Viernes, 22.06.2018 - 13:26 h
La menor cayó por una ventana

La Policía revisará el caso de la muerte de la hija de Ana Julia en Burgos en 1996

Los investigadores buscan pruebas de la estancia de la detenida por la muerte de Gabriel en Burgos, donde residió antes de trasladarse a Almería. 

Ana Julia Quezada en la concentración de apoyo a los familiares de Gabriel.
Ana Julia Quezada en la concentración de apoyo a los familiares de Gabriel. / EFE

Las Fuerzas de Seguridad investigan datos sobre los años que residió en Burgos Ana Julia Quezada, detenida este domingo por la muerte de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desaparecido en febrero en Las Hortichuelas (Almería), por si estuviera relacionada con algún otro suceso.

Ana Julia, de 44 años, llegó en 1995 a Burgos procedente de su país natal, la República Dominicana, y se instaló junto a sus dos hijas de dos y cuatro años -que tuvo en su país fruto de una relación anterior- en un piso de esta ciudad. Un año después, la niña de cuatro años cayó por la ventana y  falleció en lo que fue considerada una muerte accidental, según han informado a Efe fuentes de la investigación, quienes han añadido que fue la pareja en ese momento de Ana Julia -que no era el padre de la niña- quien encontró su cuerpo.

Según estas fuentes, este caso se cerró como una muerte accidental. La otra hija, que ahora tiene 24 años, continúa residiendo en Burgos.

Tras conocerse su supuesta implicación en la desaparición y posterior muerte de Gabriel Cruz, la Policía Nacional está investigando los años que Ana Julia Quezada residió en Burgos y donde trabajó durante un tiempo en una carnicería.

Ana Julia se marchó de Burgos en 2014 con su expareja a la localidad de Las Negras, en Níjar, donde estuvo trabajando en hostelería antes de romper su relación con este hombre y comenzar otra con el padre del pequeño Gabriel.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios