Sábado, 23.03.2019 - 14:47 h
Impacto de la inflación en Argentina

Telefónica mantiene su inquietud por Cataluña en pleno repunte del conflicto

La operadora entiende que una intensificación podría tener un impacto negativo en las condiciones financieras y en el escenario ‘macro’ español.

José María Álvarez-Pallete, durante el Mobile World Congress en Barcelona
José María Álvarez-Pallete, durante el Mobile World Congress en Barcelona. / EFE

Cataluña sigue siendo una preocupación significativa para Telefónica. La operadora española presidida por José María Álvarez-Pallete mantiene su inquietud ante la inestabilidad política de la región española. La incluye como un riesgo más para su negocio y para las condiciones financieras. Y lo hace en pleno repunte del conflicto político, con el ultimátum del presidente de la Generalitat, Quim Torra, al presidente, Pedro Sánchez o las cargas policiales en la manifestación por el 1-O.

Esta inquietud la hace pública de nuevo en el ‘folleto continuado’ remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), donde advierte de un “posible foco de incertidumbre” al referirse a Cataluña, por la exposición de la operadora en la región. Pese a reconocer que los acontecimientos previos habían ayudado a reducir la inestabilidad, un resurgimiento de las tensiones -como las sucedidas en las últimas semanas- podría tener un “impacto negativo tanto en las condiciones financieras como en el escenario español macroeconómico actual”.

No es la primera vez que Telefónica incluye entre sus riesgos a Cataluña. Ya lo hizo también en la memoria anual del ejercicio 2017. Ahora lo mantiene dentro de los factores que podrían deteriorar el entorno económico o político relacionado directamente con el grupo español. Hay mucho en juego, pues España sigue siendo el mayor mercado para la compañía, pues obtuvo casi el 26% de todos sus ingresos en España (casi dos puntos porcentuales más que un año antes).

El propio presidente de la compañía trató de salir en defensa de Barcelona en la inauguración del Mobile World Congress (MWC) el pasado mes de febrero. “Sin duda alguna, Barcelona es el mejor lugar para acoger este congreso”, afirmó, en pleno debate sobre la continuidad del evento de la industria móvil ante la inestabilidad política de la región.

Este mismo martes el futuro presidente de BBVA, Carlos Torres, ha recordado que las “incertidumbres” como las surgidas en Cataluña “no son buenas para los agentes económicos, las familias y las empresas son menos proclives a hacer inversiones con incertidumbre”.

El ‘brexit’, también señalado

A la inestabilidad en Cataluña, la operadora une el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, que supondrá un “ajuste económico” en cualquiera de los escenarios. Ese ajuste “no va a ser significativo” tanto en las operaciones de O2, la filial británica de la compañía, y en el grupo pues hay una escasa relación comercial entre la firma británica y el resto de compañías del hólding.

No sólo habla de la salida en sí, sino de la incertidumbre de las negociaciones entre la UE y el propio Reino Unido, que podrían acarrear un impacto sobre la inversión, la actividad económica, el empleo y la volatilidad de los mercados financieros. Esto último es clave para el acceso al mercado de capitales, un arma importante para la teleco, con una deuda financiera de 43.600 millones de euros a cierre de junio.

Preocupación con Argentina… y Latinoamérica

Europa es, por tanto, un foco de preocupación para Telefónica. Pero no es el único. Latinoamérica es también un quebradero de cabeza. Y en este continente, Argentina es, quizás, la más llamativa. En el folleto, la operadora alaba el intento del Ejecutivo de Macri de corregir los desequilibrios macroeconómicos, especialmente tras el rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI). Perturba el corto plazo, donde los riesgos, especialmente en el tipo de cambio, “se mantienen elevados”. Hay que recordar que el grupo dejó en suspenso la salida a bolsa de parte de su filial en el país ante el terremoto económico surgido hace varios meses.

Y esa situación va a impactar en sus resultados en Argentina. En el folleto remitido a la CNMV asume que sus ventas, a 30 de septiembre, van a ajustarse en 625 millones de euros. También revisará a la baja el Oibda y el resultado operativo de la división, en 215 y 265 millones de euros, respectivamente. "Tras varios meses de tendencia bajista, la inflación en el país ha crecido significativamente desde el segundo trimestre de 2018", reconoce. "Los datos sugieren que la inflación acumulada de los últimos tres años ha superado el 100%".

No es el único foco. Telefónica también alerta de los riesgos en México, con una alta exposición comercial y financiera a Estados Unidos, Brasil o Ecuador. “En Latinoamérica destaca el riesgo cambiario”, advierte. De hecho, durante los últimos trimestres, la depreciación de las diferentes monedas ha pasado una factura importante en las cuentas. “Las diferencias de cambio supondría unas pérdidas por tipo de cambio de 9 millones de euros, fundamentalmente por la depreciación del bolívar venezolano y, en menor medida, del peso argentino”, apunta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios