Domingo, 22.09.2019 - 04:34 h
No resolvió sobre su petición de archivar su causa

El tribunal ignora a Acebes y le juzgará pese a no participar en la salida a bolsa

Su abogado denuncia que se trata de un "caso único" en el procedimiento puesto que llegó a BFA días después del debut bursátil de Bankia.

Ángel Acebes
Las acusaciones piden dos años y medio de cárcel para el exministro por falsedad contable. / EFE

Ángel Acebes no ha conseguido sortear el banquillo de los acusados y ello pese a que, hasta el último momento, ha intentado revocar sin éxito su inclusión el macroprocedimiento por la salida a bolsa de Bankia al tratarse del único de los 34 acusados que ni tan siquiera había llegado al Consejo de Administración de BFA cuando se fraguó la operación bursátil. De ahí que su abogado protagonizara en la vista de este miércoles una de las protestas más férreas contra la decisión del tribunal después de que este obviara responder a su petición de archivo de la causa. 

"Es un caso único que no puede entenderse resuelto como ocurre con otros acusados", dijo su abogado Carlos Aguilar al comienzo de la sesión dedicada íntegramente a la declaración de Rodrigo Rato. Lo que pedía el exministro de Justicia del PP era anular el auto por el cual se abría juicio oral en su contra alegando que él aterrizó en el Consejo de la matriz de Bankia el 27 de julio de 2011; siete días después de la operación que acabó por rematar a la cuarta entidad del país.

Una petición similar a la formulada por otros consejeros como Estanislao Rodríguez-Ponga, Francisco Baquero o Jesús Pedroche, que tampoco se han librado de la quema y para quienes el tribunal considera que deben seguir en el procedimiento aunque tomaran posesión de sus cargos en Bankia apenas días antes del salto al parqué. Aunque los magistrados de la Sección Cuarta sí que se pronunciaron acerca de este asunto en su auto sobre cuestiones previas, obviaron responder a la petición concreta Acebes, lo que provocó una enérgica protesta de su defensa: "Es absolutamente inviable e ilegítima una acusación contra él por estos hechos", apuntó.

Todos estos consejeros han tenido un espejo en el que mirarse para argumentar su reivindicación: el caso de Virgilio Zapatero. "¿Por qué se rechazó ampliar la querella inicial de UPyD contra el exministro socialista y otros tres exconsejeros y no ocurrió lo mismo con Acebes o el exsecretario de Estado de Hacienda?" es la pregunta que los equipos legales de todos ellos han formulado tanto en la instrucción de la causa como ya en el juicio que acoge la sede de San Fernando de Henares. Esta continua comparativa ha sido resuelta por los magistrados aduciendo a que no se les imputó en 2012 porque se valoró únicamente su falta de participación en los hechos relativos a la salida a Bolsa y no tanto en la aprobación de las presuntas cuentas maquilladas.

El caso del exsecretario general del PP constituye una excepción si se compara con los más de 30 acusados por la quiebra de la entidad y es que él no solo no participó en la salida a Bolsa sino que tampoco estuvo en la reunión en la que se aprobaron los estados contables de 2010. Sin embargo, y aunque la Fiscalía Anticorrupción no ve reproche penal en su actuación, acusaciones del procedimiento como la CGT piden para él dos años y medio de cárcel por falsedad contable, el mismo delito que estudiar incorporar también la fiscal Carmen Laúna a tenor de cómo avance el juicio, señalado hasta el mes de junio.

El tribunal les da "toda la razón" pero les mantiene en el banquillo

Se basan las acusaciones en su participación en el Consejo de Administración del 28 de marzo de 2012 por el que se aprobaron las cuentas relativas al ejercicio anterior. Las mismas fueron reformuladas apenas dos meses después y pasaron de presentar unos beneficios de 309 millones de euros a unas pérdidas de 2.979 millones de euros, si bien para entonces el que fuera ministro del Interior del Gobierno de José María Aznar ya había presentado su renuncia. 

Con todo, resulta más que curiosa la respuesta que la magistrada al frente del procedimiento, Ángela Murillo, ha dado a los exconsejeros que siguen en la diana y es que reconoce que, "con toda la razón", aludieron a un trato desigual dentro del procedimiento. Pero archivar su causa en estos momentos implicaría "otra injusticia" para con los otros consejeros de Bankia y BFA que van a tener que responder por el presunto maquillaje de las cuentas de 2010 y 2011 teniendo en cuenta que, con esta decisión, producirían otra desigualdad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios