Miércoles, 08.04.2020 - 17:53 h
Para el fin del "bloqueo"

Casado pide a Sánchez el fin del pacto con Torra y que no 'toque' la reforma laboral

El líder de la oposición exige al jefe del Ejecutivo medidas contra el Govern y no modificar la política económica para solucionar temas como el CGPJ

Pedro Sánchez y Pablo Casado, antes de su reunión en Moncloa
Pedro Sánchez y Pablo Casado, antes de su reunión en Moncloa / EUROPA PRESS

Que se acabe la mesa de negociación con el Govern catalán y que no se modifique la política económica y laboral. Esas son las exigencias que ha hecho Pablo Casado a Pedro Sánchez tras la reunión que han mantenido en Moncloa. Un encuentro que estaba pensado para intentar allanar el camino a la renovación de instituciones como el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), para lo que el apoyo del PP al Ejecutivo es imprescindible. Pero que finalmente no ha servido para recuperar los acuerdos de consenso entre Gobierno y oposición. Algo que Casado ha justificado con los movimientos de Sánchez sobre Cataluña o la economía. Y por lo que Moncloa le ha acusado de seguir en el "bloqueo" y de "tomar como rehén" los órganos que deben ser renovados.

En la rueda de prensa posterior a la reunión, el líder del PP ha revelado que le ha ofrecido a Sánchez una serie de acuerdos para que exista un "compromiso por España", que abarcan asuntos de políticas sociales, económicos e institucionales. Pero aunque el presidente aceptara sentarse a discutir estos pactos, Casado no estaría dispuesto a tratarlos si si no se solucionan ciertas cuestiones antes. Una de ellas es la ya mencionada de la mesa de negociación en Cataluña, que va unida a no modificar la ley para que haya indultos a los condenados por el procés. La otra, que también es importante para el jefe de la oposición, es que no se nombre Fiscal General del Estado a la exministra de Justicia Dolores Delgado. Ya que, como ha dicho Casado, no cumple con el principio de imparcialidad por ser diputada del PSOE en el Congreso.

Lo que no ha querido desvelar es cuánto tiempo tiene que pasar antes de que se solucione la discrepancia que permita sacar a estas instituciones de la provisionalidad. Como ha recordado el propio Casado, esto no solo afecta al CGPJ o al TC, sino que también implica a RTVE, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o los reguladores CNMV y CNMC. "Hay que preguntarle a Sánchez cuánto está dispuesto a mantener así la situación", ha asegurado el líder del PP, que ha insistido en que sus exigencias solo implican "cumplir la ley" y elegir a "quienes queremos unir frente a los que aspiran a dividir y empobrecer". 

En el ámbito económico, Casado ha insistido en que estaría dispuesto a dar estabilidad al Gobierno apoyándole para sacar adelante el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Para llegar a ese punto, antes Sánchez tendría que renunciar a modificar o derogar los artículos de la reforma laboral con los que tiene previsto acabar. A lo que se suma la devolución del IVA a las comunidades autónomas o renunciar a la subida y creación de nuevos impuestos, como la tasa Google y la tasa Tobin. Además, el presidente tendría que renunciar a los acuerdos con sus socios actuales, como son los independentistas catalanes o el PNV. A este último lo ha mencionado el líder del PP expresamente, al contar que ha reclamado al presidente que no rompa la unidad de la caja única de la Seguridad Social para acceder a las exigencias de los nacionalistas vascos para que le den su apoyo en las cuentas públicas. 

"Si suspende la negociación con los independentistas, si hace cumplir la ley en Cataluña, si no sube impuestos que afecten a clases medias y trabajadoras, y no toca la reforma laboral, podremos sentarnos a hablar. Ahí estará el PP para hablar de las preocupaciones de los españoles", ha dicho Casado. A esto ha sumado la reforma de la financiación autonómica, que ha pedido que se discuta de "forma multilateral" a través de una conferencia de presidentes autonómicos en el Senado. Algo por lo que trabajará si el Ejecutivo rectifica en su decisión y devuelve el IVA a las comunidades, como ha reclamado desde hace meses, por ejemplo, la Comunidad de Madrid. 

En el ámbito institucional, ha revelado que le ha traslado al presidente su intención de "avanzar conjuntamente para recuperar el orden, la convivencia y el progreso en Cataluña". Algo para lo que es imprescindible, según él, la tipificación del referéndum ilegal, combatir el "adoctrinamiento educativo" en la escuela catalana o evitar "la propaganda pública en medios de comunicación", algo que achaca a TV3. Además, le ha instado a modificar la euroorden para "traer a España a Puigdemont", además de pedirle que haya consenso para "acabar con beneficios penitenciarios para los presos de ETA". 

Casado ha rechazado que se le ha responsable del "bloqueo", como ha traslado Moncloa y ha dicho abiertamente la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. "No soy el del 'no es no'. Siempre que me ha llamado, he venido. Pero este encuentro parece que le viene bien para presentar a la oposición como radical e instalada en el bloqueo", se ha defendido el líder del PP, que ha recordado que la reunión se produce antes del Consejo de Ministros del martes y del Consejo Europeo del jueves en Bruselas, donde Sánchez se verá con los jefes de Estado y de Gobierno de la UE. "Yo quiero hablar de pensiones, de educación, de dependencia. Si nos piensan tildar de radicales, los españoles saben que lo hacen para así acercarse a ERC y Bildu", ha añadido. 

También se ha quejado de que el Ejecutivo "quiera dañar la independencia de las instituciones" o de que no se haya contado con él para ciertas cuestiones que solían ser consultadas con el líder de la oposición. El mejor ejemplo es el de Dolores Delgado, pero también ha hecho referencia a la renovación del Consejo de Seguridad Nuclear o la elección de la directora del CNI, algo que según él se llevó a cabo sin tenerle en cuenta. "Espero que se tengan otras formas con el líder del principal partido de la oposición. Sobre todo en una legislatura tan fragmentada, con el Gobierno con menos escaños de la democracia", ha apuntado el líder del PP, que ve "normal" que Sánchez intente convencerle para llegar a acuerdos. "Yo solo le he dicho en qué temas podemos hablar ahora y en cuáles no", ha señalado. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING