Lunes, 17.06.2019 - 13:24 h
Se dirigía hacia Valencia

El avión de Sánchez sufre una avería en el despegue y cuestiona el estado de la flota

El Falcon oficial que desplazaba al presidente sufrió un fallo en la pista de Torrejón. Los aparatos tienen más de 30 años de antigüedad.

Falcon que utiliza el presidente para sus desplazamientos
Falcon que utiliza el presidente para sus desplazamientos / Ejército del Aire

El avión oficial que iba a desplazar a Pedro Sánchez y su equipo de confianza a Valencia el pasado martes sufrió una avería cuando estaba en marcha la maniobra de despegue. El percance se produjo en plena pista de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) cuando el equipo presidencial iba a desplazarse a la capital del Turia a clausurar el XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar, un encuentro al que asistieron más de 700 empresarios y al que el jefe del Ejecutivo llegó con un retraso de casi una hora.

Eran en torno a las 11 de la mañana cuando el Audi A8 oficial del presidente accedió a la base aérea de Torrejón. Le esperaba un Dassault Falcon 900 del Grupo 45 de la Fuerza Aérea Española para trasladarle hasta Valencia. El presidente, sus asesores y el personal de seguridad ascendió al aparato y se prepararon para despegar. Sin embargo, en plena maniobra para que el avión comenzara a volar, el piloto se percató de que algo no iba bien.

Efectivamente, un piloto encendido en rojo indicaba que el aparato no se encontraba en perfectas condiciones para despegar, según confirman a La Información fuentes del Gobierno. La decisión que tomó la tripulación fue abortar el despegue y regresar a la dársena. La avería detectada hacía desaconsejable la maniobra, añaden las mismas fuentes.

Desde el Ejecutivo aseguran que fue una avería "leve" y que en ningún momento se puso en riesgo la vida del presidente del Gobierno ni del equipo que le acompañaba. Sin embargo, fuentes del Ejército del Aire, que son los encargados de pilotar los aparatos oficiales que desplazan a personalidades, aseguran que esta situación no es habitual, de ahí que ofrezcan más importancia a lo sucedido.

La solución que tomó el gabinete presidencial fue la de cambiar de avión, explican fuentes oficiales. El Grupo 45 del Ejército del Aire, efectivamente, tenía disponible un segundo Falcon en la base área de Torrejón, de forma que fue esa segunda aeronave la que llevó a Sánchez hasta Valencia y regresó ya por la tarde. En cuestión de "minutos" se hizo el cambio.

Aviones de más de treinta años de antigüedad

La avería en el avión que utiliza Pedro Sánchez ha vuelto a poner de manifiesto el estado en el que se encuentra la flota que transporta a los miembros del Gobierno y a la Familia Real. Fuentes del Gobierno destacan que tanto los Dassault Falcon 900 como los Airbus A310 son aparatos con más de treinta años de antigüedad que necesitan un mantenimiento y una revisión constante.

Los dos Falcon fueron fabricados en enero de 1984 y adquiridos por España en 1988. Este año, por tanto, han cumplido treinta y cuatro años de antigüedad. El Airbus, por su parte, es aún más viejo: el aparato realizó su primer vuelo abril de 1982 y entró en servicio en nuestro país en 2003.

"Son aviones que no se renuevan y ningún Gobierno se va a atrever a acometer una inversión de este tipo por lo impopular que es", afirman las fuentes consultadas. Lo que ha ido haciendo el Ejército del Aire es ir renovando las diferentes piezas de los aviones, con recambios nuevos, pero los aparatos en sí acumulan miles de horas de vuelo desde que salieron de fábrica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios