Martes, 18.09.2018 - 20:03 h
La UME ha desplazado 136 militares y 50 vehículos

Un incendio en Valencia calcina 1.400 hectáreas y desaloja a 2.500 personas

El incendio pudo haber sido originado por un rayo debido a las fuertes tormentas que se sucedieron durante la jornada del lunes.

Incendio Valencia
Vista del incendio forestal declarado en Llutxent (Valencia) / EFE

Un nuevo incendio arrasa parte de los bosques españoles. Las altas temperaturas han dado lugar a una serie de fuegos en distintos puntos del país que, por el momento, se están pudiendo controlar sin graves consecuencias, aunque las repercusiones sobre la naturaleza son notables. Así está ocurriendo en la localidad de Llutxent, en Valencia, donde se declaró este lunes un incendio que ha obligado a desalojar a 2.500 personas de sus viviendas y ya ha calcinado más de 1.400 hectáreas de bosque, según la última medición realizada por los servicios de extinción coordinados por Emergencias de la Generalitat Valenciana este martes. 

El incendio continúa activo y por el momento no ha sido estabilizado, por lo que esta superficie podría aumentar, según ha indicado a Efe fuentes de Emergencias. El director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, el origen parece haber sido un rayo, pues en la jornada de ayer se produjeron fuertes tormentas por buena parte del país. Durante la noche el incendio ha evolucionado de forma lenta y se espera una evolución favorable en las próximas horas si el viento se mantiene en calma, ha manifestado Ángel.

Más de 20 efectivos terrestres han permanecido trabajando en las labores de extinción esta noche y a partir de las 7.30 horas se han ido incorporando los medios aéreos a la lucha contra el fuego, que contará con 21 aeronaves de forma secuencial a lo largo de la jornada para descargar agua en las zonas más complicadas. En algunos puntos ya no queda llama y se está trabajando en perimetrar la zona afectada y en la detección de las zonas de más calor para descargar agua y retardante.

Desalojados de diferentes zonas

Las personas desalojadas como consecuencia de este incendio, un total de 2.500, son de La Drova, en el municipio de Barx, y en las urbanizaciones de Montesol y Montepino, entre ellas, los ancianos del Centro Sociosanitario Mondúver. Han sido acogidos en el polideportivo del Raval de Gandia y han sido atendidos por Cruz Roja y personal del Ayuntamiento.

La Unidad Militar de Emergencia (UME) desplazó al lugar 136 militares y 50 vehículos, que hoy permanecen operativos dentro del despliegue de medios que coordina el Centro de Emergencia de la Generalitat y durante la noche han realizado labores de ataque directo con autobomba y herramienta manual de cola a cabeza en el flanco izquierdo del incendio. A las 6 de la mañana se han comenzado a realizar los primeros relevos de los medios terrestres y hoy trabajarán ocho unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat, de ellos cinco autobombas, ocho brigadas de la Diputación y cinco dotaciones del Consorcio de Bomberos.

En cuanto a las condiciones meteorológicas y previsiones para hoy, se prevé viento de componente sur que pueden rolar a norte, noreste e incluso este, con velocidades esperadas de 20 km/h.  El teléfono de Emergencias de la Generalitat 112 ha recibido desde las 15 horas de ayer, cuando comenzó el incendio, 379 llamadas relacionadas con el incendio de Llutxen

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios