Jueves, 18.10.2018 - 20:53 h
Ampliación de capital de la dueña de 'El País'

Caixa se baja de la 'operación rescate' a Prisa y reduce al mínimo su participación

La entidad financiera planea rebajar su porcentaje en el capital del grupo de medios al entorno del 1% y ceder sus derechos, que pasarían a Amber.

Fotografía de Manuel Polanco
Manuel Polanco, presidente de Prisa.

CaixaBank da un paso atrás en Prisa. La entidad financiera no tiene intención de suscribir con toda su capacidad la ampliación de capital que tiene en marcha el grupo de medios de comunicación, según indican fuentes conocedoras de la operación. No dar ese paso conllevará que su participación en la editora de 'El País' se rebaje al entorno del 1%, frente al 4,9% que alcanza actualmente, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el folleto de la ampliación, remitido al supervisor a finales de enero, Prisa ya indicaba que CaixaBank no estaba entre los accionistas que habían manifestado su compromiso de "ejercitar los derechos de suscripción preferentes que les correspondan". A preguntas de este medio, el banco no hace comentarios sobre cuáles van a ser sus movimientos.

En cambio, en ese folleto, Prisa ya señalaba que la entidad había manifestado "que participará en el aumento de capital mediante la reinversión del importe que obtenga de la venta de derechos de suscripción preferente". Eso sí matiza que retendrá "un número de derechos tal que el importe obtenido por la venta de los restantes sea invertido íntegramente en la suscripción de nuevas acciones mediante el ejercicio de los derechos retenidos".

CaixaBank se deja así la puerta abierta en el documento de la ampliación y no desvela con cuántos títulos de Prisa se quedará después de esta inyección de fondos. "El número de acciones dependerá, por tanto, del valor de cotización de los derechos de suscripción preferente", apunta.

En ese documento remitido a la CNMV el 25 de enero, Prisa aseguraba que tenía el compromiso de sus accionistas a suscribir más de 250 millones de acciones, equivalentes al 53,47% de la ampliación de capital. Un movimiento que tiene que estar desembolsado antes del 21 de febrero. En total, la ampliación de capital de la compañía presidida por Manuel Polanco alcanza los 563 millones de euros.

Cuatro años en el capital

CaixaBank, al igual que Santander HSBC, desembarcó en Prisa en el verano de 2014, en uno de los momentos donde el grupo de medios atravesaba un momento financiero más complicado. Transformaron deuda en capital y sumaron el 23% del accioniariado. Un movimiento que dio un respiro a la solvencia financiera del grupo, mientras que redujo la capacidad de decisión de la familia Polanco, que situó su participación en el entorno del 12%.

En estos casi cuatro años, Prisa también ha vivido el desembarco de Amber Capital, la firma de inversión que se ha convertido en el principal accionista de la compañía de medios. Suma más del 19,6% de sus títulos.

El representante del fondo, Joseph Oughourlian, ha sido una de las voces más críticas con la última dirección de la empresa editora. En la última junta, Oughourlian criticó el personalismo en la gestión del presidente saliente, Juan Luis Cebrián. Precisamente, según añaden estas fuentes, Amber Capital será el principal beneficiado del paso atrás de CaixaBank y se convertirá en el receptor de esos derechos de suscripción. Todo en su afán por volver a llevar su participación en la multinacional por encima del 20%.

La ampliación de capital es el movimiento clave de Prisa para reducir su deuda, aunque también prevé realizar otros pasos como traspasar la división portuguesa Media Capital y la autoventa de su negocio editorial Santillana. Si logra ejecutar la desinversión de su negocio portugués, por el que prevé obtener 321 millones de euros, su deuda financiera bruta se quedará en 935 millones de euros. Si no lo vende, sólo tendrá la aportación de fondos de la ampliación, lo que dejaría ese pasivo financiero en 1.367 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios