Viernes, 17.01.2020 - 20:00 h

Diferencias regulatorias pueden suponer un escollo en el tratado EEUU-UE

Las diferencias en materia de normativa y de regulación laboral, sanitaria, agrícola o de propiedad intelectual serán los principales obstáculos en las negociaciones del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

Madrid, 15 jul.- Las diferencias en materia de normativa y de regulación laboral, sanitaria, agrícola o de propiedad intelectual serán los principales obstáculos en las negociaciones del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

Esta es una de las principales conclusiones a las que llegaron hoy destacadas personalidades que participaron en el seminario "Las Américas y la Unión Europea ante los nuevos escenarios en las relaciones comerciales y políticas", organizado por la Casa de América en Madrid, y quienes coincidieron en resaltar que el futuro tratado será beneficioso para América Latina.

Los participantes analizaron el panorama económico y geoestratégico mundial en relación con la influencia de las pujantes economías asiáticas y latinoamericanas y los tradicionales centros de poder occidentales: Estados Unidos y la Unión Europea, y el cambio de equilibrio que supone la cuenca del Pacífico como nuevo espacio global de intercambio comercial en contraposición al Atlántico.

Entre los ponentes se encontraba el Director General para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Pablo Gómez de Olea, que destacó el hecho de que, a día de hoy, América Latina es un sujeto activo de las relaciones internacionales y que los efectos que este tratado entre la UE y EEUU tendrá sobre esa región no serán solamente comerciales sino también geopolíticas.

Este tratado "es algo muy positivo pero que tiene grandes incógnitas", advirtió por su parte el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, quien se refirió también a la crisis económica que atraviesan EEUU y Europa y abogó por el multilateralismo.

Aseguró además que, tras el fracaso de la Ronda de Doha, hay que fortalecer la Organización Mundial del Comercio (OMC) porque "de lo contrario podría tener repercusiones fragmentarias que resultarían negativas para la economía mundial".

El diputado del Parlamento Europeo y Copresidente de EUROLAT (Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana), José Ignacio Salafranca, aseguró en este foro que Europa es un factor de estabilidad para el mundo entero junto con los Estados Unidos y que "en este mundo en el que todo está interrelacionado se necesitan respuestas globales para asuntos globales", al referirse al tratado de libre comercio.

Advirtió además del hecho de que la UE ha descuidado el aspecto militar y que debe tratar de mejorar su posición estratégica con respecto a la defensa común.

América Latina se encuentra "probablemente en el período más largo de democracia gracias al protagonismo de los ciudadanos", destacó el Subsecretario General de la ONU y Director Regional de la Oficina para América Latina y Caribe del Programa para el Desarrollo, Heraldo Muñoz.

"Ahora hay una clase media mayor que personas que viven en situación de pobreza" en dicha región, dijo el alto funcionario de la ONU, al destacar los avances que ha registrado Latinoamérica en los últimos años.

Todos los ponentes en el seminario coincidieron en los aspectos provechosos para ambas potencias y para los países de América Latina, que, consideran que saldrán beneficiados tanto si tienen acuerdos previos con EEUU y la UE como aquellos que no los tienen.

Abogaron también porque EEUU y la UE superen sus diferencias en materia normativa, en especial las relativas a cuestiones agrícolas, como los alimentos transgénicos, legislación respecto a las importaciones textiles o la homologación en la fabricación de automóviles.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING