Confían en una absolución

Políticos catalanes cierran filas en torno a Quim Torra ante el "juicio farsa"

El presidente catalán responde por un delito de desobediencia tras negarse a quitar la pancarta con un lazo de la fachada de la Generalitat.

Torra llega a su juicio. / EFE
Los políticos catalanes cierran filas en torno a Quim Torra ante el "juicio farsa". / EFE

Varios políticos de Cataluña han expresado su malestar ante el juicio por desobediencia contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Una de ellas es la portavoz del Govern, la consellera Meritxell Budó, que ha considerado el juicio una "farsa" y aseguró que tanto ella como el mismo presidente confían en que no será inhabilitado.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tachado de "represión" el juicio:  "No contemplamos otra sentencia que no sea la absolución". Aragonès ha concretado que para él la causa judicial contra Torra supone una vulneración del derecho a la libertad de expresión, y ha advertido al Estado: "Ante la vulneración de derechos civiles y políticos, nos encontrará en frente". Roger Torrent también se pronunció en Twitter. 

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha dicho este lunes que no contempla que Torra sea inhabilitado, porque sería "otro escándalo democrático de primera magnitud". El político ha advertido que este proceso "dificulta aún más cualquier acuerdo que se pueda alcanzar con Pedro Sánchez, por lo que el posible apoyo a una investidura queda lejos".

El diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera ha deseado que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, sea absuelto en su juicio y ha avisado de que, si le inhabilitan, espera "una respuesta de movilización y de desobediencia civil e institucional a la altura" en declaraciones este lunes a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Riera ha sostenido que hay "falta de democracia" y que con el juicio "el Estado español cae en picado y entra en nivel de mínimos porque juzga la libertad de expresión y derechos fundamentales, civiles y políticos".

El portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, espera que "ver subir al presidente Quim Torra por las escaleras de la vergüenza" del  TSJC haga reflexionar de cara a la negociación de los partidos independentistas para investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. El político también declaró que "el 'vergüenzómetro' del Estado ha superado todos los límites".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING