Miércoles, 20.03.2019 - 09:21 h
Tras la retirada de la euroorden

Puigdemont afirma que volverá a Bélgica para seguir con "el mandato de la gente"

Ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en Berlín junto a su equipo de abogados después de quedar en libertad en este país.

Carles Puigdemont reunido en Berlín con Quim Torra
Carles Puigdemont en una rueda de prensa. / RUPLY

El ex presidente catalán Carles Puigdemont sigue con su 'cruzada' particular frente al Gobierno. En rueda de prensa, la primera tras la retirada de la euroorden, afirmó en Berlín que el fin de semana próximo regresará a Bélgica y que desde allí tiene la "voluntad de continuar el mandato de la gente" y proseguir con su actividad política. Puigdemont hizo estas declaraciones junto a su equipo de abogados después de quedar en libertad en este país tras la retirada de la orden de extradición española por los presuntos delitos de malversación de fondos y rebelión.

"Siempre hemos tenido disposición al diálogo, pero hay que abordar ya lo esencial, la relación entre España y Cataluña", afirmó Puigdemont, quien aseguró que quizá no pise suelo español en 20 años, pero seguro que en ese tiempo pisará "suelo catalán". "Hoy mismo podría pisar suelo catalán", aseguró Puigdemont, quien precisó que eso sería "en la parte del actual estado francés, pero no dejaría de ser Cataluña".

El expresidente catalán consideró que el PDeCAT puede mantener su apoyo al Gobierno español en ciertas votaciones en el Congreso siempre que el Ejecutivo "corresponda"."El señor (Pedro) Sánchez ha tenido los votos de nuestro grupo parlamentario para ser elegido y lo que es normal es que alguien que reciba los votos corresponda. Mientras eso sea así no veo ningún sentido para cambiar la intención de voto", dijo en relación con el presidente del Gobierno español.

El líder soberanista catalán insistió en que él no tiene "responsabilidad" en relación con lo que decida el grupo en el Parlamento del PDeCAT en el Congreso y aseguró: "desconozco cuál es la política del grupo parlamentario". "Estoy informado de las cuestiones generales", agregó el expresidente catalán, quien añadió: "lo que es la vida habitual del grupo parlamentario a mí se me escapa un poco. Hablo de un tema que desconozco", repitió Puigdemont, quien aseguró que durante los últimos tiempos se ha estado ocupando de asuntos "más transcendentales" en su vida.

El líder soberanista apreció que con el nuevo Gobierno español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, se ha producido un "cambio de estilo, de clima y de lenguaje" y aludió a que la entrevista que mantuvo el jefe del Ejecutivo español con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se produjo de "manera respetuosa". "Pero ahora tiene que venir el tiempo no de los gestos sino de los hechos", continuó Puigdemont, quien aseguró: "hemos demostrado siempre disposición, y la tendremos siempre, al diálogo, pero hay que abordar lo esencial. No se entendería que después de todo en las conversaciones políticas no se hablara de la relación entre Cataluña y España", añadió Puigdemont, quien defendió que se respete "la voluntad de que decida un pueblo sobre su futuro y su destino".

Puigdemont, calificó de "absurdo" que en el pasado el estado español haya estado dispuesto a reunirse con terroristas de ETA y ahora tenga reparos en dialogar con el movimiento independentista catalán, al que calificó de "democrático". "Es algo absurdo que el estado español haya estado dispuesto a reunirse con terroristas de ETA y ahora tenga reparos en dialogar con nosotros, los representantes de un movimiento independentista democrático" dijo Puigdemont durante una conferencia de prensa en Berlín.

Puigdemont agregó que ya no es el momento de los gestos sino de los hechos y que se debe dialogar sobre lo fundamental, que incluye al proyecto independentista catalán. "Sería absurdo un diálogo en el que no se hablara de las relaciones entre Cataluña y España", dijo.

Ahora en Portada 

Comentarios