Martes, 07.04.2020 - 00:55 h
Comparecencia sobre su situación personal

El juez acuerda prisión provisional para el exdirector de Pemex por riesgo de fuga

Emilio Lozoya fue detenido este miércoles por la Policía Nacional al ser reclamado por México por presunto fraude de 280 millones de dólares.

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. /EFE
Emilio Lozoya, exdirector de Pemex. /EFE

El magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha decretado prisión provisional para el exdirector de Pemex Emilio Lozoya ante la existencia de un riesgo real de que abandone el país tras su detención este miércoles por agentes de la Policía Nacional. El empresario había sido reclamado por las autoridades de México por un presunto fraude de 280 millones de dólares. Ahora, el magistrado da un plazo de 45 días al país norteamericano para que aporte toda la documentación necesaria para dar comienzo al proceso de extradición.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 explica en un auto que Lozoya fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional en base a la Orden Internacional de Detención (OID) dictada por México, que le reclama para juzgarle por delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (el equivalente al delito de blanqueo de capitales que recoge nuestro Código Penal). Teniendo en cuenta que se trata de un tipo penal que acarrea penas de cárcel de hasta 15 años y que existe un riesgo real de fuga del magnate mexicano, el magistrado acuerda la medida de prisión sin fianza. Al respecto razona además que no consta que tenga arraigo laboral en España y que llegó al país hace apenas dos días, si bien la Policía Judicial le seguía la pista desde hacía meses. 

El que fuera director general de Petróleos Mexicanos entre 2012 a 2016 fue detenido este mismo miércoles en el marco de un operativo desarrollado de manera conjunta entre el Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la Policía Nacional y  la Comisaría Provincial de Málaga. Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional se prolongaron durante nueve meses, hasta que a principios de 2020 se pudo situar al prófugo en la provincia de Málaga por lo que procedieron a su arresto cumpliendo así con el Tratado en Material Penal entre ambos países.

Llevaba un carnet falso

El magistrado explica en su auto que el exdirectivo mexicano iba en un taxi cuando se produjo la detención y portaba consigo una licencia de conducir mexicana con su fotografía pero a nombre de otra persona, por lo que entiende que su intención era sustraerse de la acción de la Justicia. De acuerdo con la comunicación remitida el pasado mes de mayo por las autoridades mexicanas, a Lozoya se le reclama por presunto delito de blanqueo. En concreto le acusan de comprar un bien inmueble dentro del país con dinero procedente de una actividad ilícita.

De acuerdo con las autoridades mexicanas, Lozoya habría actuado en connivencia con los también imputados Alonso Anciara y su hermana Gilda Susana Lozoya mientras era el máximo responsable de Pemex ofreciendo contratos ilícitos de la petrolera a cambio de conseguir esta vivienda, lo que habría causado un "grave perjuicio para el Estado Mexicano". El empresario ha comparecido en esta vista por videconferencia desde los juzgados de Marbella por lo que no ha sido trasladado a la capital. 

45 días de plazo

El magistrado recuerda que la medida acordada para Lozoya quedará sin efecto si, transcurridos los 45 días de plazo a contar desde este 12 de febrero, México no cumple con los trámites establecidos y presenta la solicitud de extradición de manera formal ante el Ministerio de Exteriores o el Ministerio de Justicia. La Fiscalía del país norteamericano asegura que el empresario llevaba fugado desde el pasado mes de mayo y estima que el monto total defraudado con estas presuntas prácticas asciende a 280 millones de dólares.

De hecho, la Policía Nacional explicó este miércoles que su localización en Marbella ha venido dificultada estos meses debido a su alto poder adquisitivo y los lazos internacionales. Con todo, no es la primera vez que su nombre sale a relucir en la Audiencia Nacional. La UCO le situó como uno de los presuntos socios de Javier López Madrid de acuerdo con un informe aportado al caso Lezo (sobre presuntas irregularidades en el Canal de Isabel II) y al que tuvo acceso este periódico. El mismo puso de manifiesto cómo Lozoya empleó seudónimos para repartir un total de 1,86 millones de dólares que provendrían de comisiones ilícitas de obras adjudicadas a OHL. Tanto López Madrid como el empresario mexicano fueron consejeros delegados de la mercantil Infoglobal, empresa que resultó adjudicataria de importantes contratos del Sistema de Transportes Colectivo o del Gobierno mexicano, según la documental incautada. 

Con todo se trata de una persona muy ligada al poder teniendo en cuenta que fue durante muchos años hombre de confianza del expresidente Peña Nieto llegando a convertirse en uno de los ejecutivos con más poder en el mercado energético global. Prueba de ello es que el magnate intentó apartar del cargo al presidente de Repsol, Antonio Brufau en plena pugna por hacerse con poder de la petrolera española (homóloga de Pemex en México). Incluso llegó a unir fuerzas con la constructora Sacyr Vallehermoso aunque finalmente sus pretensiones no llegaron a buen término. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING