Lunes, 21.10.2019 - 07:43 h
Acciones contra cuarteles y comisarías

Las 'cachorros' de la CUP se inspiran en Alsasua para acosar a la Guardia Civil

Arran ha comenzado a vandalizar cuarteles de la Benemérita y comisarías de la Policía Nacional en Cataluña con pintadas de "ni olvido ni perdón".

Arran lanza pintura amarilla a la comisaría de Policía de Terrassa
Las 'cachorros' de la CUP se inspiran en Alsasua para acosar a la Guardia Civil.

El rechazo de los sectores más radicales del independentismo catalán a las Fuerzas de Seguridad del Estado sigue creciendo. Tras el segundo aniversario del referéndum del 1-O, la organización juvenil Arran, vinculada a la CUP, ha comenzado a realizar acciones de rechazo que no han dudado en mostrar a través de sus redes sociales. La consigna es clara: quieren que policías y guardias civiles se vayan de Cataluña. Un movimiento casi calcado al 'Alde hemendik' ('salid de aquí' en euskera), y que es especialmente conocido por exigir lo mismo para los agentes de la Benemérita destinados en pueblos como Alsasua, en Navarra.

En el vídeo difundo por Arran, con el mensaje "QUE SE'N VAGIN!", se puede ver cómo varios de sus miembros realizan pintadas en los centros policiales. En concreto, precisan que se trata de un cuartel de la Guardia Civil en Barcelona y de las comisarías de Rubí y Sant Feliu, ambas en la misma provincia. En los grafitis se hace una reivindicación del 1-O, acompañado de frases como "ni olvido ni perdón", y también se pintan lazos amarillos. Además, se puede ver cómo los radicales esparcen unos polvos sobre las paredes de los edificios. Unos actos que recuerdan a aquellos en los que se esparció pintura amarillas sobre una comisaria de Terrassa.

A lo anterior hay que añadir que al comienzo del vídeo se muestra el conocido tricornio que portan los guardias civiles tapado con una señal de 'prohibido'. Un rechazo a un cuerpo que no es sorprendente, ya que tanto Arran como la CUP han instado en varias ocasiones a la Generalitat a que exija su retirada del territorio catalán. Lo mismo ocurre en algunas manifestaciones independentistas, donde se pueden leer carteles que les acusan de ser "fuerzas opresoras" del Estado. Ahora, en la organización juvenil dan un paso más.

El precedente del 'Ospa Eguna'

La inspiración a los 'cachorros' del independentismo más extremo les ha llegado desde Navarra. En concreto, de los sectores radicales de la izquierda abertzale, que tampoco aprueban la presencia de la Guardia Civil en su comunidad y en el País Vasco. El nombre, 'Alde hemendik', acompañado en ocasiones de 'Ospa' ("fuera"), es un movimiento que incluso parece tener un festivo. Otros lemas, gritados siempre en euskera, son "dejadnos en paz" o "marchaos de aquí".

Todo lo anterior se enmarca en el llamado 'Día de la expulsión' u 'Ospa Eguna' en euskera, que se celebra cada año desde 2010. El último, que tuvo lugar el pasado 31 de agosto, estuvo especialmente envuelto en la polémica. La Fiscalía instó a la Audiencia Nacional a evitar que se celebrara por la posibilidad de que se cometieran delitos de enaltecimiento del terrorismo. El Alto Tribunal lo rechazó, pero pidió a las fuerzas de seguridad que supervisasen y controlasen lo que ocurriera.

El simbolismo también acompaña a estas acciones. Los participantes en las protestas suelen utilizar maletas que sitúan delante de los cuarteles. Un objeto con el que quieren incidir en que invitan a los guardias civiles a marcharse de allí por no querer contar con su presencia. Y que casa con el mensaje principal de algunos carteles que anunciaban la celebración del Ospa Eguna, que decía literalmente "Comenzad a hacer las maletas".

Esta 'celebración' ha adquirido especial fuerza desde que estallase el caso de las agresiones a guardias civiles en un bar de Alsasua. La última edición fue la primera en la que ya existía una condena para los acusados: entre 2 y 13 años por agresiones con el agravante de odio. El terrorismo fue descartado. Ahora, los condenados esperan a que el Tribunal Supremo revise sus condenas. Algo que no comparte el Ministerio Público.

Desde varios sectores del independentismo catalán ya se ha advertido de que las acciones contra todo lo relacionado con el Estado español irán aumentando. La ANC y Òmnium han anunciado varias marchas para el día en el que se conozca la sentencia del juicio del procés, que se prevé sea dura para Oriol Junqueras y el resto de acusados. También hay una 'huelga de país' convocada para el próximo día 11, que está impulsada por la ANC.

La Información ha contactado con los responsables de prensa de la CUP para preguntarles por dicha acción de Arran. Estos se han negado a atender a este medio y a responder sus preguntas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios