Viernes, 06.12.2019 - 17:09 h
Más pérdidas

Vodafone se deja un 10% de ingresos en la guerra del fútbol tras el giro 'low cost'

Se ve afectada por la decisión de no adquirir derechos y la aceleración de su 'low cost' Lowi. No da un plazo para volver al crecimiento del negocio.

Vodafone
Vodafone se deja otro 8% en ingresos. / L.I.

Vodafone España cerró el trimestre 'veraniego' con una caída de los ingresos del 10% y superó por poco la barrera de los 1.000 millones. Lo hace en plena guerra del fútbol -es el primer verano sin los derechos de retransmisión- y tras el giro 'low cost' tanto del mercado de las telecos como de su propia propuesta comercial. Pese a todo, la compañía destaca una "estabilización en el rendimiento comercial" en el país. Tuvo unas pérdidas operativas de 160 millones de euros en los primeros seis meses de su año fiscal.

Era la primera prueba de fuego de la operadora británica, tras una particular 'travesía en el desierto' de los últimos trimestres. Era el primer verano sin fútbol. Y las cifras han mejorado ligeramente respecto a lo logrado entre abril y junio, pero aún sigue siendo una caída significativa en ingresos por servicios (al margen de la venta de móviles y otros secundarios): un 8,3% hasta los 978 millones. En los totales se mantiene estable el desplome: un 10,4% hasta los 1.079 millones.

¿Cuándo recuperará la senda de crecimiento? La compañía se niega a ofrecer un calendario y su consejero delegado en España, Antonio Coimbra, se ha limitado a asegurar que esperan lograrlo "pronto". "No en cinco años, pero esperamos que sea pronto", apunta.

En el lado de la rentabilidad, su resultado bruto ajustado (Ebitda) cayó un 11,3% entre abril y septiembre, su primer semestre fiscal. ¿La razón? Lo achaca a una caída en el ingreso medio de sus clientes, por una mayor potenciación del 'low cost' y la agresividad comercial, compensado en parte por el ahorro ante la decisión de no comprar el fútbol y el ahorro de costes operativos tras el Expediente de Regulación de Empleo (ERE). En total, las pérdidas operativas fueron 160 millones, frente a los 101 millones del ejercicio anterior.

En el terreno comercial, la compañía destaca que en el segundo trimestre fiscal, el del verano, lo acabó con 7.000 clientes móviles más; 26.000 más en fibra, y 20.000 en televisión. "Esa es una buena tendencia en la actividad comercial consecuencia de las decisiones de la compañía", apunta. Y destaca que parte ha sido por su apuesta por el 'low cost' a través de Lowi.

¿Qué va a suceder en el futuro con la marca más premium? Desde Vodafone no ofrecen el desglose de tipo de clientes por ingresos medios mensuales o por marcas. Pero insisten en que su objetivo, dado el giro hacia los productos de bajo coste en el mercado español, es "estabilizar" todo su negocio procedente del premium "y crecer en el low cost", porque "es lo que el mercado demanda".

Esa segunda marca es una de las grandes claves del reposicionamiento de la empresa. "El buen desempeño de nuestra marca secundaria Lowi, que ahora es la marca de más rápido crecimiento en el segmento de valor", ha apuntado la compañía.

¿Ha habido muchos robos de sus clientes que tenían el fútbol? Pese a la decisión de renunciar a comprar esos derechos, Vodafone asegura que la base de clientes de televisión se mantiene "estable", con 1,3 millones de suscriptores en total, tras ganar 45.000 en el último año y 20.000 en este último trimestre.

Este endurecimiento del mercado de telecomunicaciones en España tendrá un nuevo ingrediente: el quinto operador lanzado por Euskaltel, previsiblemente, con la marca Virgin. Sobre esta situación, Coimbra ha asegurado que están "preparados" para competir, aunque no ha querido pronunciarse sobre la necesidad de una consolidación para reducir el número de 'jugadores'.

El fútbol

Una de las decisiones estratégicas tomadas en estos últimos tiempos por la compañía fue la retirada del fútbol. Coimbra ha vuelto a justificarla aportando otro dato nuevo: el coste para esta temporada habría ascendido a 330 millones de euros para un grupo de clientes que supondrían unos ingresos totales de menos de 300 millones.

Su apuesta es por el cine y las series. Pero, ¿qué tipo de cliente se capta con ese producto? "Cuando teníamos fútbol, para crecer había que promocionar a lo bestia la parte de contenidos; teóricamente el ingreso medio de esos clientes era mayor pero todo estaba promocionado... El 'ARPU' real no es más alto", ha apostillado el directivo. Defiende unos márgenes más estrechos con la distribución de Netflix o HBO frente a las pérdidas que, según él, le generaría el fútbol.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING