Miércoles, 20.11.2019 - 07:50 h
Guerra en el accionariado

Zegona gana la batalla en Euskaltel: el exjefe de Jazztel aterriza como CEO

José Miguel García aterriza como máximo directivo en sustitución de Francisco Arteche, que ha presentado su dimisión.

Kutxabank se enfrenta el momento más crítico en Euskaltel
Euskaltel cambia al consejero delegado,... y Zegona gana la batalla. / L.I.

El fondo británico Zegona gana una de las batallas por el poder en Euskaltel. Al frente de la operadora vasca se coloca el ex consejero delegado de Jazztel, José Miguel García, en sustitución del actual directivo, Francisco Arteche, que ha presentado su dimisión. Es un capítulo más de su asalto a la cúpula.

Euskaltel ha confirmado hoy ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el cambio en la dirección. Arteche ha dimitido en esta lucha por el poder, tras tres años en la gestión de la compañía. Lo sustituye el hombre de Zegona: José Miguel García. Lo hace sólo un mes después de que fuera nombrado miembro del consejo de administración.

Zegona completa así uno de los movimientos clave para controlar la gestión de Euskaltel, de la que ya tiene casi el 21% de las acciones después de las diferentes compras de títulos que ha completado en el mercado. Fue ahí cuando confirmó a Kutxabank, que había defendido su posición como máximo accionista y como defensor del 'statu quo' al frente de la compañía.

Durante meses, el equipo directivo y la propia Kutxabank se habían atrincherado para tratar de defender su posición (y su poder) en la operadora. De hecho, el pasado mes de diciembre consiguieron frenar la ampliación de capital con la que afrontar la OPA parcial con la que querían llegar a controlar hasta el 30%.

Ahora, a por el operador nacional

El siguiente paso de Zegona es la puesta en marcha de su plan de expansión de Euskaltel como operador nacional a través de la marca Virgin. Se convertiría en el quinto competidor en liza tras Telefónica, Orange, Vodafone y Másmóvil.

Aún así no lo va a tener nada sencillo. El plan llegaría en un momento de fuerte endeudamiento de la operadora vasca. Y necesitaría de una fuerte inversión. No sólo el desembarco de la nueva marca -con el gasto en marketing para su posicionamiento-, sino también el pago por la conectividad mayorista de fibra y móvil con algunos de los grandes operadores -Orange, probablemente- supondrá un desembolso muy importante.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING