Jueves, 21.11.2019 - 01:16 h
Reorganiza su equipo directivo

Uber se suma a la fiebre: trabaja en el desembarco en Madrid de sus patinetes

Busca un responsable para el Sur de Europa basado en la capital y ya presentó sus credenciales en el Ayuntamiento. No hay fecha para el lanzamiento.

Jump fue adquirida por Uber en abril de 2018
Jump fue adquirida por Uber en abril de 2018 / L.I.

Uber quiere subirse de nuevo al patinete. Primero lo hizo con una de sus participadas, Lime, que se vio obligada a retirar sus vehículos de las calles hasta que no cumpliera con la nueva regulación del Ayuntamiento. Ahora lo quiere hacer con su propia marca: Jump. La tecnológica busca un responsable para el lanzamiento en la capital madrileña (y para su negocio en el Sur de Europa) y ya ha constituido la filial española. La compañía está entre la veintena que han solicitado la autorización del consistorio.

El negocio de los patinetes y las bicicletas eléctricas es una de las grandes apuestas de Uber al margen del alquiler de coches con conductor. Y por eso en abril sacó la chequera y compró la empresa Jump, respaldada por algunos inversores estadounidenses, por entre 100 y 200 millones de dólares. Desde esa fecha ha ido consolidando su presencia en las principales ciudades en Estados Unidos y dio el salto en junio a Europa con su aterrizaje Berlín. Su objetivo: crecer en las capitales de los principales mercados del continente.

Y Madrid es uno de esos mercados prioritarios. Es por eso que la compañía ya está trabajando en la creación de un equipo local y de la estructura societaria. Para el primero ya ha lanzado tres procesos de selección para responsable de las operaciones; responsable global en Madrid y ‘jefe’ para todo el suroeste europeo. Fuentes de la compañía confirman que se trabaja en la creación de un equipo local propio, como existe en la rama de entrega de comida a domicilio (UberEats).

Filial desde octubre

Para la estructura corporativa, Uber constituyó el pasado mes de octubre una filial, Jump Bicycles Spain SL, con la que pretende operar. Es la primera que crea desde su aterrizaje con la principal Uber Systems Spain, que lleva a cabo tareas de marketing y promoción de los servicios para la matriz holandesa, quien realmente hace el cobro (una estructura fiscal similar a otros gigantes tecnológicos, que tiene el objetivo de reducir al máximo los tributos a pagar). De hecho, su rama de entrega de comida a domicilio Ubereats es un servicio vinculado a esa primera sociedad.

En el caso de la nueva sociedad para patinetes y bicis eléctricas de alquiler, el dueño es Jump Bicycles Holding BV, con sede en Holanda, y el administrador único es la matriz de aquel país. Queda por ver si el cobro que hagan a los usuarios se factura desde España o no. El objeto social es: suscribir contratos en relación con el alquiler de bicicletas eléctricas y la importación y exportación de éstas.

Ya se han presentado las credenciales para lograr la licencia para operar por parte del Ayuntamiento de Madrid, según confirman las mismas fuentes. Se encuentran en el grupo de una veintena de compañías que han hecho lo propio para iniciar operaciones en la ciudad, tratando de cumplir con las condiciones impuestas por el Consistorio, que deberían lograr el visto bueno de la administración en las próximas semanas. ¿Fecha para el lanzamiento? Descartan ofrecer una.

Otras empresas

Esta es su apuesta más directa. La otra es Lime, de la que es accionista junto a gigantes como Google. Ésta, junto con otros dos operadores, fue expulsada de las calles de Madrid hasta tanto no cumpliera con las condiciones de la nueva regulación con la que la administración liderada por Manuel Carmena persigue limitar su actividad y la presencia en zonas peatonales. Entre ellas se encontraba la obligación de delimitar las zonas en las que los usuarios pueden comenzar o terminar el viaje y de facilitar el acceso del Consistorio al número y ubicación de todos los patinetes (para controlar el número).

Cabify, su principal competidor en el sector del alquiler de vehículos con conductor a través de licencias VTC, anunció recientemente el aterrizaje de hasta 20.000 patinetes eléctricos entre España y Latinoamérica a través de su filial Movo, que es operada en España con la filial Mobility Futurus SL. El registro de la marca a nivel europeo se ha hecho a través de otra sociedad que cuelga del grupo, Fianarantsoa Convertidor de Par.

Reorganización directiva en Uber

Al margen de este lanzamiento, Uber está viviendo una reorganización directiva en el continente europeo. Desde el pasado año, Madrid era el centro de operaciones para todo el Sur de Europa, incluyendo no sólo España, Portugal e Italia, sino también Croacia, Israel, Grecia y Turquía. Y todo este negocio era responsabilidad del español Carles Lloret desde hace varios años.

Ahora, la empresa busca un ‘General Manager’ para el suroeste de Europa, que incluye a Portugal, España, Italia y Croacia. Fuentes oficiales de la empresa insisten en que se está trabajando en esa reorganización, pero ésta no desembocará en la salida de Lloret, que se mantendrá en la estructura directiva.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING