Jueves, 05.12.2019 - 15:48 h
Minutos después de despegar

"Un susto pero no hizo falta ayuda del médico": el percance de Sánchez en un jet

El avión particular había sido alquilado por el PSOE. Salió de Barajas, tuvo una despresurización de la cabina y tuvo que regresar a la pista.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez cancela su visita a Los Alcázares por una avería en el avión. / E.P. 

"Ha sido un susto grande". Así definen fuentes del entorno del presidente del Gobierno en funciones el percance que ha sufrido este jueves, minutos después de finalizar el Consejo de Ministros, en el cielo de Madrid, minutos después de despegar de la terminal VIP del aeropuerto de Barajas. El PSOE le había alquilado un jet privado para que se desplazara hasta Los Alcázares, en Murcia, pero la aeronave tuvo un problema y el jefe del Ejecutivo tuvo que regresar de urgencia a tierra.

Sánchez llegó a Barajas tras un importante Consejo de Ministros donde, entre otras medidas, se ha aprobado un decreto ley para luchar contra los independentistas en la Red. Subió al jet privado junto al reducido equipo que le suele acompañar en estos viajes de precampaña y que está formado por profesionales (incluidos los de seguridad y médicos), tanto de Moncloa como del PSOE. Todo iba bien y, de repente, saltó la alarma.

Según explican fuentes de su entorno, el problema fue una despresurización de la cabina. Saltaron las mascarillas y el presidente en funciones y su equipo tuvieron que ponérselas. Todo quedo en ese susto y, de hecho, ninguno de los presentes necesitó ayuda médica tras lo sucedido, indican las mismas fuentes.

Sánchez estuvo ayer en Cataluña. Era su primera visita tras el 'escrache' que sufrió hace dos lunes y en esta ocasión la caravana oficial no sufrió ningún problema. El dispositivo estuvo especialmente protegido por los Mossos d'Esquadra, de forma que los independentistas no pudieron ni siquiera acercarse al jefe del Ejecutivo.

El PSOE ha decidido evitar las polémicas por el uso abusivo del Falcon que el presidente del Gobierno tiene a su disposición y por eso está tirando de aviones privados. Los alquila Ferraz, algo que ya hizo durante los días previos a la cita con las urnas del 28 de abril. La factura, por un aeroplano igual que el Falcon 900 oficial, es de unos 4.000 euros la hora, aunque se puede negociar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING