Viernes, 06.12.2019 - 19:44 h
Según alertan los Técnicos de Hacienda

La precariedad del pensionista: un tercio cobra por debajo del umbral de la pobreza

En nuestro país hay 3,1 millones de pensionistas que vive en una situación muy precaria y con enormes dificultades para hacer frente al día a día. 

La precariedad del pensionista

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han realizado un análisis que deja en evidencia la situación económica que viven muchos pensionistas en nuestro país, con dificultades para llegar a fin de mes. Los técnicos han estimado que el 32,6% de los pensionistas cobra por todas sus pensiones menos de los 8.200 euros que delimita el umbral de la pobreza. Es decir, hay 3,1 millones de españoles que vive en una situación muy precaria y con enormes dificultades. 

Los cálculos han sido presentados un día antes de la manifestación prevista por los jubilados y ponen de manifiesto la necesidad de incrementar las pensiones mínimas, cuya revalorización supeditó el  presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Situación dispar a la que han vivido otros agentes de la sociedad puesto que los funcionarios verán incrementados sus salarios un 2,6%, según ha confirmado el Ministerio de Hacienda, mientras que en el sector privado la subida sería de un 3%, según la CEOE. Por tanto, y nuevamente, los grandes damnificados han sido los jubilados que únicamente verán incrementada su pensión un 0,5%, según plantea incrementarla el pacto de Toledo. 

El agravante de género en las pensiones es evidente. Seis de cada diez pensiones que perciben pensiones por debajo del umbral de la pobreza son mujeres (1,9 millones) y el otro es que en las prestaciones a las personas de mayor edad hay una gran diferencia por sexo. Algo inexplicable ya que las mujeres mayores de 65 años deberían cobrar prácticamente la mitad más de pensión para igualar la de los hombres de esa franja de edad, según los Técnicos del Ministerio de Hacienda. 

Diferencias territoriales y de género

Los datos de Gestha evidencian claras diferencias por territorios entre las prestaciones más bajas de los pensionistas. Andalucía y Cataluña liderarían las comunidades en las que mayor número de pensionistas reciben menos de 8.208,5 euros al año, seguidas a más distancia por Valencia, Madrid y Galicia.

En términos relativos, Canarias, Galicia y Murcia serían las comunidades en las que existe una mayor proporción de pensionistas, en torno al 40%, que reciben menos de 8.208,5 euros al año, junto con la ciudad autónoma de Melilla que encabeza el listado. En el otro lado se sitúan Castilla y León, Madrid, Aragón y Asturias. En esta última región, por ejemplo, aun así uno de cada cuatro pensiones tiene prestaciones por debajo del umbral de la pobreza. 

En nuestro país, y según un informe de brecha salarial y techo de cristal, las mujeres trabajadoras cobran casi un 30% menos que los hombres. Diferencia que se traslada también a la edad de jubilación. Es más, la brecha entre los mayores de 65 años es de 5.770 euros al año. En concreto, la pensión media de las mujeres con esta edad es de 11.836 euros anuales, una cuantía que las excluye directamente de las deducciones en la cuota del IRPF que parece barajar el Gobierno para los pensionistas de mayor edad.

En cuanto a las diferencias entre las pensiones de hombres y mujeres según la comunidad de residencia, la mayor brecha se localiza en Asturias, donde las mayores de 65 años cobran 8.751 euros menos que los pensionistas de su misma edad, seguida de Madrid y Cantabria, junto con Ceuta y Melilla. En cambio, Extremadura sería la región menos desigual desde este punto de vista, dado que la brecha entre ellos y ellas, aun siendo del 33,6%, está más de 15 puntos porcentuales por debajo de la media nacional, seguidas de Castilla-La Mancha y Canarias.

José María Mollinedo, secretario general de Gestha, ha destacado que "no se entiende la falta de voluntad política para acordar financiar con impuestos las pensiones no contributivas y equilibrar el presupuesto de la Seguridad social, y así poder revalorizar las pensiones en función del IPC para mantener el poder adquisitivo, especialmente, de los más de tres millones de pensionistas que reciben prestaciones que les sitúan por debajo del umbral de la pobreza. Y es que si tanto se debate acerca de la sostenibilidad del sistema público de pensiones, igualmente se debería hablar sobre la sostenibilidad de los pensionistas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING