Jueves, 24.01.2019 - 04:08 h
También apunta contra Rajoy: "A mi me echó el presidente del Gobierno"

Rato sobre Salgado: "Nos dijo que antes de septiembre había que salir a bolsa"

Mantiene que el banco no tuvo autonomía de decisión ni tan siquiera en el folleto de la OPS , controlado por la CNMV: "Querían más riesgo".

Arranca el juicio por la salida a bolsa de Bankia en la Audiencia Nacional
Rato se enfrenta a su segundo día de interrogatorio en el juicio de Bankia/ Pool - Archivo

Segundo día de interrogatorio pero misma línea de defensa. Rodrigo Rato ha vuelto a apuntar en el juicio por el caso Bankia que la cúpula de la entidad no tuvo voz ni voto en la decisión relativa al debut bursátil en junio de 2011; es más, asegura que la indicación del Banco de España y de Elena Salgado,entonces vicepresidenta del Gobierno, fue rotunda: "Antes de septiembre tenéis que haber salido (a bolsa)".

Con la misma seguridad con la que afrontó su primera declaración en este procedimiento penal, Rato ha insistido en que, lejos de tener autonomía de decisión, la operación estuvo controlada en todo momento desde el Congreso de los Diputados y del Gobierno. Eso sí, la "estrategia" del Ejecutivo, que él mismo compartía según ha dicho, era convertir Bankia "definitivamente" en una entidad como las demás; esto es, poder adquirir capital.

En cualquier caso ha negado que se les advirtiera de la necesidad de hacer ajustes. Todo lo contrario, la única finalidad del Gobierno y del supervisor, según transmitió el exdirectivo del Banco de España Jerómino Martínez Tello a los directivos de Caja Canarias (una de las siete que integró la fusión) era cumplir el plan de negocio, esto es, salir a Bolsa. Y no fue la única decisión política que se tomó en esta operación puesto que su marcha de la presidencia de la entidad en 2012 también la achaca al Ejecutivo: "A mi me echó el presidente del Gobierno", ha dicho de manera tajante en referencia sin mencionarlo a Mariano Rajoy.

Pero estas directrices no se circunscriben únicamente a estos organismos: hasta la CNMV les dijo que tenían que asumir más riesgo en el folleto informativo para los inversores, según el expresidente del banco. "Dijimos que teníamos que colocar el 30% del tramo institucional y la CNMV nos respondió que nada de nada y que el 40. Nos puso una serie de condiciones y como aquí el regulador es el que manda, no había nada que discutir, no íbamos a ir a los tribunales", ha ironizado.

Y sobre la publicidad que se hizo de este folleto informativo, Rato ha vuelto a ser tajante mostrando "serias dudas" de que los minoritarios invirtieran su capital basándose exclusivamente en la importante campaña institucional de la operación. Sin embargo, Anticorrupción entiende que este punto es clave en el procedimiento y acusa a Rato de aprovecharse del "prestigio" que le otorgaba haber sido vicepresidente del Gobierno de Aznar para transmitir mediante este documento "un ficticio mensaje de solvencia" y unas expectativas muy alejadas de la realidad del banco que acabó recibiendo el mayor rescate financiero de la historia del país.

Otro de los asuntos clave por los que se ha interesado la fiscal Carmen Laúna ha sido por los Consejos de Administración que se celebraron en BFA en junio de 2011 en los que se fraguaron los últimos detalles de esta operativa, como el precio de las acciones. Sobre este punto, el exvicepresidente económico del Gobierno ha vuelto a activar el ventilador asegurando que a él "nadie" le planteó que tuvieran que abordar un problema sobre la valoración de las acciones del balance de la matriz de Bankia. Y ha sido especialmente crítico con el auditor de la entidad, Francisco Celma, también imputado en el procedimiento.

En relación con las advertencias del socio de Deloitte acerca de los estados financieros previos a la operativa bursátil, Rato le ha reprochado que acudiera a los bancos colocadores a exponerles la situación en vez de informarle directamente a él mismo o al FROB. "Me parece de una oficiosidad notable" ha expuesto. Además, ha insistido en que si no aceptaron ninguna oferta de compra en esos momentos no fue por temor a pérdida de control (como apuntan las acusaciones) sino porque "nadie" se acercó a ellos ni a Banca Cívica.

Mismo tono bronco contra la fiscal: "No sé quien le está asesorando"

El exdirector gerente del FMI ha vuelto a emplear un tono bronco con la fiscal Anticorrupción de la causa a quien le ha llegado a espetar que no sabía quién le estaba asesorando aunque acto seguido lo ha retirado. Así ha reaccionado al ser preguntado por los famosos correos que el inspector del Banco de España Antonio Casaus envió a sus superiores ya a finales de 2011 en los que vaticinaba cuál sería el devenir de la entidad nacionalizada tras estudiar las previsiones del banco para 2012. De hecho, en su declaración durante la instrucción de la causa ante el juez Fernando Andreu, el experto explicó que se barajaba un posible deterioro de 12.000 millones de euros y que, pese a sus reiteradas advertencias, estos mails "fueron al ciberespacio" porque nadie se hizo eco de ellos.

La representante del Ministerio Fiscal ha vuelto a enervar a Rato ya en los últimos minutos de su extenso interrogatorio al preguntarle, como ya hiciera este martes, por la intervención del Banco de Valencia y el papel que pudo jugar Bankia en el devenir de la entidad. De nuevo ha eludido responsabilidad alguna en la debacle del banco que presidió José Luis Olivas antes de asumir la vicepresidencia de Bankia. "Usted quiere que nosotros hubiéramos salido tocando el tambor diciendo que Banco de Valencia no tiene solución, pero eso no lo podemos hacer. Que Bancaja controlara Banco de Valencia en 2004 no significa que fuera así en el SIP", ha concluido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios