Lunes, 16.12.2019 - 10:45 h
También Ferrovial y Sacyr

ACS y OHL se hacen con la limpieza del Metro de Madrid por más de 188 millones

La limpieza está considerada por los madrileños como el mayor problema de la capital y solo la valoran con un 4,4 sobre 10.

Metro niega que vaya a haber recortes en seguridad y limpieza del suburbano
Metro niega que vaya a haber recortes en seguridad y limpieza del suburbano

La limpieza del Metro de Madrid es uno de los contratos más suculentos que se ofrece desde a Administración regional. No en vano, supera los 188 millones de euros. En esta ocasión, y para los próximos cuatro años, la suerte ha vuelto a recaer entre las grandes constructoras del país: Sacyr, Ferrovial, ACS y OHL. Las compañías no lo tienen sencillo. De una parte, su actuación debe ser impecable, después de que sus nombres hayan aparecido en sumarios judiciales relacionados con la corrupción. De otra, deben hacer frente al que los madrileños consideran como el mayor problema de la capital, según una encuesta publicada por el Ayuntamiento: la limpieza, que ha obtenido una puntuación de 4,4 sobre 10.

La mayor beneficiada de esta adjudicación ha sido Clece (ACS). La compañía se llevará 85 millones de euros por ocuparse de las líneas 2R, 4, ML, 1, 5, 9 y 12.  A pesar de que Florentino Pérez vendió en 2016 Urbaser, la filial de limpieza urbana que operaba en decenas de ciudades españoles, a un grupo grupo de inversión chino por más de mil millones, ACS no ha dejado atrás este sector y  ha conseguido otros contratos de limpieza y, por ejemplo, está presente en algunos hospitales como el Ramón y Cajal o el Clínico San Carlos

Este contrato llega en un momento especialmente delicado para ACS. El Ayuntamiento de Madrid puso en duda la diligencia de la empresa a la hora de realizar su trabajo y decidió "secuestrar" temporalmente la concesión a la empresa Dragados, filial de ACS, de la gestión del mantenimiento de nueve túneles tras las constantes incidencias ocasionadas por filtraciones en varias de estas infraestructuras y después de que la empresa no "ejecutara las actuaciones a las que está obligada". Sin embargo, los tribunales han paralizado la medida hasta que el Consistorio la justifique debidamente. 

Por su parte, Valoriza (Sacyr) ha sido la segunda gran beneficiada del contrato de limpieza del Metro -se embolsará más de 41 millones por encargarse de las líneas 3, 6 y 11-, una tarea que no le es ajena ya que realiza la recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos y de limpieza viaria en ciudades como Madrid, Ibiza, Toledo, Cádiz, Soria, Albacete o Guadalajara.  No obstante, esta cantidad no es comparable a la que recibirá en Bogotá, Colombia,  donde gracias al contrato de Aseo Urbano del ASE 5 ganará unos 170 millones de euros en los próximos ocho años. 

Tampoco se queda atrás OHL. Por limpiar las líneas 8 y 10 recibirá más de 31 millones de euros. La adjudicación llega después de las dudas sembradas por los tribunales, precisamente, en asuntos relativos al suburbano. El juez del caso Púnica, Manuel García Castellón, citó a principios de febrero como imputados a Juan Miguel Villar Mir, expresidente de OHL, y a López Madrid por los amaños, precisamente, de las obras de Metro de Madrid con Francisco Granados al frente de la Consejería de Transportes. 

A pesar de ello, esta compañía lleva realizando desde diciembre de 2008, labores de limpieza en el Metro de Madrid con una periodicidad que abarca todos los días del año y las 24 horas del día. Además, solo en Madrid, la compañía ha logrado el contrato mixto de suministros y de obras para la gestión eficiente de las energías primarias en el Hospital Universitario de la Princesa, en el Centro de Especialidades Hermanos García Noblejas y en el Centro de Salud Mental Chamartín por valor superior a los 40 millones y una vigencia de 180 meses.

La última de las beneficiadas por el contrato del Metro es Ferroser (Ferrovial), que cobrará algo más de 29 millones por los servicios en las líneas 1 y 7 y que también gestiona la limpieza municipal de los distritos Centro, Tetuán, Chamberí y el barrio de Argüelles. Aunque donde realmente hace negocio esta empresa es en Australia, donde Broadspectrum, la filial australiana de Ferrovial Servicios, acabar de ampliar sus contratos de mantenimiento de instalaciones con el Ministerio de Defensa australiano y la compañía energética Shell-QGC, por un valor de 300 millones de euros.

Limpieza durante cuatro años

Con este contrato, las constructoras se comprometen a realizar actuaciones diarias de mantenimiento, fregado de suelos, limpieza de papeleras, de pórticos, de paramentos verticales de la estación, de templetes, de cuartos de uso habitual, de salidas de emergencia, de vías de las cocheras y de aparcamientos gestionados por Metro, así como del abrillantado de suelos o de las escaleras mecánicas.

Preguntados por los casos de corrupción en los que ha aparecido el nombre de las cuatro compañías, fuentes de la Comunidad explican que el concurso se ha hecho de manera transparente y cumpliendo todas las garantías. Además, recuerdan que cuando se ha incumplido un contrato, a la Administración regional no le ha temblado el pulso a la hora de tomar medidas, como en enero de 2008, cuando el ex consejero de Transportes, Manuel Lamela, y la ex presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, rescindieron los contratos, que debían prolongarse hasta 2010, a ACS, Sacyr y Ferrovial por los efectos de una huelga.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING