco días antes de que concluya el plazo de aceptación que establezca la CNMV para la oferta italiana. En su eventual oferta competidora, ACS deberá plantear un precio superior al de 16,50 euros por acción que Atlantia propone en su OPA, presentada oficialmente el pasado 15 de junio.

No obstante, desde esa fecha, este precio ha quedado superado por la cotización de Abertis, que ha marcado máximos históricos en Bolsa, sobrepasado la cota de los 17 euros por acción e incluso los 17,3 euros por título.

Con su OPA, valorada en 16.341 millones de euros, Atlantia pretende conformar un líder mundial de infraestructuras, con presencia en 19 países, y que sumaría 14.100 kilómetros de autopistas, además de aeropuertos y la firma española de satélites Hispasat.

Con el fin de solventar las suspicacias que la operación planteó al Gobierno, que en última instancia debe pronunciarse sobre el cambio de control de los activos de Abertis, por su carácter estratégico y por ser, en última instancia, de titularidad estatal, Atlantia se comprometió en su folleto a mantener la sede de Abertis y su cotización. La italiana también manifestó su "voluntad de atender los intereses estratégicos" de las autopistas y los satélites para el país.

De su lado, una eventual contra oferta de ACS garantizaría la españolidad de los activos de Abertis, primer gestor de autopistas de España, pero que también tiene autopistas en Francia, Brasil, Chile, Argentina, India, y la propia Italia.

El grupo constructor ratificó hace apenas una semana su interés por Abertis, al notificar al supervisor que seguía analizando y buscando financiación para la operación, en la que no descartaba involucrar a su filial constructora alemana Hochtfief.

Ahora en Portada 

Comentarios