Lunes, 19.08.2019 - 06:53 h
Negociaciones en la Comunidad de Madrid

El PP pide un informe jurídico para saber hasta dónde puede ceder poder a Vox

El equipo de Díaz Ayuso no descarta ceder la gestión de empresas públicas, como Obras de Madrid, exNuevo Arpegio, a dirigentes del partido de Abascal.

El PP pide un informe jurídico para saber hasta dónde puede ceder poder a Vox
El PP pide un informe jurídico para saber hasta dónde puede ceder poder a Vox. / EFE

Vox se ha plantado y amenaza con hacer saltar por los aires la formación de un Gobierno de centro-derecha en la Comunidad de Madrid. ¿El problema? El PP no ha cumplido con lo pactado en el Ayuntamiento de Madrid y el nuevo alcalde, José Luis Martínez Almeida, no ha dado entrada a sus dirigentes en algunas concejalías. La situación en este momento es de tensión entre dos equipos negociadores que no terminan de entenderse de cara a la investidura de Isabel Díaz Ayuso. Para que su elección en la Asamblea no corra peligro Génova ya se ha puesto en movimiento.

El PP quiere amarrar al máximo la elección de Ayuso. No quiere sustos de última hora con Vox y en previsión de que el partido de Santiago Abascal les va a exigir puestos de gestión en el futuro organigrama madrileño ha encargado un informe a los servicios jurídicos del Ejecutivo regional en funciones para delimitar con claridad qué es Gobierno y qué no es Gobierno. Según explican fuentes de Génova, el objetivo es presentarse a las negociaciones con Vox con una estructura clara de hasta dónde llegan los órganos que dependen de la Puerta del Sol y a partir de ahí intentar encajar un acuerdo.

¿Forman parte las direcciones generales del Gobierno? ¿Y los máximos responsables de las empresas públicas? ¿Hasta dónde llega el poder de las diferentes consejerías? Son cuestiones que el PP, a día de hoy, no tiene del todo claras. Hay dirigentes que interpretan, por ejemplo, que una dirección general no se podría considerar como un puesto 'político'. Otros, en cambio, creen que sí. El documento que elaboren los servicios jurídicos de la CAM servirá para despejar estas dudas y encarar con mayores garantías el proceso negociador con Vox.

La posición oficial del PP es no dar entrada a dirigentes de Vox en las consejerías madrileñas y, al igual que ha pasado en el Ayuntamiento de la capital, conformar un equipo conjunto entre Isabel Díaz Ayuso de presidenta e Ignacio Aguado de vicepresidente. Populares y naranjas se repartirían las áreas de Gobierno con Vox, en definitiva, ocupando alguno de los segundos niveles en base a su representación en la Asamblea. No quieren en Génova, eso sí, agotar el plazo para formar Gobierno que expira el 11 de julio.

Pero Vox ya ha advertido que no quiere que PP y Cs les ninguneen. Ayer lunes Rocío Monasterio puso en 'stand by' las negociaciones para la Comunidad de Madrid y denunció un "incumplimiento de contrato" en el Ayuntamiento, donde se han quedado fuera de las concejalías. Populares y naranjas se han repartido, en efecto, todos los primeros puestos y han dejado a los de Abascal en la cuneta. De hecho, a primera hora de la mañana difundieron imágenes de la junta de Gobierno que inaugura la etapa postCarmena... y sin Javier Ortega-Smith.

Primera junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid
Primera junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid / PP

En el acuerdo 'sobre la bocina' firmado por PP y Vox el pasado sábado 15 de junio se contemplaba el compromiso concreto de dar un plazo de 20 días naturales desde la constitución de los ayuntamientos para integrar en "concejalías de Gobierno y puestos de responsabilidad directiva de entes municipales" a representantes de Vox en número y capacidad de gestión presupuestaria proporcionales a los resultados obtenidos en cada consistorio. No ha sido, efectivamente, así y los de Santiago Abascal ya ha denunciado una "interpretación espuria" del pacto.

Las empresas públicas, la joya de la corona

El PP de Díaz Ayuso ya se está preparando con este informe jurídico para acceder a que Vox pueda entrar en puestos de gestión. Una posibilidad que barajan los populares es la de que puedan ocupar cargos en empresas públicas, algunas de ellas consideradas como 'joyas de la corona' del Gobierno regional. "No lo descartamos en este momento", indican fuentes de Génova aclarando que las negociaciones con Rocío Monasterio están muy abiertas, a pesar del parón de este inicio de semana.

¿Qué empresas públicas son las más cotizadas en este momento? Una de ellas es Metro de Madrid, cuya inversión en los Presupuestos de 2019 ha llegado a los 1.130 millones de euros, un 8,7% más que en 2018. Ha sido dirigida por Borja Carabante, que se ha incorporado al equipo de Almeida en Cibeles. Es la principal firma de la Comunidad de Madrid, justo por delante del Grupo Canal de Isabel II, donde se va a gastar este año 988 millones de euros. Fuentes populares descartan, eso sí, delegar el control de estas dos sociedades a Vox, más si cabe después de la reestructuración ejecutada en el Canal por el Gobierno de Cristina Cifuentes.

Otra empresa pública 'cotizada' es Obras de Madrid, la firma que gestiona todo el suelo público de la región y que anteriormente era conocida como Nuevo Arpegio. Las fuentes consultadas que esta sí podría ser una sociedad a la que se le pueda colgar el cartel de 'cedible' a Vox. Hay que recordar que Monasterio se dedica a la construcción de viviendas.

Donde sí está descartado un cambio a corto plazo es en Telemadrid. José Pablo López, elegido por la Asamblea de Madrid gracias a los votos de PP, PSOE y Cs (y la abstención de Podemos) comenzó su mandato a principios de 2017 y todavía no ha llegado al ecuador del mismo. Para proceder a su cese como director general de la televisión pública la ley lo contempla en los supuestos de desviación presupuestaria y en caso de que la cámara autonómica sume una mayoría de dos tercios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios