Martes, 10.12.2019 - 14:13 h
Suspensión de la moratoria

Las 'semanas fantásticas' de Almeida: luz verde al ladrillo y ¿fin de Madrid Central?

El nuevo equipo de gobierno ha desbloqueado los Desarrollos del Sureste y las Cocheras de Cuatro Caminos e intentado dar carpetazo a las prohibiciones

José Luis Martínez Almeida y Begoña Villacís, socios en el ayuntamiento de Madrid.
José Luis Martínez Almeida y Begoña Villacís, socios en el ayuntamiento de Madrid. / EFE

15 de junio de 2019. PP y Ciudadanos llegan a un acuerdo de investidura en el Ayuntamiento de Madrid con el apoyo de Vox José Luis Martínez Almeida es investido alcalde de la capital. Desde entonces, y en las apenas tres semanas que han pasado hasta este momento, el nuevo equipo de gobierno de la ciudad ha revolucionado las medidas puestas en marcha -y los proyectos paralizados- durante los últimos cuatro años por el equipo de Manuela Carmena, un cambio de rumbo total para la ciudad.

La corporación municipal que capitanean Almeida y Begoña Villacís ha desbloqueado varios de los desarrollos urbanísticos pendientes y ha dado un empujón hacia la aprobación en otros. Es el caso de los Desarrollos del Sureste que paralizados durante los últimos cuatro años y con numerosos líos legales por su planeamiento urbanístico se habían quedado en un cajón sin avanzar en la puesta en carga de los terrenos. 

En cambio, hace solo unos días, el delegado de Urbanismo de la capital, Mauricio Fuentes, y la propia Villacís, anunciaban tras una reunión con los representantes de las juntas de compensación de esta zona de Madrid el desbloqueo del proyecto y la retirada del recurso que pesaba sobre el Plan Director. Con ello, se eliminaba cualquier sombra de la petición de una compensación milmillonaria que pudiese haberse colocado sobre este órgano durante el gobierno de Madrid. 

Este desarrollo tendrá por ubicación la bolsa de suelo más grande de Europa y en él se levantarán más de 100.000 viviendas, de las que 45.000 serán de renta libre, por lo que la presencia de viviendas protegidas será muy importante. Una vez se finalicen todos los trámites administrativos pendientes -el delegado de Urbanismo se ha comprometido a acelerarlos al máximo- las viviendas podrán empezar a construirse y se abrirá un nuevo mercado que nutrirá la oferta residencial de la ciudad. 

Pero pese a que este es el desbloqueo más importante, no es el único que han llevado a cabo PP y Ciudadanos en estas tres semanas al frente de la corporación. Otro de los pasos que se ha dado en el área de urbanismo ha sido la primera luz verde al proyecto de las Cocheras de Cuatro Caminos, eso sí, con el plan que había dejado el equipo de Manuela Carmena. En el centro de este madrileño barrio se encuentra una de las instalaciones de Metro de Madrid más antiguas de la ciudad y allí se levantará una urbanización de viviendas en forma de cooperativa que lleva años esperando la luz verde del consistorio para plantar sus grúas. 

Después de solo cinco días en el despacho de la Plaza de Cibeles, Almeida y su equipo de gobierno daban el primer empujón a este proyecto, enviando el expediente correspondiente a la Comunidad de Madrid para que se pudiera llevar a cabo la aprobación inicial en el próximo pleno del consistorio. El pasado día uno de julio la documentación recibió el visto bueno del gobierno de la administración autonómica y está a la espera del siguiente paso de la corporación municipal. 

Más allá de estos dos proyectos, hay otro que también está recibiendo más de un empujón por parte del nuevo equipo de gobierno de la ciudad. Es el caso de la antigua Operación Chamartín, rebautizada como Madrid Nuevo Norte tras la última modificación del proyecto. Pese a que aún no se ha llevado a cabo la aprobación definitiva en el pleno del consistorio, desde el equipo municipal han señalado en varias ocasiones que intentarán aprobarlo cuanto antes con el mismo proyecto que tiene en este momento.

El plan está más que encauzado y, justo antes de la cita electoral, todos los grupos políticos que concurrían a los comicios -a excepción de Madrid en pie municipalista, con Carlos Sánchez Mato a la cabeza y que no consiguió representación-, tenían la intención de sacarlo adelante tal y como está ahora mismo el proyecto. "Aprobaremos los Desarrollos del Sureste y aprobaremos Operación Chamartín", sentenciaba Villacís nada más llegar al consistorio. La primera parte de la frase ya se ha cumplido y la segunda, si todo va según lo previsto, "llegará en breve", según señalan fuentes municipales. 

El caso de Madrid Central

Pero no todo han sido pasos adelante. Más allá del ámbito del urbanismo, en el lado de la movilidad, el consistorio de la capital ha intentado dar carpetazo a una de las grandes iniciativas de Manuela Carmena, Madrid Central. La zona de bajas emisiones que comenzó a funcionar el 30 de noviembre de 2018, agrupaba las cuatro APR -Áreas de Prioridad Residencial- existentes hasta ese momento y ampliaba su espacio también a barrios como Justicia y Universidad. En su interior no existían calles de libre circulación, salvo algunos viales con objeto de permitir determinadas incorporaciones, por lo que se eliminaba el tráfico de paso por el centro de la ciudad al prohibir el paso a los coches más contaminantes. 

Una de las iniciativas que los partidos que ahora dirigen la ciudad llevaban en sus programas electorales era precisamente la supresión de esta zona de bajas emisiones y nada más llegar al consistorio aprobaron una moratoria en las multas que ha devuelto el tráfico a esta parte de la ciudad. Así, la estación de medición de polución de la Plaza del Carmen, la única dentro de esta zona, volvía a superar los niveles máximos de contaminación permitidos que había conseguido dejar atrás con la puesta en marcha de la medida. 

En cambio, desde el consistorio señalaban que la moratoria era simplemente una medida pasajera durante el tiempo en el que se pusiese en marcha una nueva medida que fuese, según sus palabras, más útil. Las asociaciones Ecologistas en Acción y Greenpeace presentaron un recurso este mismo viernes para paralizar la moratoria propuesta por el gobierno de la capital y a última hora de la tarde de ese mismo día, el magistrado del juzgado de instrucción número 24 aceptaba las medidas cautelares propuestas y reinstauraba las multas en Madrid Central. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING