Lunes, 20.11.2017 - 07:06 h

Arranca el caso de los atentados con la declaración de los cuatro detenidos

Los vehículos de la Guardia Civil con los cuatro miembros de la célula yihadista a los que se les atribuye los atentados en Cataluña ya han llegado a la Audiencia.

Tras los registros, no se ha acordado ninguna diligencia más ni se han cursado órdenes de detención internacional o comisiones rogatorias para recabar datos de terceros países.

Te interesa leer: Un estratega militar sirio pudo ser el cerebro de la célula que captó el imán

Arranca el caso de los atentados con la declaración de los cuatro detenidos

La muerte del que hasta ayer era el enemigo público número uno, Younes Abouyaquoub, el autor del atropello masivo de la Rambla, y la confirmación de que Abdelbaki Es Satty, el imán que presuntamente radicalizó a los miembros de la célula de los atentados de Barcelona y Cambrils, es uno de los tres cadáveres encontrados en la residencia de Alcanar donde preparaban los ataques, deja todavía algunas incógnitas por resolver. Hoy arranca en la Audiencia Nacional el caso en el que se tratará de esclarecer todos esos detalles.

Los vehículos de la Guardia Civil con los cuatro miembros de la célula yihadista a los que se les atribuye los atentados en Cataluña ya han llegado a la Audiencia Nacional donde deberán ser inculpados.

El juez Fernando Andreu, el instructor de la causa, tomará declaración esta mañana a los cuatro implicados que los mossos han logrado detener. 

Los presuntos miembros de la célula terrorista que perpetró los atentados que acabaron con la vida de 15 personas declararán ante el juez Andreu y la fiscal del caso, Ana Noé, así como ante sus abogados, que son de oficio ya que están en régimen de incomunicación y han sido citados a las 12.30 horas para comenzar con las declaraciones.

Fuentes jurídicas han indicado que la previsión es que el juez, que ha recibido hoy el atestado de los Mossos d'Esquadra sobre las diligencias practicadas desde los atentados, acabe a lo largo del día con los interrogatorios de los cuatro.

El primero en prestar declaración será Chemlal, de 21 años y natural de Melilla, quien resultó herido grave tras la explosión el día 16 en el chalé de Alcanar (Tarragona) donde la célula yihadista planeaba los atentados desde hacía meses.
El joven fue trasladado ayer por la mañana en ambulancia a urgencias del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa y, desde allí, emprendió el trayecto a Barcelona y a Tres Cantos en un vehículo medicalizado.

También comparecerá Driss Oukabir, la persona con cuya documentación se alquilaron las furgonetas con las que preparaban los atentados y que acusó a su hermano Moussa (uno de los cinco abatidos por la policía en Cambrils) de habersela robado.

También comparecerá ante el magistrado Mohamed Aalla, el propietario del Audi A3 con el que esos cinco jóvenes (entre ellos su hermano Said) irrumpieron en el paseo marítimo de ese balneario tarraconense para emprenderla a cuchilladas con los viandantes. Los otros dos interrogados serán Mohamed Houli Chemlal -el melillense herido en Alcanar- y Salh el Karib, el encargado de un locutorio de Ripoll, la localidad gerundense donde anidaban los terroristas.

Los detenidos, que se encuentran incomunicados, serán trasladados desde Cataluña por la Guardia Civil a las dependencias de la Audiencia. Todos ellos parecen, en principio, actores secundarios en la tragedia que ha acabado con la vida de 15 personas de siete nacionalidades.

Los principales implicados -los cinco tripulantes del Audi de Cambrils- y Abouyaqoub, el conductor de la furgoneta de la Rambla, han resultado muertos a disparos de la policía catalana. Lo mismo que que el imán Es Satty, fallecido bajo los cascotes de Alcanar, la casa que supuestamente habría estallado mientras preparaban los explosivos.

Tras tomarles declaración, el juez decidirá si los envía a prisión. Será el primer paso de la investigación que dirige Andreu que fue iniciada la tarde misma del jueves, cuando se produjo el atentado de Barcelona. Durante su tramitación se investigarán los detalles que todavía quedan por esclarecer.

Como las identidades de los otros dos muertos que aparecieron entre los restos de la casa de Alcanar o el paradero de otro de los hermanos Aalla, Youssef. También la supuesta participación de un ‘dinamizador’ cercano al ISIS que habría instruído a la célula en las técnicas para preparar sus ataques.

Hasta ayer, muchos de los datos clave de la investigación que los ‘mossos’ han hecho públicos a medida que avanzaba la investigación, eran oficialmente desconocidos para la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

La razón es que todavía no había recibido el atestado de la policía autonómica catalana, algo completamente normal, según fuentes de esa fiscalía. Esos documentos llegarán hoy a la Audiencia Nacional con la puesta a disposición judicial de los cuatro arrestados.

Esas mismas fuentes aseguraron que, desde la autorización de los registros, el juez Andreu no había acordado hasta ayer por la mañana ninguna diligencia nueva. Tampoco se habían cursado órdenes de detención internacional o comisiones rogatorias para recabar datos de terceros países.

Todas esas diligencias se adoptarán, en su caso, tras conocerse y analizarse toda la documentación y efectos hallados por los agentes en los distintos escenarios del atentado: la furgoneta del atropello, los domicilios de los implicados, lo encontrado entre los escombros de la casa de Alcanar…

Ahora en portada

Comentarios