Sábado, 19.01.2019 - 00:02 h
Un año del referéndum soberanista

La CUP acusa al Govern y sus socios de no hacer realidad la república catalana

Los CDR han cortado las vías de la estación de Girona poco antes de las 7 de la mañana, una de las primeras acciones convocadas en toda Cataluña.

Un grupo independentista corta un tramo de la AP-7
Un grupo independentista corta un tramo de la AP-7 / @CDR_CAMBRILS

La CUP ha aprovechado las manifestaciones por el fallido referéndum y  ha acusado a las instituciones catalanas de haber frustrado la "victoria" que considera que obtuvo el independentismo en el referéndum del 1-O en lugar de haberla materializado. En un comunicado por el aniversario del 1-O, ha calificado el referéndum como una victoria popular pero lamenta que "un año después esta victoria se ha visto frustrada desde las propias instituciones que la debían materializar".

La formación anticapitalista ha reivindicado las movilizaciones que se produjeron en Catalunya los días anteriores y posteriores al 1-O, y ha criticado que "la potencialidad de estas acciones quedó neutralizada por las gesticulaciones simbólicas del soberanismo gubernamental", como la declaración de independencia del 27 de octubre porque el Govern no aplicó ninguna medida para hacerla efectiva.

Así, consideran que tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre se ha iniciado un cambio de ciclo político que ha canalizado el objetivo de ruptura con el Estado hacia la negociación, por lo que cree que la república catalana "está a día de hoy en el congelador". "Por eso el Govern autonómico no está en disposición de implementar la República, aunque realmente quieran, ya que acatando las leyes y las reglas de juego nunca tendremos suficiente fuerza para impulsar los cambios profundos que implica la autodeterminación", han sentenciado los 'cupaires'. También ha acusado a las empresas del Íbex 35 y a las organizaciones empresariales de presionar para evitar la independencia, y ha llamado a la movilización para "volver a poner el centro de gravedad de la acción política en la calle y los centros de trabajo y sacarlo de las instituciones".

Este lunes se cumple un año de la celebración del referéndum del 1-O, la consulta ilegal organizada por la Generalitat de Cataluña en la que se preguntaba a los catalanes si querían convertir a la comunidad autónoma en un estado independiente en forma de república. Con motivo de esta fecha, unos 400 miembros de los Comités de defensa de la República (CDR) han cortado las vías de la estación del AVE en Girona, en donde han entrado poco antes de las siete de la mañana, en una de las primeras acciones convocadas en toda Cataluña, y otro grupo ha cortado la circulación en la AP-7 a la altura de Vandellòs. 

Las zonas de actuación de los manifestantes por el 1-O se han sucedido por varias zonas. Una de ellas ha sido la Jefatura Superior de Policía.  Estudiantes de la manifestación que recorre el centro de Barcelona para reivindicar el 1 de octubre han pintado en la calzada ante la Jefatura Superior de Policía, en Via Laietana, el lema '1-O Ni olvido ni perdón', el lema de la convocatoria. La manifestación se ha detenido en ese punto para trazar con pintura blanca el lema entre consignas de '1-O ni olvido ni perdón' y 'A por ellos' y una gran pitada. También ha habido gritos contra los Mossos d'Esquadra que custodiaban el inmueble como 'No os merecéis la senyera que lleváis' y 'Menos policía, más bomberos'.

En la estación de AVe, unas 400 personas han irrumpido en la estación hacia las 6.50 horas, pese a que media docena de miembros del personal de seguridad y Mossos d'Esquadra han intentado impedirlo bloqueando las puertas, si bien no lo han conseguido ante el gran número de activistas que se han concentrado en el lugar.

Un numeroso grupo ha irrumpido en las vías del AVE
Un numeroso grupo ha irrumpido en las vías del AVE / @CDRGIRONASALT

Con gritos de "1-O, ni olvido ni perdón", los CDR han bajado a las vías y han ocupado los andenes, impidiendo que uno de los trenes del AVE que en ese momento llegaba a la estación pudiera detenerse para que los pasajeros bajaran del convoy y los que esperaban pudieran subir al mismo. La acción ha concluido entre gritos de los manifestantes contra el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch.

Según ha informado Renfe, como consecuencia de la protesta se detuvo la circulación del AVE entre las estaciones de Figueres, Girona y Barcelona, y los viajeros afectados fueron derivados a servicios regionales de Rodalies. Posteriormente, los manifestantes han retirado la bandera española que ondeaba en la fachada de la Delegación del Govern de la Generalitat y han colgado en su lugar una estelada tras algún rifirrafe con los miembros de seguridad del edificio, que intentaban impedirlo.

Un grupo entra en la Delegación del Govern de Girona y retira la bandera española
Un grupo entra en la Delegación del Govern de Girona y retira la bandera española / @CDRGIRONASALT

Por su parte, los CDR de Tarragona han cortado la circulación de la autopista AP-7 a la altura de Vandellòs a las 7.30 horas de este lunes, han informado a Europa Press los Mossos d'Esquadra. Un centenar de manifestantes ha ocupado las vías en el kilómetro 283 y ha colocado neumáticos y otros objetos para impedir el paso de vehículos. Según el Servei Català de Trànsit, hay dos kilómetros de vía cortados.

En el centro de Barcelona, medio millar de miembros de los CDR que a primera hora de esta mañana se habían concentrado en plaza de Catalunya, plaza Letamendi y Via Laietana, han confluido en el Passeig de Gràcia y han marchado hacia la Diagonal, cortando esta céntrica vía barcelonesa y las calles que la atraviesan.

Numerosas líneas de los autobuses de Barcelona están modificando sus rutas para evitar los cortes de tráfico que provocan los CDR en su recorrido por el centro de la capital. Los conductores buscan las mejores alternativas para volver a su ruta habitual, según ha indicado un portavoz de TMB (Transportes Metropolitanos de Barcelona), que ha precisado que el metro en la ciudad condal circula con normalidad.

CDR Barcelona
Manifestantes en el centro de Barcelona / EFE

En su recorrido, los CDR han colocado numerosas pegatinas en elementos del mobiliario urbano, oficinas bancarias y en la sede de la Bolsa de Barcelona y se han producido ataques a algunos comercios. Algunos grupos de CDR han convocado por las redes sociales a sus miembros a acudir y apoyar a quienes ya se encuentran en la estación del AVE de Girona con el fin de "resistir, demostrándoles nuestra fuerza y que el control del territorio es nuestro", junto a las etiquetas #TardorCalenta, #1OctalCarrer y #AturemElPaís.

Ahora en Portada 

Comentarios