Jueves, 05.12.2019 - 10:42 h
Tras la decisión del Tribunal Supremo 

Los nietos exigen enterrar a Franco con honores militares: himno, banda y salvas

Quieren que se haga valer el Real Decreto 684-2010, que obliga a las Fuerzas Armadas a rendir homenaje en las honras fúnebres de los jefes de Estado. 

Cripta de la familia Franco en el cementerio de El Pardo
Los Franco exigen volver a enterrar a su abuelo con honores militares. / L.I. 

Los familiares de Franco están dispuestos a llegar hasta el final en la batalla legal contra la exhumación de los restos de su abuelo, hasta el punto de que, si no pueden evitar el traslado del féretro a El Pardo-Mingorrubio, van a exigir al Consejo de Ministros esta misma semana que cumpla con la ley vigente y se le entierre con los preceptivos honores militares. Los Franco quieren que se haga valer el Real Decreto 684/2010, avalado por el Tribunal Supremo, que obliga a las Fuerzas Armadas a rendir homenaje en las honras fúnebres de los jefes de Estado, “y Franco lo ha sido desde 1936 hasta 1973”, aseguran fuentes jurídicas implicadas en el proceso.

En concreto, ese Real Decreto aprueba el Reglamento de Honores Militares, en cuyo Título IV se regulan los “honores fúnebres militares” (artículos 36 a 43), que estipulan que se rendirán ese tipo de homenajes, además de a la familia Real y a los civiles y militares muertos en actos de servicio, a “los expresidentes del Gobierno y otras personalidades de especial relevancia a las que por sus excepcionales servicios a España así se determine por real decreto de la Presidencia del Gobierno”. Los asesores legales de la familia entienden que en ese grupo se encuadra Francisco Franco, de forma que, si se sigue el reglamento establecido, habría que reinhumarlo en Mingorrubio con presencia de una unidad militar específica “con bandera, banda y música y consistirá en la interpretación del himno nacional completo, arma presentada y una descarga de fusilería. En su caso, la salva de cañonazos que corresponda”.

Desde el entorno de la familia Franco se recuerda que el propio Tribunal Supremo, a la hora de dictar la sentencia que avala la exhumación de Franco del Valle de los Caídos y su posterior reinhumación, admite que siempre “se tendrán en cuenta los deseos de la familia” y se respetará la “dignidad de los restos”. Es más, si se sigue al pie de la letra la normativa del decreto, deberá se la Presidencia del Gobierno quien se encargue de organizar todo el entierro con los correspondientes honores militares.

Hasta el momento, tanto desde el Ministerio de Justicia como desde la Vicepresidencia del Gobierno se están realizando todos los preparativos para el traslado, con la idea de hacerlo el próximo lunes 28 de octubre. Se trata de un día en el que el Valle de los Caídos está cerrado al público, apartado en el tiempo de la sentencia del procés, que se prevé para el lunes o martes de la semana que viene, y antes de que se inicie la campaña electoral del 10-N.

La posibilidad de tener que enterrar de nuevo a Franco con honores fúnebres militares se llegó a analizar en el seno del Gobierno cuando, hace ya varios meses, la familia Franco lo dejó caer en alguno de los escritos que ha enviado para intentar frenar la exhumación, si bien en ese momento no se le dio ninguna importancia, por entender que ya recibió todos los honores en su primer entierro.

Recurso de amparo y Estrasburgo 

Los asesores jurídicos de la familia están ultimando el recurso de amparo que van a presentar ante el Tribunal Constitucional, con petición de  medidas cuatelarísimas, para intentar evitar 'in extremis' que se produzca la exhumación, a sabiendas de que tras la sentencia firme del Supremo va a ser muy complicado hacerlo. Si ese recurso decae, los letrados tienen 'in mente' también llegar hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, por entender que se han vulnerado muchos de los derechos de los familiares reconocidos en el ámbito europeo.

Mientras, este mismo martes se ha reunido el Tribunal Supremo para solventar los últimos flecos procesales que den vía libre a la exhumación y traslado de los restos del dictador. Se trata de retirar la suspensión que el propio tribunal dictaminó en junio y tratar sobre los recursos administrativos pendientes, de carácter menor, y que en ningún caso amenazan el proceso. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING